Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002859.htm

Araña reclusa parda

La araña reclusa parda mide de 1 a 1/2 pulgadas (2.5 a 3.8 cm). Estas arañas tienen una marca en forma de violín de color café oscuro en la parte superior del cuerpo, y patas café claro. La parte inferior de su cuerpo puede ser de color café oscuro, canela, amarillo o de un color verdoso. Adicionalmente, tienen 3 pares de ojos en lugar de los 4 pares que suelen tener otras arañas. La picadura de una araña reclusa parda es venenosa.

Este artículo es sólo para fines informativos. NO lo utilice para tratar o manejar una picadura de araña reclusa parda. Si usted o alguien con quien se encuentre sufrieron una picadura, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El veneno de araña reclusa parda contiene químicos tóxicos que enferman a las personas.

Dónde se encuentra

La araña reclusa parda es más común en los estados del centro y sur de los Estados Unidos, especialmente en Missouri, Kansas, Arkansas, Louisiana, Oklahoma y el este de Texas. Sin embargo, han aparecido en varias ciudades grandes fuera de estas áreas.

Esta araña prefiere áreas oscuras y cubiertas, como los espacios debajo de las terrazas y en las pilas de madera.

Síntomas

Al momento de la picadura de la araña, puede sentir un escozor fuerte o no sentir nada en absoluto. El dolor generalmente se presenta en las primeras horas después la picadura y se puede volver intenso. Los niños pueden tener reacciones más graves.

Los síntomas pueden incluir:

  • Escalofríos
  • Picazón
  • Sensación general de malestar o molestia
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Coloración rojiza o púrpura en un círculo alrededor de la picadura
  • Sudoración
  • Una llaga grande (úlcera) en la zona de la picadura

En raras ocasiones, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Coma
  • Sangre en la orina
  • Coloración amarilla en la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia)
  • Insuficiencia renal
  • Convulsiones

Cuidados en el hogar

Busque tratamiento médico de emergencia cuanto antes. Llave al número local de emergencias, como el 911 en los Estados Unidos, o al Centro de Toxicología.

Lave la zona con agua y jabón. Envuelva hielo en un paño limpio y colóquelo en el lugar de la picadura. Aplíquelo por 10 minutos y luego retírelo y deje descansar la zona por 10 minutos. Repita el proceso. Si la persona tiene problemas con el flujo sanguíneo, disminuya el tiempo que aplica el hielo para evitar posibles daños a la piel.

Antes de llamar a emergencias

Tenga la siguiente información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • La parte del cuerpo afectada
  • Hora en la que ocurrió la picadura
  • El tipo de araña, de conocerlo

Lleve a la persona a la sala de emergencias para que reciba tratamiento. La picadura puede no parecer grave, pero puede demorar algún tiempo para que se torne más grave. El tratamiento es importante para reducir las complicaciones. De ser posible, coloque la araña en un recipiente seguro y llévela a la sala de urgencias para su identificación.

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

Lleve la araña con usted al hospital, de ser posible. Asegúrese de que esté en un recipiente seguro.

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Se dará tratamiento para los síntomas. Debido a que las picaduras de las arañas reclusas pardas pueden ser dolorosas, se pueden administrar analgésicos. También se pueden prescribir antibióticos si la herida está infectada.

Si la herida está cerca de una articulación (como la rodilla o el codo) se puede colocar la pierna o el brazo en una férula o cabestrillo. De ser posible, la pierna o el brazo se mantendrán elevados.

En caso de reacciones más serias, la persona puede recibir:

  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio, incluso oxígeno
  • Radiografías del tórax
  • ECG (electrocardiografía o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (a través de una vena)
  • Medicinas para tratar los síntomas

La picadura de esta araña puede dejar una llaga grande en la piel y una cicatriz desagradable. La persona puede necesitar una cirugía semanas después para mejorar la apariencia de dicha cicatriz.

Expectativas (pronóstico)

Con atención médica apropiada, la supervivencia después de 48 horas generalmente indica que la persona se recuperará. Una úlcera puede tardar hasta 6 semanas en sanar, con los cuidados apropiados. Las muertes a causa de la picadura de la araña reclusa parda son más comunes en los niños que en los adultos.

Use ropa protectora al viajar en áreas en las que vive este tipo de araña. NO introduzca las manos ni los pies en sus nidos ni en lugares en donde tienden a esconderse, como áreas oscuras y protegidas debajo de troncos o malezas u otras áreas húmedas y cenagosas.

Nombres alternativos

Loxosceles reclusa

Referencias

Boyer LV, Greta J. Binford GJ, et al. Spider bites. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2011:chap 52.

Otten EJ. Venomous animal injuries. In: Marx JA, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 62.

Peterson ME. Brown spider envenomation. Clin Tech Small Anim Practice. 2006;21(4):191-3. PMID: 17265904 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17265904.

Actualizado 7/14/2015

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados