Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007244.htm

Vía arterial periférica en bebés

Una vía arterial periférica (PAL, por sus siglas en inglés) es un catéter plástico corto y pequeño que se coloca a través de la piel dentro de una arteria del brazo o la pierna. Los proveedores de atención médica algunas veces lo llaman "vía arterial". Este artículo aborda el uso de las PAL en los bebés.

¿POR QUÉ SE USA UNA PAL?

Los proveedores usan una PAL para vigilar la presión arterial de su bebé. De igual manera, se puede emplear para tomar muestras de sangre frecuentes, en lugar de extraer sangre del bebé en forma repetitiva. Una PAL con frecuencia se necesita si el bebé tiene:

  • Enfermedad pulmonar grave y está con ventilación mecánica
  • Problemas de presión arterial y recibe medicamentos para tal efecto
  • Enfermedad prolongada o inmadurez y  exige exámenes de sangre frecuentes

¿CÓMO SE COLOCA UNA PAL?

Primero, el proveedor limpia la piel del bebé con un medicamento que elimina los gérmenes (antiséptico). Luego, se coloca el pequeño catéter dentro de la arteria. Después de que está colocado, se conecta a una bolsa de líquidos intravenosos y a un monitor de presión arterial.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UNA PAL?

Los riesgos incluyen:

  • El mayor riesgo para una PAL es si se interrumpe la circulación de la sangre a la mano o al pie. Esta complicación se puede prevenir en la mayoría de los casos haciendo pruebas antes de colocar la PAL. El personal de enfermería de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) vigilará cuidadosamente a su bebé por si se presenta este problema.
  • Las PAL tienen un riesgo mayor de sangrado que las vías intravenosas estándar.
  • Existe un pequeño riesgo de infección, pero es más bajo que el riesgo a raíz de la vía intravenosa estándar.

Nombres alternativos

PAL - bebés; Línea arterial - bebés; Línea arterial - neonatal

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. 2017 Recommendations on use of chlorhexidine-impregnated dressings for prevention of intravascular catheter-related infections: an update to the 2011 guidelines for the prevention of intravascular catheter-related infections from the Centers for Disease Control and Prevention. www.cdc.gov/infectioncontrol/guidelines/pdf/bsi/c-i-dressings-H.pdf. Updated July 17, 2017. Accessed January 29, 2018.

Crowley MA, Stork EK. Therapy for cardiorespiratory failure in the neonate. In: Martin RJ, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine: Diseases of the Fetus and Infant. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 78.

Pasala S, Storm EA, Stroud MH, et al. Pediatric vascular access and centeses. In: Fuhrman BP, Zimmerman JJ, eds. Pediatric Critical Care. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 19.

Santillanes G, Claudius I. Pediatric vascular access and blood sampling techniques. In: Roberts JR, ed. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 19.

Ultima revisión 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.