Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000367.htm

Donación de sangre antes de la cirugía

El cirujano tendrá mucho cuidado durante la cirugía para reducir la cantidad de sangre que usted pierda. Sin embargo, la sangre puede seguir supurando de los tejidos que se cortaron, incluso después de que la operación haya terminado. Para reponer esta sangre, a usted le pueden hacer una transfusión sanguínea. Se trata de un procedimiento seguro y común durante el cual usted recibe sangre a través de una vía intravenosa (IV) colocada en uno de los vasos sanguíneos.

Aquí se describen varias fuentes de sangre.

Sangre del público (donación de sangre de voluntarios)

La fuente más común de sangre que se administra durante o después de una cirugía es de voluntarios del público general. Este tipo de donación se denomina donación de sangre alógena. Se examinará su sangre para asegurar que reciba el tipo correcto de sangre de voluntarios.

Muchas comunidades tienen un banco de sangre en el cual cualquier persona saludable puede donar su sangre. Esta sangre se analizará para ver si es compatible con la suya.

Usted tal vez haya leído acerca del peligro de resultar infectado con hepatitis, VIH u otros virus después una transfusión sanguínea. Las transfusiones de sangre no son 100% seguras. Sin embargo, se piensa que el suministro de sangre actual es ahora más seguro que nunca antes. La sangre donada se analiza en busca de muchas diferentes infecciones. Además, los hemocentros tienen una lista de los donantes que no son seguros, por lo que el riesgo de una infección debida a una transfusión sanguínea es bajo.

Los donantes responden una lista detallada de preguntas acerca de su salud antes de que se les permita donar. Estas preguntas incluyen factores de riesgo para infecciones que puedan transmitirse a través de la sangre, como hábitos sexuales, consumo de drogas e historial de viajes actual y pasado.

Sangre de donante directo (miembro de la familia o amigo)

Este método involucra a un miembro de la familia o amigo que dona sangre antes de la cirugía. Esta sangre luego se separa y se conserva sólo para usted en caso de necesitar una transfusión sanguínea después de la operación.

La sangre de estos donantes se debe recolectar al menos unas semanas antes de que se necesite. Esta sangre se analiza para ver si es compatible con la suya y también se examina en busca de infección.

La mayoría de las veces, usted necesitará hacer los arreglos necesarios con su hospital o banco local de sangre antes de su cirugía para tener sangre de donante directo.

Es importante destacar que no existe ninguna evidencia de que recibir sangre de los miembros de la familia o los amigos sea más seguro que recibir sangre del público general.

Autodonación de sangre (su propia sangre)

Aunque se piensa que la sangre donada por el público general y empleada por la mayoría de las personas es muy segura, algunas personas optan por usar un método llamado autodonación de sangre. La sangre autóloga es la sangre donada por usted mismo, la cual puede recibir después si necesita una transfusión durante o después de la cirugía.

  • Usted puede recibir sangre extraída desde 6 semanas hasta 5 días antes de su cirugía.
  • La sangre se guarda y es apta durante unas semanas a partir del día en que se recolecta.
  • Si su sangre no se utiliza durante o después de la cirugía, se bota.

Si desea donar su propia sangre, debe hacer los arreglos usted mismo. Su hospital puede estar acondicionado para recibir estas donaciones y guardar la sangre. De lo contrario, el banco local de sangre puede ocuparse de este proceso. La mayoría de las veces, tendrá que pagar por este proceso.

Problemas que pueden surgir con la autodonación de sangre:

  • Donar esta sangre puede volverlo anémico, o tener hemogramas más bajos, antes de su cirugía. En consecuencia, aún es posible que usted necesite recibir una transfusión sanguínea con sangre donada por el público general. En este caso, su proveedor puede sugerirle no donar su propia sangre con mucha cercanía a la fecha de su cirugía para que tenga tiempo para recuperarse antes de la cirugía.
  • En muy raras ocasiones, un error por parte del hemocentro o del hospital puede ocasionar que usted reciba la unidad de sangre equivocada. Si esto sucede, usted puede tener una reacción a la sangre que recibe.

Su proveedor probablemente le solicitará que tome vitaminas y minerales adicionales para ayudarle a su cuerpo a producir más células sanguíneas, incluso:

  • Comprimidos de hierro
  • Ácido fólico
  • Vitamina C

Usted también puede recibir una inyección para reforzar su conteo sanguíneo antes de la cirugía.

Referencias

Cushing MM, Ness PM. Principles of red blood cell transfusion. In: Hoffman R, Benz EJ Jr, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 112.

Miller RD. Patient blood management: transfusion therapy. In: Miller RD, ed. Miller's Anesthesia. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 56.

U.S. Food and Drug Administration. Blood and blood products. Available at: www.fda.gov/BiologicsBloodVaccines/BloodBloodProducts. Accessed August 31, 2015.

Actualizado 7/13/2015

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados