Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000774.htm

Envenenamiento con etilenglicol

El etilenglicol es un químico incoloro, inodoro y con sabor a dulce. Es venenoso si es ingerido.

El etilenglicol puede ser ingerido accidentalmente o deliberadamente en un intento de suicidio o como sustituto para beber alcohol (etanol). La mayoría de los envenenamientos con etilenglicol ocurren debido a la ingestión de anticongelante. 

Este artículo solo es informativo. NO lo use para tratar o manejar una exposición real a un veneno. Si usted o alguien que esté con usted sufre una exposición. llame al número local de emergencias (como 911) o puede comunicarse directamente a su centro de control de envenenamientos local llamando a la línea gratuita nacional Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Etilenglicol

Dónde se encuentra

El etilenglicol se encuentra en muchos productos de uso doméstico, incluyendo:

  • Anticongelante
  • Líquidos para lavar autos
  • Productos descongelantes
  • Detergente
  • Líquidos para frenos de vehículos
  • Solventes industriales
  • Pinturas
  • Cosméticos

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos. 

Síntomas

El primer síntoma de la ingesta de etilenglicol es similar a la sensación causada por el consumo de alcohol (etanol). Dentro de unas pocas horas, se hacen aparentes más efectos tóxicos. Los síntomas pueden incluir náuseas, vómitos, convulsiones, estupor (disminución del nivel de alerta) o incluso coma.

Se debe sospechar de envenenamiento con etilenglicol en cualquier persona que esté gravemente enferma después de haber consumido una sustancia desconocida, especialmente si al principio parece estar ebria y usted no puede oler alcohol en su aliento.  

Una sobredosis de etilenglicol puede dañar el cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones. El envenenamiento causa alteraciones en la química corporal, incluyendo acidosis metabólica (aumento de ácidos en el torrente sanguíneo y los tejidos). Estas alteraciones pueden ser lo suficientemente graves como para provocar shock profundo, falla orgánica y la muerte.  

Una cantidad tan pequeña como 120 mililitros (aproximadamente 4 onzas de líquido) de etilenglicol puede ser suficiente para matar a un hombre de tamaño promedio.

Tratamiento en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. NO le provoque el vómito a la persona a menos de que el centro de control de toxicología o un profesional de la atención médica se lo haya indicado. 

Antes de llamar al servicio de emergencia

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y condición de la persona
  • El nombre del producto (ingredientes y potencias, si se conocen)
  • La hora en que fue ingerido
  • La cantidad ingerida 

Centro de Control de Envenenamientos o número de emergencia local

Se puede comunicar directamente con su centro de control de envenenamientos local llamando a la línea gratuita nacional Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán más instrucciones. 

Este es un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de control de envenenamientos en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene alguna pregunta acerca de intoxicaciones y la manera de prevenirlas. NO tiene que ser una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lleve consigo el contenedor al hospital, si es posible.  

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor de atención médica medirá y controlará los signos vitales de la persona, incluyendo temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y presión arterial.

El diagnóstico del envenenamiento con etilenglicol por lo general se hace a través de una combinación de pruebas de sangre, orina y de otra clase, tales como:

  • Gasometría arterial
  • Análisis bioquímico y pruebas de la función hepática
  • Radiografía de tórax (muestra líquidos en los pulmones)
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Tomografía computarizada (muestra inflamación en el cerebro)
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Prueba en sangre de etilenglicol
  • Cetonas - sangre
  • Osmolaridad
  • Examen toxicológico
  • Análisis de orina

Las pruebas demostrarán niveles elevados de etilenglicol, alteraciones químicas en la sangre, y posibles signos de insuficiencia renal y daño muscular o hepático.

La mayoría de las personas con envenenamiento con etilenglicol necesitan ser admitidas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital para ser monitoreadas de cerca. Es posible que se necesite una máquina para respirar (respirador).

Aquellas personas que recientemente (dentro de 30 a 60 minutos de haberse presentado en el departamento de emergencias) ingirieron etilenglicol pueden ser sometidas a un lavado gástrico (succión). Esto puede ayudar a eliminar parte del veneno.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Carbón activado
  • Solución de bicarbonato de sodio administrada a través de una vena (IV) para revertir la acidosis severa
  • Un antídoto (fomepizol) para retrasar la formación de productos derivados del veneno en el cuerpo

En casos graves, se puede utilizar diálisis (máquina renal) para eliminar directamente el etilenglicol y otras sustancias venenosas de la sangre. La diálisis disminuye el tiempo que el cuerpo necesita para eliminar las toxinas. La diálisis también es necesaria para las personas que desarrollan insuficiencia renal grave como resultado del envenenamiento. Se puede necesitar por varios meses y posiblemente años, posteriormente.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la rapidez con la que reciba tratamiento, la cantidad ingerida, los órganos afectados y otros factores. Cuando se demora el tratamiento, este tipo de envenenamiento puede ser mortal.

Las complicaciones pueden incluir:

  • Daño cerebral o nervioso, incluyendo convulsiones y cambios en visión
  • Insuficiencia renal
  • Shock (presión arterial baja y función cardíaca deprimida) 
  • Coma

Nombres alternativos

Intoxicación - etilenglicol

Referencias

Aronson JK. Glycols. In: Aronson JK, ed. Meyler’s Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:567-570.

Nelson ME. Toxic alcohols. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 141.

Ultima revisión 12/18/2018

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.