Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007600.htm

Vacuna contra la influenza o gripe (inactivada o recombinante): lo que usted necesita saber

La totalidad del siguiente contenido se ha tomado de la Hoja de información sobre vacunas (Vaccine Information Statement, VIS) del CDC sobre la vacuna inactivada contra la influenza: www.immunize.org/vis/spanish_flu_inactive.pdf

Información de revisión del CDC para la VIS de la vacuna inactivada contra la influenza:

  • Última revisión de la página: 7 de agosto de 2015
  • Última actualización de la página: 7 de agosto de 2015
  • Fecha de emisión de VIS: 7 de agosto de 2014

Fuente del contenido: Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias

Información

1. ¿Por qué es necesario vacunarse?

La gripe o influenza es una enfermedad contagiosa que se propaga a lo largo de los Estados Unidos todos los años, generalmente, entre octubre y mayo.

La influenza es causada por los virus de la influenza y se transmite principalmente al toser, estornudar y a través del contacto cercano.

Todas las personas pueden contraer influenza. Esta enfermedad ataca de forma repentina y puede durar varios días. Los síntomas varían de acuerdo a la edad, pero pueden incluir los siguientes:

  • Fiebre/escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Dolores musculares
  • Fatiga
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Rinorrea o congestión nasal

La influenza también puede provocar neumonía e infecciones de la sangre y puede causar diarrea y convulsiones en niños. Si usted tiene una afección, como una enfermedad cardíaca o pulmonar, la influenza puede empeorarla.

La influenza es más peligrosa para algunas personas. Los lactantes y los niños pequeños, las personas de 65 años de edad en adelante, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones de salud o un sistema inmunitario debilitado tienen un mayor riesgo.

Todos los años, miles de personas mueren por influenza en los Estados Unidos, y muchas más son hospitalizadas.

La vacuna contra la influenza puede:

  • Evitar que contraiga influenza,
  • Hacer que la influenza sea menos grave en caso de que sí la contraiga y
  • Evitar que contagie la influenza a su familia y a otras personas.

2. Vacunas contra la influenza inactivadas y recombinantes

Se recomienda una dosis de vacuna contra la influenza cada temporada de gripe. Los niños de entre 6 meses y 8 años de edad podrían necesitar 2 dosis durante la misma temporada de gripe. El resto de las personas necesita solo una dosis cada temporada de gripe.

Algunas vacunas contra la influenza inactivadas contienen una cantidad muy pequeña de un conservador hecho a base de mercurio, que se llama timerosal. Los estudios realizados no han demostrado que el timerosal presente en las vacunas sea perjudicial, pero existen vacunas contra la influenza que no contienen timerosal.

Estas vacunas no contienen ningún virus de influenza vivo. Por lo tanto, no pueden causar influenza.

Hay muchos virus de la influenza y estos cambian constantemente. Todos los años se fabrica una nueva vacuna contra la influenza para proteger contra 3 o 4 virus que probablemente causen la enfermedad en la próxima temporada de gripe. Sin embargo, incluso si la vacuna no corresponde exactamente a estos virus, aun puede proporcionar algo de protección.

La vacuna contra la influenza no puede prevenir:

  • Influenza provocada por un virus que no está cubierto por la vacuna o
  • Enfermedades que parecen la influenza, pero no lo sean.

Luego de la vacunación, la protección tarda aproximadamente 2 semanas en desarrollarse y esta dura toda la temporada de gripe.

3. Algunas personas no deben recibir esta vacuna

Informe lo siguiente a la persona que le aplicará la vacuna:

  • Si tiene alguna alergia grave que representa un riesgo para la vida. Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica que representa un riesgo para la vida después de haber recibido una dosis de la vacuna contra la influenza o si tiene una alergia grave a cualquier parte de esta vacuna, es posible que le recomienden no recibir la vacuna. La mayoría de los tipos de vacuna contra la influenza, pero no todos, contienen una pequeña cantidad de proteínas de huevo.
  • Si alguna vez tuvo el síndrome de Guillain-Barré (Guillain-Barré Syndrome, GBS). Algunas personas con antecedentes de GBS no deben recibir esta vacuna. Esto debe ser analizado con su médico.
  • Si no se siente bien. Por lo general, puede recibir la vacuna contra la influenza cuando tiene una enfermedad leve, pero es posible que se le pida regresar cuando se sienta mejor.

4. Riesgos de una reacción a la vacuna

Con cualquier medicamento, incluso las vacunas, hay probabilidades de que se produzcan reacciones. Generalmente, son leves y desaparecen por sí solas, pero también es posible que se presenten reacciones serias.

La mayoría de las personas que reciben una vacuna contra la influenza no tienen ningún problema con esta.

Los problemas menores después de la aplicación de una vacuna contra la influenza incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección
  • Ronquera
  • Dolor, enrojecimiento o comezón en los ojos
  • Tos
  • Fiebre
  • Dolores
  • Dolor de cabeza
  • Comezón
  • Fatiga

Si se producen estos problemas, suelen comenzar poco tiempo después de la inyección y duran 1 o 2 días.

Los problemas más serios después de la aplicación de una vacuna contra la influenza pueden incluir los siguientes:

  • Puede haber un pequeño aumento en el riesgo de presentar síndrome de Guillain-Barré (GBS) luego de una vacuna de influenza inactivada. Según cálculos, este riesgo es de 1 o 2 casos adicionales por cada millón de personas vacunadas. Se trata de un riesgo mucho menor que el riesgo de complicaciones graves a causa de la influenza, que se pueden prevenir mediante una vacuna contra esta enfermedad.
  • Los niños pequeños que reciben la vacuna contra la influenza junto con la vacuna antineumocócica (PCV13) y/o la vacuna DTaP al mismo tiempo podrían tener un ligero aumento en las probabilidades de tener convulsiones por fiebre. Consulte al médico para obtener más información. Informe al médico si un niño que recibe la vacuna contra la influenza ha tenido convulsiones alguna vez.

Problemas que pueden producirse después de la aplicación de cualquier vacuna:

  • En ocasiones las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluida la vacunación. Sentarse o acostarse por cerca de 15 minutos puede ayudar a evitar desmayos y lesiones causadas por una caída. Informe a su médico si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas pueden tener dolor fuerte en el hombro y dificultades para mover el brazo donde se aplicó la inyección. Esto es muy poco común.
  • Cualquier medicamento puede provocar reacciones alérgicas graves. Dichas reacciones a causa de una vacuna son muy poco frecuentes y se calculan en menos de 1 en un millón de dosis y se presentarían al cabo de unos minutos a algunas horas después de la vacunación.

Al igual que con cualquier medicamento, hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.

La seguridad de las vacunas siempre se está vigilando. Para obtener más información, visite: www.cdc.gov/vaccinesafety.

5. ¿Qué hago si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Debe prestar atención a cualquier síntoma que le preocupe, como signos de una reacción alérgica grave, fiebre muy alta o comportamiento inusual.
  • Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, pulso acelerado, mareos y debilidad, normalmente al cabo de algunos minutos a algunas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica grave u otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano. De lo contrario, llame a su médico.
  • Las reacciones se deben notificar al Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). El médico debe presentar este informe o puede hacerlo usted mismo por medio del sitio web del VAERS en: www.vaers.hhs.gov o llamando al 1-800-822-7967.

El VAERS no proporciona asesoramiento médico.

6. Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal que se creó para indemnizar a las personas que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por determinadas vacunas.

Las personas que consideren que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en: www.hrsa.gov/vaccinecompensation. Hay un plazo para presentar una reclamación de indemnización.

7. ¿Dónde puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica. El profesional puede proporcionarle el prospecto de envase de la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC): llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o visite el sitio web de los CDC en: www.cdc.gov/flu.

Referencias

Vaccine Information Statement. Influenza (Flu) Vaccine (Inactivated or Recombinant): What you need to know. Centers for Disease Control and Prevention website at www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/flu.html. Accessed August 10, 2015.

Actualizado 8/10/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.