Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000949.htm

Opiáceos y abstinencia de opioides

Los opiáceos u opioides son drogas que se usan para tratar el dolor. El término narcótico se refiere a cualquiera de los dos tipos de drogas.

Si deja de tomarlos o reduce la dosis de estas drogas después de un uso intenso de algunas semanas o más, tendrá un número de síntomas. Esto se llama abstinencia.

Causas

En 2014 en los Estados Unidos, cerca de 435,000 personas usaron heroína. En el mismo año, cerca de 4.3 millones de personas consumieron narcóticos analgésicos de manera no medicinal. Esto significa que tomaron narcóticos que no les fueron recetados. Los narcóticos analgésicos incluyen:

  • Codeína
  • Heroína
  • Hidrocodona (Vicodin)
  • Hidromorfona (Dilaudid)
  • Metadona
  • Meperidina (Demerol)
  • Morfina
  • Oxicodona (Percocet u Oxycontin)

Estas drogas pueden causar dependencia física. Esto significa que la persona confía en la droga para prevenir los síntomas de la abstinencia. Con el tiempo, se necesita más droga para producir el mismo efecto. Esto se conoce como tolerancia a la droga.

El tiempo que lleva llegar a ser físicamente dependiente varía con cada persona.

Cuando la persona deja de tomar las drogas, el cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Esto provoca los síntomas de abstinencia. La abstinencia de los opiáceos puede ocurrir en cualquier momento en que se detenga el consumo crónico.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la abstinencia incluyen:

  • Agitación
  • Ansiedad
  • Dolores musculares
  • Aumento del lagrimeo
  • Insomnio
  • Rinorrea
  • Sudoración
  • Bostezos

Los síntomas tardíos de la abstinencia incluyen

  • Cólicos abdominales
  • Diarrea
  • Pupilas dilatadas
  • Piel de gallina
  • Náuseas
  • Vómitos

Estos síntomas son muy molestos, pero no son potencialmente mortales. Los síntomas comienzan generalmente dentro de las 12 horas posteriores al último consumo de heroína y dentro de las 30 horas después de la última exposición a la metadona.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de su historial clínico y su consumo de drogas.

Los exámenes de orina o de sangre para detectar drogas pueden confirmar el consumo de opiáceos.

Otros exámenes dependerán de la preocupación de los médicos por problemas de salud adicionales. Estas pruebas pueden incluir:

  • Química sanguínea y pruebas de la función hepática como el CHEM-20
  • CSC (conteo sanguíneo completo, que mide glóbulos rojos y blancos y plaquetas, las cuales ayudan a la coagulación de sangre)
  • Radiografías del tórax
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)
  • Exámenes para hepatitis C, VIH, y tuberculosis (TB), ya que muchas personas que consumen opiáceos en exceso también tienen estas enfermedades

Tratamiento

Enfrentar la abstinencia de estas drogas usted solo puede ser difícil y peligroso. El tratamiento frecuentemente cosiste de medicinas, orientación y apoyo. Usted y su proveedor de atención médica discutirán las metas de la atención y el tratamiento.

La abstinencia se puede atender en diferentes lugares:

  • En casa, usando medicinas y un sistema de apoyo fuerte. (Este método es difícil, y la abstinencia debe llevarse a cabo muy lentamente).
  • Utilizar instalaciones preparadas para ayudar a las personas con la desintoxicación.
  • En un hospital normal, si los síntomas son graves.

MEDICINAS

La metadona alivia los síntomas de la abstinencia y ayuda con la desintoxicación. También se usa como una medicina de mantenimiento a largo plazo para la dependencia a los opiáceos. Después de un período de mantenimiento, la dosis puede ser disminuida lentamente durante un largo tiempo. Esto ayuda a reducir la intensidad de los síntomas de la abstinencia. Algunas personas siguen tomando metadona durante años.

La buprenorfina (Subutex) trata la abstinencia de los opiáceos, y puede reducir la duración de la desintoxicación. También se puede usar para un mantenimiento a largo plazo, como la metadona. La buprenorfina se puede combinar con la naloxona (Bunavail, Suboxone, Zubsolv), la cual ayuda a prevenir la dependencia y el mal uso.

La clonidina se usa para reducir la ansiedad, agitación, dolores musculares, sudoración, rinorrea y calambres. No ayuda a reducir las ganas de consumir.

Otras medicinas pueden:

  • Tratar el vómito y la diarrea
  • Ayudar a dormir

La naltrexona puede ayudar a evitar una recaída. Está disponible en píldoras o en inyección.

Las personas que atraviesan la abstinencia una y otra vez deben recibir un tratamiento con metadona a largo plazo o buprenorfina de mantenimiento.

La mayoría de las personas necesitan un tratamiento a largo plazo después de la desintoxicación. Esto puede incluir:

  • Grupos de autoayuda, como Narcotics Anonymous o SMART Recovery
  • Orientación ambulatoria
  • Tratamiento intensivo ambulatorio (hospitalización durante el día)
  • Tratamiento hospitalario

A cualquier persona que esté pasando por una desintoxicación por opiáceos se la debe examinar en busca de depresión y otras enfermedades mentales. Tratar estos trastornos puede reducir el riesgo de recaída. Se deben administrar los antidepresivos conforme sea necesario.

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo, como Narcóticos Anónimos (Narcotics Anonymous) y SMART Recovery, pueden ser de gran ayuda para las personas adictas a los opiáceos:

  • Narcotics Anonymous: www.na.org
  • SMART Recovery: www.smartrecovery.org

Expectativas (pronóstico)

La abstinencia de opiáceos es dolorosa, pero por lo general no es potencialmente mortal.

Posibles complicaciones

Las complicaciones incluyen vómito e inhalación de los contenidos del estómago hacia los pulmones. Esto se denomina aspiración y puede causar infección pulmonar. El vómito y la diarrea pueden causar deshidratación y perturbaciones en los minerales y químicos del cuerpo (electrólitos).

La complicación mayor es el retorno al consumo de drogas. La mayoría de las muertes causadas por sobredosis de opiáceos se presentan en personas que han experimentado abstinencia o desintoxicación reciente. Debido a que la abstinencia reduce la tolerancia a la droga, aquellas personas que acaban de pasar por una abstinencia pueden experimentar sobredosis con una dosis mucho más pequeña de la que solían consumir.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si está consumiendo o absteniéndose de los opiáceos.

Nombres alternativos

Abstinencia de opioides; Enfermedad de las drogas; Consumo de sustancias - abstinencia de opiáceos; Consumo excesivo de sustancias - abstinencia de opiáceos; Consumo excesivo de drogas - abstinencia de opiáceos; Consumo excesivo de narcóticos - abstinencia de opiáceos; Metadona - abstinencia de opiáceos; Analgésicos - abstinencia de opiáceos; Consumo excesivo de heroína - abstinencia de opiáceos; Consumo excesivo de morfina - abstinencia de opiáceos; Abstinencia de opioides; Meperidina - abstinencia de opiáceos; Dilaudid - abstinencia de opiáceos; Oxicodona - abstinencia de opiáceos; Percocet - abstinencia de opiáceos; Oxycontin - abstinencia de opiáceos; Hidrocodona - abstinencia de opiáceos; Desintoxicación - opiáceos; Detoxificación - opiáceos

Referencias

Bardsley CH. Opioids. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap.162.

Center for Behavioral Health Statistics and Quality. (2015). Behavioral health trends in the United States: Results from the 2014 National Survey on Drug Use and Health (HHS Publication No. SMA 15-4927, NSDUH Series H-50). www.samhsa.gov/data/sites/default/files/NSDUH-FRR1-2014/NSDUH-FRR1-2014.pdf. Accessed April 18, 2016.

Kampman K, Jarvis M. American Society of Addiction Medicine (ASAM) National Practice Guideline for the Use of Medications in the Treatment of Addiction Involving Opioid Use. J Addict Med. 2015 Sep-Oct;9(5):358-367. PMID: 26406300 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26406300.

Actualizado 4/20/2016

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.