Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007738.htm

Objetos extraños - inhalación

Si usted inhala un objeto extraño por la nariz, la boca se puede atorar en el tracto respiratorio. Esto puede causar problemas respiratorios o asfixia. El área alrededor del objeto también puede infectarse.

Consideraciones

Los niños de 6 meses a 3 años están en el grupo de edad que tiene más probabilidad de respirar (inhalar) un objeto extraño. Estos elementos pueden incluir semillas, monedas, juguetes, pelotas u otros elementos o alimentos pequeños.

Causas

Los niños pequeños pueden inhalar fácilmente alimentos pequeños (semillas, nueces o palomitas de maíz) y objetos (botones, cuencas, partes de juguetes) cuando juegan o comen. Esto puede causar un bloqueo total o parcial de las vías respiratorias.

Las vías respiratorias de los niños son más pequeñas que las de los adultos. Tampoco pueden mover tanto aire cuando tocen para empujar el objeto. Por lo tanto, es más probable que un objeto extraño se atore y bloquee el pasaje.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Asfixia
  • Tos
  • Dificultad para hablar
  • Problemas para respirar o dejar de hacerlo (estrés respiratorio) 
  • Que el rostro se ponga azul, rojo o blanco
  • Sibilancias
  • Dolor de pecho, garganta o cuello

Algunas veces, solo se observan síntomas menores inicialmente. El objeto se puede olvidar hasta que se presentan síntomas como inflamación o infección.

Primeros auxilios

Se pueden aplicar primeros auxilios a un bebé o niño mayor que haya inhalado un objeto. Los primeros auxilios incluyen.

  • Palmadas en la espalda o compresiones en el pecho en bebés
  • Compresión abdominal para niños mayores

Asegúrese de estar capacitado para brindar primeros auxilios.

Cualquier niño que pudo haber inalado un objeto extraño debe ser llevado a consulta médica. Un niño con las vías respiratorias bloqueadas requiere de asistencia médica de emergencia.

Si la asfixia o la dos desaparece y el niño no tiene otros síntomas, es necesario observarlos en caso de presentar señales o síntomas de infección o irritación. Es posible que se necesiten radiografías.

Puede ser necesario realizar un procedimiento llamado broncoscopía, para confirmar el diagnóstico y extraer el objeto. Pueden requerirse antibióticos y terapia respiratoria si se desarrolla una infección.

Lo que no debe hacer

No alimente a la fuerza a los bebés que están llorando o respirando rápidamente. Esto puede causar que el bebé inhale alimentos líquidos o sólidos a sus vías respiratorias

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor de atención médica o al número local de emergencias (como 911 en los Estados Unidos) si piensa que un niño ha inhalado algún objeto extraño.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen:

  • Mantenga los objetos pequeños fuera del alcance de los niños.
  • No haga que hablen, se rían o jueguen mientras tienen alimento en la boca.
  • No suministre a niños menores de 3 años, alimentos peligrosos como salchichas, uvas enteras, nueces, palomitas de maíz, alimentos con hueso o semillas, o dulces duros.
  • Enseñe a los niños que eviten colocarse objetos en la nariz o en otras aberturas del cuerpo.

Nombres alternativos

Vías aéreas obstruidas; Bloqueo en las vías respiratorias

Referencias

Marcdante KJ, Kliegman RM. Upper airway obstruction. In: Kliegman RM, Stanton BF, eds. Nelson Essentials of Pediatrics. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2015:chap 135.

Schroeder JW, Holinger LD. Foreign bodies in the airway. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 387.

Shah SR, Little DC. Ingestion of foreign bodies. In: Holcomb GW, Murphy JP, Ostlie DJ, eds. Ashcraft's Pediatric Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 11.

Thomas SH, Goodloe JM. Foreign bodies. In Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA.: Elsevier; 2018:chap 53.

Ultima revisión 4/4/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.