Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002731.htm

Intoxicación con parafina

La parafina es una sustancia cerosa y sólida empleada para fabricar velas y otros artículos. Este artículo aborda lo que puede suceder si usted traga o se come esta sustancia.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El ingrediente venenoso es la parafina.

Dónde se encuentra

La parafina se encuentra en algunos:

  • Baños o tratamientos con aguas minerales para la artritis
  • Velas (candelas)
  • Ceras

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Comer mucha parafina puede causar oclusión intestinal, lo cual puede provocar dolor abdominal, náuseas, vómitos y posible estreñimiento.

Si la parafina contiene una tintura, una persona que sea alérgica a esa tintura puede desarrollar hinchazón de la lengua y la garganta, sibilancias y problemas para respirar.

Cuidados en el hogar

NO provoque el vómito a la persona. Póngase en contacto con el Centro de Toxicología para recibir orientación.

Si la persona presenta una reacción alérgica, llame a su número local de emergencias como el 911 en Estados Unidos.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (así como sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que se ingirió
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se harán exámenes de sangre y orina. La persona puede recibir:

  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para tratar los síntomas
  • Laxantes suaves para ayudar a que la parafina pase rápidamente por el intestino y sea expulsada del cuerpo

En caso de presentarse una reacción alérgica, la persona puede necesitar:

  • Soporte para la respiración y las vías respiratorias, incluso oxígeno. En casos extremos, se puede introducir una sonda (tubo) a través de la boca hasta los pulmones para evitar la succión. De ser así, se necesitará un respirador artificial (ventilador).
  • Radiografía del tórax.
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco).

Expectativas (pronóstico)

La parafina normalmente no es tóxica (inofensiva) si se ingiere en pequeñas cantidades. La recuperación es probable. Posiblemente se pedirá a la persona que tome grandes cantidades de líquidos para ayudar a mover la parafina a través de los intestinos. La cantidad exacta dependerá de la edad y talla de la persona así como cualquier afección médica que pueda padecer. Este paso ayudará a reducir el riesgo de complicaciones.

Nombres alternativos

Intoxicación con cera - parafina

Referencias

Gummin DD. Hydrocarbons. In: Adams JG, ed. Emergency Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 152.

Kulig K. General approach to the poisoned patient. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 147.

Ultima revisión 10/2/2016

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.