Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000862.htm

Balanitis

Es la hinchazón del prepucio y del glande del pene.

Causas

La balanitis casi siempre es causada por la higiene deficiente en los hombres incircuncisos. Otras causas posibles incluyen:

  • Enfermedades, como artritis reactiva y liquen escleroatrófico
  • Infección
  • Jabones fuertes
  • No enjuagarse adecuadamente el jabón al bañarse
  • Diabetes mal controlada

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento del prepucio o del pene
  • Otras erupciones en el glande
  • Secreción con olor fétido
  • Dolor en el prepucio y el pene

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica puede diagnosticar el problema mediante solo un examen; sin embargo, se pueden necesitar pruebas cutáneas para detectar virus, hongos o bacterias. También se puede necesitar una biopsia de piel.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la balanitis. 

  • La balanitis causada por bacterias se puede tratar con pastillas o cremas antibióticas. 
  • Las cremas esteroides pueden aliviar la balanitis que se presenta con enfermedades cutáneas. 
  • Si se debe a un hongo, se le receta una crema antimicótica. 

En casos graves, la circuncisión puede ser la mejor opción. Si usted no puede retraer el prepucio para limpiarlo, puede necesitarla.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos de balanitis se pueden controlar con cremas medicadas y una buena higiene. La mayoría de las veces, no se requiere cirugía.

Posibles complicaciones

La inflamación o infección prolongada puede:

  • Cicatrizar y estrechar el orificio del pene (estenosis del meato).
  • Hacer difícil y dolorosa la retracción del prepucio para exponer la punta del pene (una afección llamada fimosis).
  • Dificultar el desplazamiento del prepucio sobre la cabeza del pene (una afección llamada parafimosis).
  • Afectar el riego sanguíneo a la punta del pene. 
  • Incrementar el riesgo de cáncer de pene.

Cuándo contactar a un profesional médico

Coméntele a su proveedor si tiene cualquier signo de balanitis, incluso inflamación del prepucio o dolor.

Prevención

Una buena higiene puede prevenir la mayoría de los casos de balanitis. Cuando se bañe, retraiga el prepucio para limpiar y asear el área por debajo de éste.

Nombres alternativos

Balanopostitis

Referencias

Elder JS. Anomalies of the penis and urethra. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 544.

Jordan GH, McCammon KA. Surgery of the penis and urethra. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 36.

Link RE. Cutaneous diseases of the external genitalia. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 15.

Ultima revisión 8/31/2015

Versión en inglés revisada por: Jennifer Sobol, DO, urologist at the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados