Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000406.htm

Tratamiento del dolor posquirúrgico en adultos

El dolor que ocurre después de la cirugía es una preocupación importante. Antes de la cirugía, usted y su médico pueden haber hablado sobre cuánto dolor se debe esperar y cómo se manejará.

Varios factores pueden determinar la cantidad de dolor que sienta y cómo manejarlo:

  • Los diferentes tipos de cirugías y cortes (incisiones) quirúrgicos causan distintos tipos e intensidades de dolor después de esto.
  • Una cirugía más traumática y más prolongada, además de causar más dolor, puede desgastarlo más. La recuperación de estos otros efectos de la cirugía también puede dificultar más el manejo del dolor.
  • Cada persona siente y reacciona al dolor de manera diferente.

Controlar el dolor es importante para su recuperación. El buen control del dolor es necesario para que pueda levantarse y empezar a moverse. Esto es importante porque:

  • Disminuye su riesgo de coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones, así como infecciones pulmonares y urinarias.
  • Usted tendrá una estadía hospitalaria más corta, de manera que se irá a casa antes, donde probablemente se recuperará con mayor rapidez.
  • Usted será menos propenso a tener problemas de dolor crónico persistente.

Su papel en el control del dolor

Hay muchos tipos de medicamentos para el dolor. Según la cirugía y su salud en general, usted puede recibir un solo medicamento o una combinación de medicamentos.

Los estudios demuestran que las personas que utilizan analgésicos después de la cirugía para controlar su dolor a menudo los usan menos que aquellos que tratan de evitar este tipo de medicación.

Su trabajo como paciente es comentarle a sus proveedores de atención médica cuando está teniendo dolor y si los medicamentos que está recibiendo lo controlan.

Anestesia controlada por el paciente (ACP)

Inmediatamente después de la cirugía, usted puede recibir medicamentos para el dolor directamente en las venas a través de una vía intravenosa (IV). Esta vía pasa a través de una bomba que se colocará para administrarle una cierta cantidad de analgésico.

Con frecuencia, usted puede pulsar un botón para administrarse más alivio del dolor cuando lo necesite. Esto se conoce como anestesia controlada por el paciente (ACP), ya que usted maneja la cantidad de medicamento adicional que recibe. Está programada para que usted no pueda administrarse demasiada cantidad.

Control del dolor epidural

Los analgésicos epidurales se administran a través de una sonda flexible (catéter). Este se introduce en la espalda dentro del pequeño espacio exactamente por fuera de la médula espinal. El analgésico se puede administrar en forma continua o en pequeñas dosis a través de la sonda.

Usted puede regresar de la cirugía con este catéter ya puesto en su lugar. O un médico (anestesiólogo) le introducirá el catéter en la región lumbar mientras usted se acuesta de lado en la cama del hospital después de su cirugía.

Los riesgos asociados con los bloqueos epidurales son infrecuentes, pero pueden incluir:

  • Descenso en la presión arterial. Se administran líquidos a través de una vena (vía intravenosa) para ayudar a mantener estable la presión arterial.
  • Dolor de cabeza, mareo, dificultad para respirar o una convulsión.

Inyecciones o pastillas para el dolor

Los analgésicos narcóticos (opiáceos) que se toman en pastillas o se administran en inyecciones pueden brindar suficiente alivio del dolor. Es posible que le suministren estes medicamentos inmediatamente después de la cirugía. Con mucha frecuencia, usted lo recibirá cuando ya no necesite el medicamento intravenoso continuo o epidural.

Las formas de recibir pastillas o inyecciones incluyen:

  • En un horario regular, en el que no tenga que solicitarlas
  • Solo cuando se las solicite a su enfermera
  • Solo en ciertos momentos, como cuando se levanta de la cama para caminar en el pasillo o ir a la fisioterapia

La mayoría de las pastillas o inyecciones brindan alivio durante 4 a 6 horas o más. Si los medicamentos no controlan lo suficientemente bien su dolor, pregúntele a su proveedor respecto a:

  • Recibir una pastilla o inyección con mayor frecuencia
  • Recibir una dosis más fuerte
  • Cambiar por un medicamento diferente

En lugar de utilizar medicamentos opiáceos, es posible que su cirujano le diga que tome paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil o Motrin) para controlar el dolor. En muchos casos, estos analgésicos sin opiáceos son tan efectivos como los narcóticos. También le ayudan a evitar el riesgo de uso inadecuado de y la adicción a los opiáceos.

Nombres alternativos

Alivio del dolor posoperatorio

Referencias

Benzon HA, Shah RD, Benzon HT. Perioperative nonopioid infusions for postoperative pain management. In: Benzon HT, Raja SN, Liu SS, Fishman SM, Cohen SP, eds. Essentials of Pain Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 12.

Chou R, Gordon DB, de Leon-Casasola OA, et al. Management of postoperative pain: a clinical practice guideline from the American Pain Society, the American Society of Regional Anesthesia and Pain Medicine, and the American Society of Anesthesiologists' Committee on Regional Anesthesia, Executive Committee, and Administrative Council. J Pain. 2016;17(2):131-157. PMID: 26827847 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26827847.

Gabriel RA, Swisher MW, Sztain JF, Furnish TJ, Ilfeld BM, Said ET. State of the art opioid-sparing strategies for post-operative pain in adult surgical patients. Expert Opin Pharmacother. 2019;20(8):949-961. PMID: 30810425 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30810425.

Hernandez A, Sherwood ER. Anesthesiology principles, pain management, and conscious sedation. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14.

Ultima revisión 6/15/2019

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados