Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a682318-es.html

Cloroquina

Aviso:

La cloroquina ha sido estudiado para el tratamiento y la prevención de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

La información de los estudios clínicos actualmente disponibles no apoya el uso de cloroquina para el tratamiento o prevención de COVID-19. Varios estudios clínicos de cloroquina no pudieron encontrar mejoras en el tratamiento de COVID-19, incluso para acortar el tiempo durante que los pacientes están en el hospital, para disminuir la duración o la gravedad de la enfermedad, o para reducir el número de fallecidos. También hay preocupaciones sobre los efectos secundarios, como ritmo cardiaco irregular, y las interacciones de medicamentos que podrían presentarse al tomar la cloroquina.

Es importante destacar que la FDA hubo aprobado una Autorización de Uso de Emergencia (EUA, en inglés) el 28 marzo 2020 para permitir el tratamiento con cloroquina a adultos y adolescentes que pesen al menos 110 libras (50 kg) y que estén hospitalizados con COVID-19, pero que no puedan participar en un estudio clínico. Sin embargo, esta recomendación fue cancelado el 15 de junio de 2020 porque los estudios clínicos no han encontrado que el uso de cloroquina haya demostrado beneficios sustanciales para el tratamiento de COVID-19 en comparación con el riesgo de los efectos secundarios potenciales.

La cloroquina SOLO debe tomarse bajo la dirección de un médico en un estudio clínico. No compre este medicamento en línea sin una receta médica. Si experimenta ritmo cardiaco irregular, mareos o desmayos mientras toma cloroquina, llame al 911 para recibir tratamiento médico de emergencia. Si experimenta otros efectos secundarios, asegúrese de informar a su médico.

No tome cloroquina cuyo uso es estrictamente veterinario para tratar peces en acuarios o para usar en otros animales como tratamiento o prevención de COVID-19. La FDA informa que se han reportado lesiones graves y algunas personas fallecidas debido al abuso de estas preparaciones. https://bit.ly/2KpIMcR

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El fosfato de cloroquina se usa para prevenir y tratar la malaria.. También se usa para tratar la amebiasis. El fosfato de cloroquina pertenece a una clase de medicamentos llamados antimaláricos y amibicidas. Actúa eliminando los organismos que causan la malaria y la amebiasis.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación del fosfato de cloroquina es en tabletas para tomar por vía oral. Para la prevención de la malaria en los adultos, por lo general, se toma una dosis una vez a la semana, exactamente el mismo día de la semana. Su médico le dirá cuántas tabletas debe tomar con cada dosis. Se comienza a tomar las dosis 2 semanas antes de viajar a un área donde la malaria es común, mientras usted está en el lugar, y luego durante 8 semanas después de haber vuelto del área. Si no puede comenzar a tomar cloroquina 2 semanas antes de viajar, su médico podría indicarle que tome una dosis doble de inmediato (para la primera dosis).

Para el tratamiento de los ataques severos de malaria en los adultos, por lo general se toma una dosis de inmediato, seguida por la mitad de una dosis entre 6 y 8 horas después y luego la mitad de la dosis una vez al día durante los próximos 2 días.

Para la prevención y el tratamiento de la malaria en los lactantes y los niños, la cantidad de fosfato de cloroquina dependerá del peso del niño. Su médico calculará esta cantidad y le dirá cuánto fosfato de cloroquina debería recibir su hijo(a).

Para el tratamiento de la amibiasis, por lo general se toma una dosis durante 2 días y luego la mitad de la dosis todos los días durante 2 a 3 semanas. Por lo general, se toma en combinación con otros amebicidas.

Este medicamento puede provocar malestar estomacal Tome fosfato de cloroquina con los alimentos.

Siga atentamente las instrucciones de la etiqueta de su medicamento recetado, y pídale a su médico o a su farmacéutico que le explique cualquier cosa que no entienda. Use fosfato de cloroquina exactamente como se lo indicaron. No use una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo use con más frecuencia de la que su médico le indique.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

El fosfato de cloroquina se usa ocasionalmente para disminuir los síntomas de la artritis reumatoide y tratar el lupus eritematoso sistémico y discoide, la sarcoidosis y la porfiria cutánea tardía. Pregunte a su médico acerca de los posibles riesgos de usar este medicamento para tratar su afección.

Este medicamento algunas veces se receta para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar fosfato de cloroquina,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al fosfato de cloroquina, el clorhidrato de cloroquina, la hidroxicloroquina (Plaquenil) o a cualquier otro medicamento.
  • informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas toma o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar acetaminofeno (Tylenol, otros); azitromicina (Zithromax); cimetidina (Tagamet); ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune); insulina y medicamentos orales para la diabetes; medicamentos para tratar convulsiones como carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril), fenitoína (Dilantin, Phenytek) o ácido valproico (Depakene); algunos medicamentos para el ritmo cardiaco irregular como amiodarona (Pacerone); metotrexato (Trexall, Xatmep); moxifloxacina (Avelox); prazicuantel (Biltricide) y tamoxifeno (Nolvadex). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o monitorearlo de cerca para saber si sufre efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con la cloroquina, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que toma actualmente, incluso los que no aparezcan en esta lista.
  • si toma antiácidos, hágalo 4 hora antes o 4 horas después de tomar cloroquina. Si toma ampicilina, hágalo al menos 2 horas antes o 2 horas después de la cloroquina.
  • informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad hepática, enfermedad cardíaca, un intervalo prolongado de QT (un problema cardíaco poco común que puede ocasionar un ritmo cardíaco irregular, desmayos o muerte súbita), un ritmo cardiaco irregular, bajo nivel de magnesio o potasio en sangre, deficiencia de G-6-PD (una enfermedad congénita de la sangre), problemas de audición, porfiria u otros trastornos sanguíneos, psoriasis, convulsiones, problemas de visión, diabetes, debilidad en rodillas y tobillos o si bebe grandes cantidades de alcohol.
  • informe a su médico si alguna vez experimentó cambios en la visión mientras tomaba fosfato de cloroquina, clorhidrato de cloroquina o hidroxicloroquina (Plaquenil).
  • informe a su médico si está embarazada o tiene planes de quedar embarazada. Llame a su médico si queda embarazada mientras usa cloroquina.
  • informe a su médico si está amamantando o si planea amamantar. El fosfato de cloroquina puede dañar al lactante.
  • no se vacune sin antes hablar con su médico.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal mientras toma fosfato de cloroquina.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si se acerca la hora de su próxima dosis, omita la dosis que no tomó y siga tomando su dosis normal. No duplique la dosis para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Puede haber efectos secundarios por la cloroquina. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • dolor de cabeza
  • náusea
  • pérdida de apetito
  • diarrea
  • molestias estomacales
  • dolor de estómago
  • sarpullido
  • picazón
  • pérdida del cabello

Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico de inmediato:

  • visión de destellos luminosos y rayas
  • visión borrosa
  • leer o ver con dificultad (palabras que desaparecen, ver la mitad de un objeto, visión nebulosa o brumosa)
  • dificultad para escuchar
  • pitido en los oídos
  • debilidad muscular
  • somnolencia
  • vómitos
  • ritmo cardiaco irregular
  • convulsiones
  • dificultad para respirar
  • cambios de humor o mentales
  • disminución del conocimiento o pérdida del conocimiento
  • pensamientos sobre lastimarse o quitarse la vida

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y lejos del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos de la luz, del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir:

  • náusea
  • vómitos
  • dolor de cabeza
  • somnolencia
  • alteraciones visuales
  • convulsiones
  • ritmo cardíaco irregular

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Los niños son especialmente sensibles a una sobredosis, por lo tanto, mantenga el medicamento fuera del alcance de los niños.

Asista a todas las citas con su médico y a las de laboratorio. Su médico puede ordenar algunas pruebas de laboratorio y electrocardiogramas (EKG, una prueba para controlar su ritmo y frecuencia cardíaca) para verificar su respuesta al fosfato de cloroquina. Su médico también probará sus reflejos para ver si ha desarrollado debilitamiento muscular que podría haber sido provocado por el medicamento.

Si ha estado tomando fosfato de cloroquina durante un período largo, su médico le recomendará exámenes frecuentes de su visión. Es muy importante que asista a estas citas. El fosfato de cloroquina puede causar problemas graves de visión. Si experimenta algún cambio en la visión, deje de tomar fosfato de cloroquina y llame a su médico de inmediato.

No deje que nadie más tome su medicamento. Pregunte a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Aralen®

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento revisado - 15/06/2020