Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001051.htm

Labio leporino y paladar hendido

Son defectos congénitos que afectan el labio superior y el paladar.

Causas

Existen muchas causas para el labio leporino y el paladar hendido. Problemas con los genes que se transmiten de uno o ambos padres, drogas, virus u otras toxinas; todo esto puede causar estos defectos congénitos. El labio leporino y el paladar hendido pueden ocurrir junto con otros síndromes o anomalías congénitas.

El labio leporino y el paladar hendido pueden:

  • Afectar la apariencia de la cara
  • Llevar a problemas con la alimentación y el habla
  • Llevar a infecciones del oído

Los bebés son más propensos a nacer con labio leporino o paladar hendido si tienen antecedentes familiares de estas afecciones o de otras anomalías congénitas.

Síntomas

Un niño puede tener uno o más anomalías congénitas.

Un labio leporino puede ser simplemente una pequeña hendidura en el labio. También puede ser una fisura completa en el labio que va hasta la base de la nariz.

Un paladar hendido puede estar en uno o en ambos lados del paladar. Puede recorrer el paladar en toda su extensión.

Otros síntomas incluyen:

  • Cambio en la forma de la nariz (la magnitud de este cambio varía)
  • Dientes desalineados

Los problemas que pueden estar presentes debido a un labio leporino o paladar hendido son:

  • Incapacidad para aumentar de peso
  • Problemas con la alimentación
  • Flujo de leche a través de las fosas nasales durante la alimentación
  • Retardo del crecimiento
  • Infecciones repetitivas del oído
  • Dificultades del habla

Pruebas y exámenes

El examen físico de la boca, la nariz y el paladar confirma la presencia de labio leporino o paladar hendido. Se pueden realizar exámenes médicos para descartar la presencia de otras posibles afecciones.

Tratamiento

La cirugía para cerrar el labio leporino suele realizarse cuando el niño tiene entre seis semanas y nueve meses de edad. Puede necesitarse una cirugía posteriormente en la vida si el problema tiene un efecto significativo sobre la zona de la nariz. Ver también: reparación de labio leporino y paladar hendido.

Un paladar hendido generalmente se cierra dentro del primer año de vida, de manera que el habla del niño se desarrolle normalmente. Algunas veces, se utiliza un dispositivo protésico temporalmente para cerrar el paladar, de manera que el bebé pueda alimentarse y crecer hasta que se pueda llevar a cabo la cirugía.

Es posible que sea necesario realizar un seguimiento continuo con terapeutas del habla y ortodoncistas.

Grupos de apoyo

Para buscar recursos e información adicional, ver grupos de apoyo para el paladar hendido.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los bebés sanará sin problemas. La forma como su hijo lucirá después de que sane depende de la gravedad de su padecimiento. Su hijo podría necesitar otra operación para reparar la cicatriz a raíz de la herida de la cirugía.

Los niños a quienes se les haya practicado la reparación del paladar hendido posiblemente necesiten una consulta con un odontólogo o un ortodoncista. Sus dientes posiblemente necesiten corrección a medida que salgan.

Los problemas auditivos son comunes en los niños con labio leporino o paladar hendido. A su hijo le deben realizar una audiometría a una edad temprana y repetirla con el tiempo.

Su hijo aún puede tener problemas con el habla después de la cirugía. Esto es causado por problemas musculares en el paladar. La terapia del habla (logopedia) le ayudará.

Cuándo contactar a un profesional médico

El labio leporino y el paladar hendido suelen diagnosticarse al momento del nacimiento. Siga las recomendaciones de su proveedor de atención médica para las visitas de control. Llame a su proveedor si se presentan problemas entre las consultas.

Nombres alternativos

Fisura palatina (hendidura del paladar); Defecto craneofacial

Referencias

James JN, Costello BJ, Ruiz RL. Management of cleft lip and palate and cleft orthognathic considerations. Oral and Maxillofacial Surgery Clin. 2014;26(4): 565-572.

Tinanoff N. Cleft lip and palate. In: Kliegman, RM, Stanton BF, Behrman RE, St. Geme III JW, Schor NF, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 302.

Wang TD, Milczuk HA. Cleft lip and palate. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 187. 2007 Feb;40(1):27-60.

Actualizado 4/21/2015

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados