Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000599.htm

Hidramnios

Es una afección que ocurre cuando se acumula mucho líquido amniótico durante el embarazo. También se le denomina trastorno del líquido amniótico o polihidramnios.

¿Qué causa el polihidramnios?

El líquido amniótico es un líquido que rodea y protege al feto (bebé que no ha nacido) dentro del útero. Proviene de los riñones del bebé e ingresa en el útero a partir de la orina de este. El líquido es absorbido cuando el bebé lo traga y a través de los movimientos respiratorios.

La cantidad de líquido aumenta hasta la semana 36 de embarazo. Después de eso, disminuye lentamente. Si el feto produce demasiada orina o no traga lo suficiente, el líquido amniótico se acumula. Esto causa polihidramnios.

¿Cuáles son los riesgos del polihidramnios?

Es probable que el polihidramnios leve no cause ningún problema. A menudo, el líquido extra que aparece durante el segundo trimestre retorna a la normalidad por sí solo. El polihidramnios leve es más común que el grave.

El polihidramnios puede ocurrir en embarazos normales con más de un bebé (gemelos, trillizos o más).

El polihidramnios grave puede significar que hay un problema con el feto. Si usted tiene polihidramnios grave, su proveedor de atención médica buscará estos problemas:

  • Anomalías congénitas del cerebro y la columna vertebral
  • Obstrucciones en el aparato digestivo
  • Un problema genético (un problema con los cromosomas que es hereditario)

Muchas veces, la causa del hidramnios no se encuentra. En algunos casos, está asociado con el embarazo en mujeres que tienen diabetes o con fetos de gran tamaño.

¿Cómo sabré si tengo polihidramnios?

El polihidramnios leve a menudo no tiene síntomas. Asegúrese de comentarle a su proveedor si presenta:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón o distensión del abdomen

Para detectar si hay polihidramnios, el proveedor medirá la "altura del fondo uterino" durante sus controles prenatales. La altura del fondo uterino es la distancia desde el hueso púbico hasta la parte superior del útero. Su proveedor también revisará el crecimiento del bebé, palpando el útero a través del abdomen.

Su proveedor le tomará una ecografía si hay probabilidades de que usted tenga polihidramnios. Esto medirá la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé.

¿Cómo se trata el polihidramnios?

En algunos casos los síntomas del polihidramnios se pueden tratar, pero su causa no puede tratarse.

  • Es posible que su proveedor le solicite que permanezca en el hospital.
  • Su proveedor también puede recetarle medicamentos para prevenir un parto prematuro.
  • Le podrían extraer parte del líquido amniótico adicional para aliviar sus síntomas.
  • Se pueden llevar a cabo pruebas sin esfuerzo para asegurarse de que el feto no esté en peligro (estas pruebas consisten en escuchar el ritmo cardíaco el bebé y vigilar las contracciones por entre 20 y 30 minutos).

Su proveedor también puede hacerle exámenes para averiguar por qué usted tiene exceso de líquido. Estos podrían incluir:

  • Análisis de sangre para detectar diabetes o una infección
  • Amniocentesis (una prueba para examinar el líquido amniótico)

El polihidramnios y el parto

El polihidramnios puede hacer que usted entre en trabajo de parto de manera prematura.

Es fácil que un feto con una gran cantidad de líquido a su alrededor gire y se voltee. Esto significa que hay una mayor probabilidad de estar en una posición con los pies hacia abajo (de nalgas) al momento del parto. Los bebés que vienen de nalgas a veces se pueden mover a una posición de cabeza hacia abajo, pero a menudo se tienen que sacar por cesárea.

¿Cómo puedo prevenir el polihidramnios?

No se puede prevenir el polihidramnios. Si usted tiene síntomas, coméntele a su proveedor para que la puedan examinar y tratar, si es necesario.

Nombres alternativos

Trastorno del líquido amniótico; Polihidramnios; Complicaciones del embarazo - hidramnios

Referencias

Buhimschi CS, Norman JE. Pathogenesis of spontaneous preterm birth. In: Creasy RK, Resnik R, Iams JD, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 39.

Gilbert WM. Amniotic fluid disorders. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 35.

Ultima revisión 11/11/2016

Versión en inglés revisada por: Irina Burd, MD, PhD, Associate Professor of Gynecology and Obstetrics at Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados