Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000605.htm

Epiglotitis

Es la inflamación de la epiglotis, el tejido que cubre la tráquea. La epiglotitis es una enfermedad potencialmente mortal.

Causas

La epiglotis es un tejido rígido pero flexible (llamado cartílago) ubicado en la parte posterior de la lengua. Esta cierra la tráquea cuando usted traga para que el alimento no ingrese a las vías respiratorias. Esto ayuda a prevenir la tos o la asfixia después de tragar.

En niños, la epiglotitis generalmente es causada por la bacteria Haemophilus influenzae (H. influenzae) tipo B. En adultos, a menudo es debida a otra bacteria como Strepcoccus Pneumoniae o virus como el del herpes simple, o varicella-zoster.

La epiglotitis ahora es muy poco frecuente, debido a que la vacuna contra la H. influenzae tipo B (Hib) se administra de manera rutinaria a todos los niños. La enfermedad alguna vez se observó sobre todo en niños entre los 2 y 6 años. En raras ocasiones, la epiglotitis puede ocurrir en adultos.

Síntomas

La epiglotitis comienza con una fiebre alta e irritación de la garganta. Otros síntomas pueden incluir:

  • Ruidos respiratorios anormales (estridor)
  • Fiebre
  • Coloración azulada de la piel (cianosis)
  • Babeo
  • Dificultad para respirar (la persona puede necesitar sentarse derecha e inclinarse ligeramente hacia adelante para respirar)
  • Dificultad para tragar
  • Cambios en la voz (ronquera)

Las vías respiratorias pueden bloquearse totalmente, lo cual puede causar un paro respiratorio y la muerte.

Pruebas y exámenes

La epiglotitis es una emergencia. Busque asistencia médica inmediata. No utilice nada para presionar la lengua hacia abajo e intentar examinar la garganta en casa. Hacerlo puede causar que la afección empeore.

El médico puede examinar la laringe utilizando un pequeño espejo sostenido contra la parte posterior de la garganta. O se puede usar un tubo de observación llamado laringoscopio. Este examen es mejor hacerlo en el quirófano o en un lugar similar, en donde los problemas respiratorios súbitos se pueden manejar más fácilmente.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

Se necesita hospitalización, generalmente en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El tratamiento involucra métodos para ayudar a la persona a respirar, como:

  • Tubo de respiración (intubación)
  • Oxígeno húmedo (humidificado)

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Antibióticos para tratar la infección
  • Antinflamatorios, llamados corticosteroides, para disminuir la inflamación de la garganta
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)

Expectativas (pronóstico)

La epiglotitis puede ser una emergencia potencialmente mortal. Con el tratamiento adecuado, el desenlace clínico generalmente es bueno.

Cuándo contactar a un profesional médico

Un espasmo puede provocar el cierre repentino de las vías respiratorias o éstas pueden resultar totalmente bloqueadas. Cualquiera de estas situaciones puede causar la muerte.

Prevención

La vacuna Hib protege a la mayoría de los niños de la epiglotitis.

La bacteria más común (H. influenzae tipo b) que causa la epiglotitis se disemina fácilmente. Si alguien en su familia está enfermo a causa de esta bacteria, otros familiares necesitan ser examinados y tratados.

Nombres alternativos

Supraglotitis

Referencias

Nayak JL, Weinberg GA. Epiglottitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 64.

Roosevelt GE. Acute inflammatory upper airway obstruction (croup, epiglottitis, laryngitis, and bacterial tracheitis). In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 385.

Actualizado 2/27/2016

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.