Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000630.htm

Estrongiloidiasis

La estrongiloidiasis es una infección causada por el ascáride Strongyloides stercoralis (S. stercoralis).

Causas

El S. stercoralis es un ascáride común en áreas cálidas y húmedas. En raras ocasiones, se puede encontrar en regiones tan septentrionales como Canadá.

Las personas contraen la infección cuando su piel entra en contacto con suelo contaminado con estos gusanos.

Este pequeño gusano es apenas visible a simple vista. Los ascárides jóvenes se pueden desplazar a través de la piel de una persona hacia del torrente sanguíneo hasta los pulmones y las vías respiratorias.

Luego, suben hasta la garganta donde son ingeridos hacia el estómago. Desde el estómago, los gusanos se desplazan hacia el intestino delgado, donde se fijan a la pared intestinal. Posteriormente producen huevos, los cuales eclosionan para generar larvas pequeñas (gusanos inmaduros) que salen del cuerpo.

A diferencia de otros gusanos, estas larvas pueden ingresar de nuevo al cuerpo a través de la piel alrededor del ano, lo cual permite que la infección prolifere. Las zonas por donde los gusanos atraviesan la piel pueden tornarse rojas y dolorosas.

Esta infección es infrecuente en los Estados Unidos, si bien sí sucede en los estados del sudeste del país. La mayor parte de los casos vistos en Norteamérica son llevados por viajeros que han estado o vivido en Sudamérica o África.

Algunas personas corren el riesgo de presentar un tipo grave llamado síndrome de hiperinfección por estrongiloidiasis. En esta versión de la afección, aparecen más gusanos y estos se multiplican más rápido de lo normal. Puede suceder en personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados. Esto incluye a personas que han recibido un trasplante de órgano o un hemoderivado, y a quienes han tomado medicamentos esteroides o fármacos inmunodepresores.

Síntomas

La mayoría de las veces no hay síntomas. En caso de haberlos, pueden incluir:

  • Dolor abdominal (en la parte superior del abdomen)
  • Tos
  • Diarrea
  • Erupción cutánea
  • Áreas rojizas con apariencia urticante (erupción) cerca del ano
  • Vómitos
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es eliminar los gusanos utilizando medicamentos antiparasitarios.

Algunas veces, personas sin ningún síntoma reciben tratamiento. Esto incluye a personas que toman fármacos para inhibir el sistema inmunitario, como quienes se someterán, o ya se han sometido, a un trasplante.

Expectativas (pronóstico)

Con el tratamiento apropiado, es posible eliminar los gusanos y se espera una recuperación completa. Algunas veces, es necesario repetir el tratamiento.

Las infecciones graves (hiperinfecciones) o aquellas que se hayan propagado a muchas zonas del cuerpo (infección diseminada) con frecuencia tienen un pronóstico desalentador, especialmente en personas con un sistema inmunitario debilitado.

Posibles complicaciones

Las posibles complicaciones incluyen:

  • Estrongiloidiasis diseminada, especialmente en pacientes con VIH o con un sistema inmunitario debilitado.
  • Síndrome de hiperinfección por estrongiloidiasis, el cual también es más común en personas con un sistema inmunitario debilitado.
  • Neumonía eosinofílica.
  • Desnutrición debido a problemas para absorber los nutrientes del tracto gastrointestinal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor de atención médica si tiene síntomas de estrongiloidiasis.

Prevención

La buena higiene personal puede reducir el riesgo de contraer estrongiloidiasis. Los servicios de salud pública y las instalaciones sanitarias brindan un buen control de la infección.

Nombres alternativos

Infección parasitaria - estrongiloidiasis; Ascáride - estrongiloidiasis

Referencias

Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN. Intestinal nematodes. In: Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN, eds. Human Parasitology. 4th ed. Waltham, MA: Elsevier Academic Press; 2012:chap 16.

Maguire JH. Intestinal nematodes (roundworms). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 288.

Ultima revisión 11/14/2016

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados