Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007238.htm

Bebé de una madre toxicómana

La toxicomanía materna puede consistir en cualquier combinación de consumo de drogas, químicos, alcohol y tabaco durante el embarazo.

Mientras está en el útero, un feto crece y se desarrolla debido a la nutrición que le llega de la madre a través de la placenta. Sin embargo, junto con los nutrientes, cualquier toxina en el organismo de la madre se le puede pasar al feto. Estas toxinas pueden causar daño a los órganos fetales en desarrollo. Un bebé también puede volverse dependiente a las sustancias que la madre consumió.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS Y SÍNTOMAS QUE SE OBSERVAN EN UN BEBÉ DE UNA MADRE TOXICÓMANA?

Los bebés que nacen de madres toxicómanas pueden tener efectos a corto o a largo plazo.

  • Los síntomas de abstinencia a corto plazo pueden consistir solamente en una leve irritabilidad.
  • Algunos hallazgos más graves pueden incluir actuar de manera irritable o nerviosa, problemas con la alimentación y diarrea. Los síntomas varían dependiendo de cuáles sustancias se consumieron.
  • El diagnóstico para los bebés con signos de abstinencia se puede confirmar con resultados de pruebas toxicológicas de la orina o las heces del bebé. También se analizará la orina de la madre.

Los problemas más significativos de desarrollo a largo plazo se pueden observar en bebés que nacen con retraso del crecimiento o diversos problemas en órganos.

  • Los bebés de madres que beben alcohol, incluso en cantidades moderadas, pueden nacer con el síndrome de alcoholismo fetal (FAS, por sus siglas en inglés). Esta afección consiste en retraso del crecimiento, rasgos faciales inusuales y discapacidad intelectual. Es posible que no se detecte desde el nacimiento.
  • Otras drogas pueden causar defectos de nacimiento que involucren al corazón, el cerebro, el intestino o los riñones.
  • Los bebés que han estado expuestos a drogas, alcohol o tabaco tienen un mayor riesgo de sufrir el SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante).

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO PARA UN BEBÉ DE UNA MADRE TOXICÓMANA?

El tratamiento del bebé dependerá de las drogas que haya consumido la madre. El tratamiento puede incluir:

  • Limitar el ruido y las luces brillantes
  • Maximizar el cuidado tierno y cariñoso
  • Usar medicamentos (para algunos bebés)

En el caso de los bebés cuyas madres utilizaron narcóticos, al bebé con mucha frecuencia se le suministra la droga en una dosis pequeña al inicio. La cantidad se ajusta lentamente mientras el bebé va perdiendo el hábito a la sustancia durante días a semanas. A veces también se utilizan sedantes.

Los bebés con daño a órganos, defectos de nacimiento o problemas de desarrollo pueden necesitar tratamiento médico o quirúrgico y ayuda en el desarrollo a largo plazo.

Además, estos bebés son más propensos a crecer en hogares que no promueven un crecimiento emocional y mental saludable.

Nombres alternativos

IUDE (por sus siglas en inglés); Exposición intrauterina a las drogas; Madre drogadicta o toxicómana; Consumo de sustancias por parte de la madre; Consumo de drogas por parte de la madre; Exposición a narcóticos - lactante; Trastorno por consumo de sustancias - lactante

Imágenes

Referencias

Hudak M. Infants with antenatal exposure to drugs. In: Martin RM, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 53.

Wallen LD, Gleason CA. Prenatal drug exposure. In: Gleason CA, Juul SE, eds. Avery's Diseases of the Newborn. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 13.

Ultima revisión 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.