Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007275.htm

Tratamiento de conductos

Es un procedimiento dental para remover bacterias y tejido nervioso muerto o en descomposición del interior de un diente.

Descripción

Un odontólogo utiliza una aguja para aplicar medicamento insensibilizador (anestésico) alrededor del diente afectado. Usted puede sentir un pinchazo ligero cuando se inserta la aguja.

Luego, el odontólogo utiliza un pequeño taladro para remover la parte superior del diente y exponer la pulpa. Típicamente esto se llama acceso. La pulpa está compuesta de nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo. La pulpa se encuentra dentro del diente, va hasta el hueso mandibular, suministra sangre al diente y permite que uno perciba sensaciones como la temperatura.

La pulpa infectada se remueve con herramientas especiales llamadas limas y se limpian los conductos (canales diminutos dentro del diente). Se pueden aplicar medicamentos dentro del área para garantizar la eliminación de todos los gérmenes y prevenir una infección posterior.

El área limpia del diente se sella con un material temporal suave. Una vez que se llena el diente, se le puede colocar una corona permanente en la parte de arriba.

Le pueden administrar antibióticos para tratar y prevenir una infección.

Por qué se realiza el procedimiento

Un tratamiento de conductos se lleva a cabo si usted presenta una infección que afecta el nervio en la raíz de un diente. Generalmente, se presenta dolor e hinchazón en el área. La infección puede ser el resultado de una ruptura, caries o lesión en el diente. También puede ser el resultado  de una profunda perforación en la zona de la encía alrededor del diente.

Si éste es el caso, un especialista dental conocido como periodoncista debería examinar el área.

El tratamiento de conductos puede salvar el diente. Sin tratamiento, el diente puede llegar a estar tan dañado que tiene que ser extraído.

Riesgos

Los posibles riesgos de este procedimiento son:

Después del procedimiento

Es necesario que visite al odontólogo después del procedimiento con el fin de asegurarse de que la infección haya desaparecido. Se puede tomar una radiografía dental. Igualmente, son necesarios los chequeos dentales regulares que, en los adultos, generalmente significa una visita al odontólogo dos veces al año.

Expectativas (pronóstico)

Se puede presentar algo de dolor e inflamación después del procedimiento. Un medicamento antinflamatorio, como ibuprofeno o naproxeno, puede ayudar a aliviar la molestia.

La mayoría de las personas pueden retornar a sus rutinas normales al día siguiente. Hasta que el diente esté permanentemente lleno o cubierto con una corona, se debe evitar el masticado tosco en el área.

Nombres alternativos

Terapia endodóntica

Referencias

Mehta NR, Scrivani SJ, Spierings ELH. Dental and facial pain. In: Benzon HT, Rathmell JP, Wu CL, Turk DC, et al, eds. Practical Management of Pain. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 31.

Neville BW, Damm DD, Allen CM, Chi AC. Pulpal and periapical disease. In: Neville BW, Damm DD, Allen CM, Chi AC, eds. Oral and Maxillofacial Pathology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 3.

Actualizado 2/22/2016

Versión en inglés revisada por: Michael Kapner, DDS, general and aesthetic dentistry, Norwalk Medical Center, Norwalk, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados