Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000573.htm

Coagulación intravascular diseminada (CID)

Es un trastorno grave en el cual las proteínas que controlan la coagulación de la sangre se vuelven hiperactivas.

Causas

Cuando uno se hiere, las proteínas en la sangre que forman los coágulos sanguíneos viajan al sitio de la lesión para ayudar a detener el sangrado. Si estas proteínas se vuelven anormalmente activas en todo el cuerpo usted podría desarrollar CID. La causa subyacente normalmente se debe a inflamación, infección o cáncer.

En algunos casos de CID, se forman pequeños coágulos de sangre en los vasos sanguíneos. Algunos de estos coágulos pueden taponar los vasos y cortar el riego sanguíneo normal a órganos, como el hígado, el cerebro o los riñones. La falta de flujo sanguíneo puede dañar y ocasionar una lesión grave a los órganos.

En otros casos de CID, las proteínas de la coagulación en la sangre se consumen. Cuando esto sucede, usted puede estar en riesgo de sangrado serio, incluso a raíz de una lesión menor o sin lesión. También se puede presentar sangrado que comienza de manera espontánea. La enfermedad también puede provocar que sus glóbulos rojos sanos se fragmenten y se desintegren cuando viajan a través de los pequeños vasos que están llenos de coágulos.

Los factores de riesgo para la CID incluyen:

  • Reacción a transfusión de sangre
  • Cáncer, especialmente ciertos tipos de leucemia
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)
  • Infección en la sangre, especialmente por bacterias u hongos
  • Enfermedad hepática
  • Complicaciones del embarazo (como la placenta que queda después del parto)
  • Cirugía o anestesia recientes
  • Lesión tisular grave (como en quemaduras y traumatismo craneal)
  • Hemangioma grande (un vaso sanguíneo que no está formado apropiadamente)

Síntomas

Los síntomas de la CID pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Sangrado, de muchos sitios en el cuerpo
  • Coágulos de sangre
  • Hematoma
  • Caída de la presión arterial
  • Dificultad para respirar
  • Confusión, pérdida de la memoria o cambios en el comportamiento
  • Fiebre

Pruebas y exámenes

Le pueden hacer cualquiera de los siguientes exámenes:

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la CID. El objetivo es determinar y tratar su causa subyacente.

Los tratamientos complementarios pueden incluir: 

  • Transfusiones de plasma para reponer los factores de coagulación de la sangre si se está presentando una gran cantidad de sangrado.
  • Anticoagulante (heparina) para prevenir la coagulación de la sangre si se está presentando una gran cantidad de coágulos.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende de lo que esté causando el trastorno. La CID puede ser mortal.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la CID pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si presenta sangrado que no se detiene.

Prevención

Consiga tratamiento oportuno para las afecciones que se sabe que provocan este trastorno.

Nombres alternativos

Coagulopatía de consumo; CID

Referencias

Napotilano M, Schmair AH, Kessler CM. Coagulation and fibrinolysis. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 39.

Schafer AI. Hemorrhagic disorders: disseminated intravascular coagulation, liver failure, and vitamin K deficiency. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 175.

Ultima revisión 10/21/2017

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.