Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001027.htm

Desprendimiento de retina

Es la separación de la membrana sensible a la luz (retina) en la parte posterior del ojo de sus capas de soporte.

Causas

La retina es el tejido transparente en la parte posterior del ojo. Lo ayuda a ver las imágenes enfocadas en esta por la córnea y el cristalino.

  • El tipo más común de desprendimiento de retina con frecuencia se debe a un desgarro o perforación en dicha retina, a través del cual se pueden filtrar los líquidos del ojo. Esto causa la separación de la retina de los tejidos subyacentes, muy parecido a una burbuja debajo de un papel decorativo. Esto casi siempre se debe a una afección llamada desprendimiento vítreo posterior. También puede ser causado por un traumatismo y una miopía muy grave. Un antecedente familiar de desprendimiento de retina también incrementa el riesgo.
  • Otro tipo de desprendimiento de retina se denomina desprendimiento por tracción. Este tipo ocurre en personas con diabetes no controlada, que tienen antecedentes de cirugía de retina o que tienen inflamación crónica.

Cuando se presenta el desprendimiento de retina, el sangrado proveniente de los vasos sanguíneos cercanos puede causar opacidad en el interior del ojo, de manera que es posible que usted no vea claramente o que no vea en absoluto. La visión central puede resultar seriamente afectada si la mácula, la parte de la retina responsable de la visión fina y detallada, se desprende.

Síntomas

Los síntomas del desprendimiento de retina pueden ser:

Pruebas y exámenes

Un oftalmólogo (especialista en ojos) le examinará los ojos. Se harán exámenes para revisar la retina y la pupila:

Tratamiento

La mayoría de las personas con un desprendimiento de retina necesita cirugía. Esta se puede realizar ya sea inmediatamente o dentro de un corto período de tiempo después del diagnóstico. Algunos tipos de cirugía de desprendimiento de retina se pueden realizar en el consultorio del médico:

  • Se pueden utilizar láseres para sellar los desgarros o agujeros en la retina antes de que se produzca un desprendimiento de retina.
  • Si usted tiene un pequeño desprendimiento de retina, el médico puede colocar una burbuja de gas en el ojo. Esto se conoce como retinopexia neumática y le ayuda a la retina a flotar de nuevo en su lugar. El agujero se sella con un láser.

Los desprendimientos de retina más graves requieren cirugía en un hospital. Estos procedimientos incluyen:

  • Introflexión o indentación escleral para empujar suavemente la pared del ojo hacia arriba contra la retina.
  • Vitrectomía para extraer el gel o el tejido cicatricial que tira de la retina, empleada para los desprendimientos o desgarros más grandes.

Los desprendimientos de retina por tracción se pueden vigilar por un tiempo antes de la cirugía. Si es necesaria la cirugía, por lo regular se hace la vitrectomía.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico después de un desprendimiento de retina depende de la localización y magnitud del desprendimiento, al igual que del tratamiento oportuno. Si la mácula no sufrió daño, el pronóstico con el tratamiento puede ser excelente.

La reparación exitosa de la retina no siempre restaura la visión por completo.

Algunos desprendimientos de retina no se pueden reparar.

Posibles complicaciones

Un desprendimiento de retina causa pérdida de la visión. La cirugía para repararlo puede ayudar a recuperar algo de o toda la visión.

Cuándo contactar a un profesional médico

Un desprendimiento de retina es un problema urgente que requiere atención médica dentro de las 24 después de los primeros síntomas de nuevos destellos de luz y moscas volantes.

Prevención

Use anteojos protectores para prevenir traumatismo en los ojos y controle su glucemia cuidadosamente si tiene diabetes. Visite al oftalmólogo una vez al año. Puede necesitar consultas más frecuentes si tiene factores de riesgo para que se presente un desprendimiento de retina. Esté alerta a los síntomas de nuevos destellos de luz y moscas volantes.

Referencias

American Academy of Ophthalmology Retina Panel. Preferred Practice Pattern Guidelines. Posterior Vitreous Detachment, Retinal Breaks, and Lattice Degeneration. www.aao.org/preferred-practice-pattern/posterior-vitreous-detachment-retinal-breaks-latti-6. Accessed September 10, 2015.

Bowling B. Retinal detachment. In: Bowling B, ed. Kanski's Clinical Ophthalmology. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 16.

Rao RC, Shah GK. Rhegmatogenous retinal detachment. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 6.38.

Actualizado 8/11/2015

Versión en inglés revisada por: Franklin W. Lusby, MD, ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados