Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001602.htm

Diástasis de rectos

Es una separación entre los lados derecho e izquierdo del músculo recto mayor del abdomen. Este músculo cubre la superficie frontal de la zona ventral.

Causas

La diástasis de rectos es común en los recién nacidos y se observa con más frecuencia en bebés prematuros y afroamericanos.

Las mujeres embarazadas pueden presentar la afección debido al aumento de la tensión sobre la pared abdominal. El riesgo es mayor con partos múltiples o muchos embarazos.

Síntomas

Una diástasis de rectos luce como una cresta que baja por la mitad de la zona ventral; se extiende desde el extremo inferior del esternón hasta el ombligo y se incrementa con la tensión muscular.

En los bebés, el trastorno se observa más fácilmente cuando el bebé intenta sentarse. Cuando el bebé está relajado, a menudo se pueden sentir los bordes de los músculos rectos.

La diástasis de rectos se observa comúnmente en mujeres que tienen múltiples embarazos. Esto se debe a que los músculos se han estirado muchas veces. La piel y tejido blando sobrante en la parte frontal de la pared abdominal pueden ser los únicos signos de este trastorno a comienzos del embarazo. En la etapa final del embarazo, la parte superior del útero se puede ver como un bulto que sobresale de la pared abdominal. Igualmente, en algunos casos graves, se puede ver un contorno de partes del feto.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica puede diagnosticar esta afección con un examen físico.

Tratamiento

No se necesita tratamiento para mujeres embarazadas que presenten esta afección.

En los bebés, la diástasis de rectos desaparecerá con el tiempo. Es posible que se necesite una cirugía si el bebé presenta una hernia que queda atrapada en el espacio entre los músculos.

Expectativas (pronóstico)

En algunos casos, la diástasis de rectos sana por sí misma.

La diástasis de rectos relacionada con el embarazo a menudo perdura por mucho tiempo después de que la mujer da a luz. El ejercicio puede ayudar a mejorar la afección. En algunos casos, se puede presentar una hernia umbilical. En muy raros casos se lleva a cabo una cirugía para la diástasis de rectos.

Posibles complicaciones

En general, las complicaciones sólo aparecen cuando se presenta una hernia.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si un niño con diástasis de rectos:

  • Presenta enrojecimiento o dolor en el abdomen.
  • Tiene vómitos que no paran.
  • Llora todo el tiempo.

Referencias

Turnage RH, Badgwell B. Abdominal wall, umbilicus, peritoneum, mesenteries, omentum, and retroperitoneum. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 45.

Actualizado 4/5/2015

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados