Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a689006-es.html

Fluoxetina

Advertencia:

Durante los estudios clínicos, una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (hasta 24 años de edad) que tomaron antidepresivos ('elevadores del estado de ánimo'), como la fluoxetina, tuvieron tendencias suicidas (pensaban en lastimarse o suicidarse o planeaban hacerlo o intentaban hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales tienen más probabilidades de tener tendencias suicidas que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que no toman antidepresivos para tratar esas afecciones. Sin embargo, los expertos no están seguros sobre qué tan grande es este riesgo y hasta qué punto debe considerarse al decidir si un niño pequeño o adolescente debe tomar un antidepresivo.

Debe saber que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas al tomar fluoxetina u otros antidepresivos incluso si es un adulto mayor de 24 años de edad. Usted puede tener pensamientos suicidas, especialmente al inicio del tratamiento y en cualquier momento que se aumente o disminuya la dosis. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si experimenta alguno de los síntomas siguientes: depresión nueva o que empeora; pensar en lastimarse o suicidarse o planificar o intentar hacerlo; preocupación extrema; agitación; ataques de pánico; dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido; comportamiento agresivo; irritabilidad; actuar sin pensar; inquietud grave y excitación anormal frenética. Asegúrese de que su familia o encargado del cuidado conozca los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Su proveedor de cuidado de salud deseará verle con más frecuencia mientras toma fluoxetina, especialmente al inicio de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con todas las citas en el consultorio de su médico.

El médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con fluoxetina. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede obtener la Guía del medicamento del sitio web de la FDA: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/InformationbyDrugClass/UCM096273.

Independientemente de su edad, antes de tomar un antidepresivo, usted, sus padres o la persona encargada de su cuidado deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de tratar su afección con un antidepresivo o con otros tratamientos. Debe hablar sobre los riesgos y beneficios de no tratar su afección. Debe saber que tener depresión u otra enfermedad mental aumenta considerablemente el riesgo de tener pensamientos suicidas. Este riesgo es mayor si usted o alguien de su familia tiene o alguna vez ha tenido trastorno bipolar (ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado) o manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado) o si ha pensado o ha intentado suicidarse. Hable con su médico acerca de su afección, los síntomas y el historial médico personal y familiar. Usted y su médico decidirán qué tipo de tratamiento es adecuado para usted.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La fluoxetina (Prozac) se usa para tratar la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo (pensamientos molestos que no desaparecen y la necesidad de realizar algunas acciones una y otra vez), algunos trastornos alimenticiosy los ataques de pánico (ataques repentinos e inesperados de miedo extremo y preocupación sobre estos ataques). La fluoxetina (Sarafem) se usa para aliviar los síntomas del trastorno disfórico premenstrual, incluyendo cambios en el estado de ánimo, irritabilidad, distensión abdominal y sensibilidad en los senos. También se utiliza con la olanzapina (Zyprexa) para tratar la depresión que no respondió a otros medicamentos y los episodios de depresión en personas con trastorno bipolar I (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que provoca episodios de depresión, episodios de manía y otros estados de ánimo anormales). La fluoxetina pertenece a una clase de medicamentos conocidos como inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (selective serotonin reuptake inhibitors, SSRI). Funciona al aumentar la cantidad de serotonina, una sustancia natural del cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la fluoxetina (Prozac) es en cápsulas, en tabletas, en cápsulas de liberación retardada (libera el medicamento en el intestino) y en solución (líquido) para tomar por vía oral. La fluoxetina se puede tomar con o sin alimentos. La presentación de la fluoxetina es en cápsulas para tomar por vía oral. Las cápsulas, tabletas y el líquido de fluoxetina (Prozac), por lo general, se toman una vez al día en la mañana o dos veces al día, en la mañana y al medio día. Las cápsulas de liberación retardada de fluoxetina, por lo general, se toman una vez a la semana. La fluoxetina (Sarafem), por lo general, se toma una vez al día, ya sea todos los días o en determinados días del mes. Tome la fluoxetina aproximadamente a las mismas horas todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de la receta médica y pida al médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la fluoxetina exactamente como se le indique. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de la que el médico le indique.

Es posible que su médico le indique que empiece con una dosis baja de fluoxetina y que aumente su dosis gradualmente.

Puede tomar 4 a 5 semanas o más antes de que sienta el beneficio completo del medicamento. Continúe tomando fluoxetina incluso si se siente bien. No deje de tomar fluoxetina sin hablar antes con su médico. Si deja de tomar la fluoxetina repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como cambios de humor, irritabilidad, agitación, mareos, entumecimiento u hormigueo en las manos o pies, ansiedad, sudoración, confusión, dolor de cabeza, cansancio y dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido. Es probable que su médico disminuya la dosis gradualmente.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

En ocasiones, la fluoxetina también se usa para tratar el alcoholismo, el trastorno de déficit de atención, el trastorno límite de la personalidad, los trastornos del sueño, los dolores de cabeza, las enfermedades mentales, el trastorno de estrés postraumático, el síndrome de Tourette, la obesidad, los problemas sexuales y las fobias. Hable con su médico acerca de los posibles riesgos de usar este medicamento para tratar su afección.

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información hable con su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar fluoxetina,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la fluoxetina, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las preparaciones de fluoxetina. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando pimozida (Orap), tioridazina; o algún inhibidor de monoaminooxidasa (MAO) como isocarboxazida (Marplan), linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate) o si dejó de tomar algún inhibidor de monoaminooxidasa en las últimas 2 semanas. El médico probablemente le indicará que no debe tomar fluoxetina. Si deja de tomar fluoxetina, debe esperar al menos 5 semanas antes de comenzar a tomar tioridazina o algún inhibidor de monoaminooxidasa.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica y vitaminas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: alprazolam (Xanax); amiodarona (Pacerone, Nexterone); determinados antibióticos como eritromicina (E.E.S, Eryc, Ery-Tab), gatifloxacina, moxifloxacina (Avelox) y sparfloxacina (ya no está disponible en los EE. UU., Zagam); anfetaminas como anfetamina (en Adderall), dextroanfetamina (Dexedrine, Dextrostat, en Adderall) y metanfetamina (Desoxyn); anticoagulantes ('diluyentes de la sangre') como la warfarina (Coumadin, Jantoven); antidepresivos (elevadores del estado de ánimo) como amitriptilina (Elavil), amoxapina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramina), doxepina, imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil); aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn); buspirona; clopidogrel (Plavix); diazepam (Valium), digoxina (Lanoxin); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'); dolasetrón (Anzemet); fentanilo (Duragesic, Lazanda, Subsys, otros); flecainida (Tambocor); insulina o medicamentos orales para la diabetes; litio (Lithobid); medicamentos para la ansiedad y la enfermedad de Parkinson; medicamentos para enfermedades mentales como clorpromazina, clozapina (Clozaril, Versacloz), droperidol (Inapsine), haloperidol (Haldol), iloperidona (Fanapt) y ziprasidona (Geodon); metadona (Methadose); medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex), y zolmitriptán (Zomig); pentamidina (Pentam); quinidina (en Nuedexta); procainamida; medicamentos para las convulsiones como carbamezapina (Epitol, Tegretol, Teril) y fenitoína (Dilantin, Phenytek); sedantes; pastillas para dormir, otros inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina como citalopram (Celexa), fluoxetina (Prozac, Sarafem, Selfemra) o fluvoxamina (Luvox); inhibidores de recaptación de la serotonina–norepinefrina (IRSN), desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), duloxetina (Cymbalta), levomilnaciprán (Fetzima) y venlafaxina; sotalol (Betapace, Sorine); tramadol (Ultram); tranquilizantes y vinblastina (Velban). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle de cerca para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico qué suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando, especialmente productos que contengan la hierba de San Juan o triptófano.
  • Informe a su médico si usted o cualquier miembro de su familia sufre o sufrió un intervalo del síndrome de QT prolongado (un raro problema cardiaco que puede ocasionar un ritmo cardiaco irregular, desmayos o muerte repentina). Además, informe a su médico si tiene bajo nivel de potasio o magnesio en la sangre o si está recibiendo tratamiento con terapia de electrochoque (procedimiento en el cual se administran pequeños choques eléctricos al cerebro para tratar determinadas enfermedades mentales). Informe a su médico si tiene o recientemente ha tenido algún ataque cardiaco o si tiene o alguna vez ha tenido insuficiencia cardiaca, diabetes, convulsiones, o enfermedades del hígado o del corazón.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo o si planea quedar embarazada, o bien, si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma fluoxetina, llame a su médico. La fluoxetina puede ocasionar problemas en los recién nacidos después del parto si se toma durante los últimos meses del embarazo.
  • Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de tomar fluoxetina a diario si usted tiene más de 65 años de edad. Por lo general, los adultos mayores no deberían tomar fluoxetina a diario debido a que no es tan seguro como otros medicamentos que se pueden usar para tratar las mismas afecciones.
  • Debe saber que la fluoxetina le puede ocasionar somnolencia. No conduzca ningún vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Recuerde que el alcohol puede aumentar la somnolencia ocasionada por este medicamento.
  • Debe saber que la fluoxetina puede ocasionar glaucoma de ángulo cerrado (una afección en donde el líquido se bloquea repentinamente y no puede fluir fuera del ojo, lo que causa un aumento rápido y grave en la presión del ojo que puede llevar a la pérdida de la vista). Hable con su médico sobre hacerse un examen de la vista antes de empezar a tomar este medicamento. Si tiene náusea, dolor de ojos, cambios en la visión, como ver aros de color alrededor de luces e inflamación o enrojecimiento en o alrededor del ojo, llame a su médico o busque inmediatamente tratamiento médico de emergencia.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como la recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la que olvidó y continúe con su programa normal de dosificación. No duplique la dosis para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La fluoxetina puede ocasionar efectos secundarios. Informe al médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • nerviosismo,
  • ansiedad,
  • dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido,
  • náuseas,
  • diarrea,
  • boca seca,
  • acidez,
  • bostezos,
  • debilidad,
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo,
  • pérdida de apetito,
  • pérdida de peso,
  • cambios en el deseo o capacidad sexual,
  • sudoración excesiva,
  • dolor de cabeza, confusión, debilidad, dificultad para concentrarse o problemas de memoria.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta cualesquiera de los siguientes síntomas o cualesquiera de los que se enumeran en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE o PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente:

  • sarpullido;
  • urticaria o ampollas;
  • picazón;
  • fiebre;
  • dolor de articulaciones;
  • inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas;
  • dificultad para respirar o tragar;
  • agitación, fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido o irregular, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, alucinaciones, pérdida de coordinación, náuseas, vómitos o diarrea;
  • ritmo cardiaco irregular, rápido o lento;
  • dificultad para respirar;
  • mareos o desmayos;
  • convulsiones;
  • sangrado o moretones inusuales.

La fluoxetina puede disminuir el apetito y ocasionar pérdida de peso en los niños. El médico de su hijo llevará un control detallado del crecimiento del niño. Hable con el médico de su hijo si tiene inquietudes acerca del crecimiento o del peso de su hijo mientras toma el medicamento. Hable con el médico de su hijo acerca de los riesgos de darle fluoxetina.

La fluoxetina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos de la luz, del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • pérdida del equilibrio,
  • confusión,
  • falta de capacidad de respuesta,
  • nerviosismo,
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo,
  • mareos,
  • ritmo cardíaco rápido, irregular o fuerte,
  • ver cosas o escuchar voces que no existen (alucinar),
  • fiebre,
  • desmayos,
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo).

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico.

Antes de hacerse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando fluoxetina.

No deje que nadie más use su medicamento. Pregúntele al farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Prozac®
  • Prozac® Semanalmente
  • Rapiflux®
  • Sarafem®
  • Selfemra®

Marcas comerciales de producto combinados

  • Symbyax® (contiene Fluoxetina, Olanzapina)
Documento actualizado - 15/08/2017