Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a682132-es.html

Oxicodona

Advertencia:

La oxicodona puede ocasionar problemas de respiración graves o que amenacen la vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. Su médico podría indicarle que no tome oxicodona. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una enfermedad pulmonar como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias), una lesión en la cabeza o cualquier condición que aumente la cantidad de presión en su cerebro. El riesgo de que presente problemas respiratorios puede ser más alto si es un adulto mayor o si está débil o desnutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, largas pausas entre respiraciones, o dificultad para respirar.

Tomar algunos otros medicamentos con oxicodona puede aumentar el riesgo de presentar problemas respiratorios graves o que amenacen la vida. Informe a su médico y farmacéutico si está tomando o planea tomar cualquiera de los siguientes medicamentos: ciertos antibióticos como claritromicina (Biaxin, en PrevPac) y eritromicina (Erytab, Erythrocin); ciertos medicamentos antimicóticos incluyendo itraconazol (Onmel, Sporanox), ketoconazol (Nizoral) y voriconazol (Vfend); carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril); medicamentos para ansiedad, enfermedad mental o náusea; relajantes musculares; ciertos medicamentos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), incluyendo indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), y ritonavir (Norvir, en Kaletra); otros medicamentos analgésicos narcóticos; fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifabutina (Mycobutin), rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate); sedantes; píldoras para dormir; o tranquilizantes. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de su medicamento y deba controlarle cuidadosamente.

Beber alcohol, tomar medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol o usar drogas ilícitas durante su tratamiento con oxicodona, aumenta el riesgo de que experimente efectos secundarios graves que ponen en riesgo la salud. Hable con su médico acerca de los riesgos de beber alcohol durante su tratamiento.

Si está tomando las tabletas de liberación prolongada de oxicodona, tráguelas enteras; no las mastique, rompa, divida, triture ni disuelva. No moje previamente, chupe ni humedezca de otra manera la tableta antes de colocársela en la boca. Trague cada la tableta inmediatamente después de ponerla en su boca. Si traga las tabletas de liberación prolongada quebradas, masticadas, trituradas o disueltas, puede recibir demasiado oxicodona a la vez, en lugar de lentamente en el transcurso de 12 horas. Esto puede causar problemas graves, incluyendo una sobredosis y la muerte.

La presentación de oxicodona es en solución (líquido) regular y como solución concentrada que contiene más oxicodona en cada mililitro de solución. Asegúrese de saber si su médico le recetó la solución regular o concentrada y la dosis en mililitros que su médico le recetó. Utilice la copa dosificadora, la jeringa oral o el gotero que viene con su medicamento para medir cuidadosamente el número de mililitros de solución que su médico le recetó. Lea atentamente las instrucciones que vienen con su medicamento y pregunte a su médico o farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo medir su dosis o cuánto medicamento debería tomar. Puede experimentar efectos secundarios graves o que pongan en peligro su vida si toma la solución de oxicodona con una concentración diferente o si toma una cantidad diferente del medicamento que le recetó su médico.

La oxicodona puede ser adictiva. No tome de más, ni con más frecuencia, ni la tome de una manera diferente a la que le indicó su médico. Informe a su médico si usted o alguien de su familia beben o alguna vez han bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas, o ha abusado de medicamentos con receta médica, o si tiene o alguna vez ha tenido depresión u otra enfermedad mental. Existe un mayor riesgo de que abuse de la oxicodona si tiene o alguna vez ha tenido cualquiera de estas condiciones.

No permita que nadie más tome su medicamento. La oxicodona puede dañar u ocasionar la muerte a otras personas que tomen su medicamento, especialmente a los niños.

Almacene la oxicodona en un lugar seguro de manera que nadie más pueda tomarla accidentalmente o a propósito. Tenga especial cuidado de guardar la oxicodona fuera del alcance de los niños. Mantenga un registro de cuántas tabletas o cápsulas o cuánto líquido queda de manera que pueda saber si falta medicamento. Deseche apropiadamente cualquier cápsula, tableta, tabletas de liberación prolongada, cápsula de liberación prolongada y líquido que no desee, de acuerdo con las instrucciones. (Consulte ALMACENAMIENTO y DESECHO).

Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si toma regularmente las tabletas o cápsulas de liberación prolongada de oxicodona durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que amenacen su vida después del nacimiento. Informe al médico de su bebé de inmediato si su bebé experimenta cualquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea, o no aumenta de peso.

Hable con su médico sobre los riesgos de tomar oxicodona.

Si toma las tabletas o cápsulas de liberación prolongada o solución de oxicodona, su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento y cada vez que surta su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La oxicodona se usa para aliviar el dolor de moderado a fuerte. Las tabletas y las cápsulas de liberación prolongada de oxicodona se usan para aliviar el dolor fuerte en personas que se espera que necesiten medicamento para el dolor todo el tiempo durante un período prolongado y que no pueden recibir tratamiento con otros medicamentos. Las cápsulas y tabletas de liberación prolongada de oxicodona no se deberían usar para tratar el dolor que se puede controlar con medicamento que se toma cuando es necesario. Las tabletas y las cápsulas de liberación prolongada y la solución concentrada de oxicodona solo deberían usarse para tratar a las personas que son tolerantes (acostumbradas a los efectos del medicamento) a los medicamentos opioides, porque han tomado este tipo de medicamento durante al menos una semana. La oxicodona pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor.

La oxicodona también está disponible en combinación con el acetaminofén (Oxycet, Percocet, Roxicet, Xartemis XR, otros), la aspirina (Percodan) y el ibuprofeno. Esta monografía solo incluye información acerca del uso de la oxicodona sola. Si toma un producto combinado de oxicodona, asegúrese de leer información acerca de todos los ingredientes del producto que esté tomando y pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la oxicodona es en solución (líquido), una solución concentrada, una tableta, una cápsula, una tableta de liberación prolongada (acción prolongada) (Oxycontin) y una cápsula de liberación prolongada (Xtampza ER) para tomar por vía oral. La solución, la solución concentrada, tableta y cápsula usualmente se toman con o sin alimentos cada 4 a 6 horas, según se necesite para el dolor o como medicamentos programados regularmente. Las tabletas de liberación prolongada (Oxycontin) se toman cada 12 horas con o sin alimentos. Las cápsulas de liberación prolongada (Xtampza ER) se toman cada 12 horas con los alimentos; coma la misma cantidad de alimentos con cada dosis. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la oxicodona exactamente como se le indique.

Si toma las tabletas de la marca Oxaydo, tráguelas una a la vez con suficiente agua. Trague la tableta inmediatamente después de ponerla en su boca. No moje previamente, humedezca ni chupe las tabletas antes de ponerlas en su boca. No mastique ni triture las tabletas de la marca Oxaydo, ni las administre por el tubo nasogástrico (tubo NG; un tubo que se inserta a través de la nariz para administrar los medicamentos y alimentos directamente al estómago).

Si tiene dificultad para tragar las cápsulas de liberación prolongada (Xtampza ER), puede abrir cuidadosamente la cápsula y verter el contenido en alimentos blandos como salsa de manzana, pudín, yogur, helado o mermelada, y luego consumir la mezcla inmediatamente. Deseche de inmediato las cubiertas vacías de la cápsula dejándolas ir en el inodoro. No guarde la mezcla para usarla después.

Si tiene una sonda para alimentarse, se pueden verter los contenidos de las cápsulas de liberación prolongada en la sonda. Pregúntele a su médico cómo debe tomar el medicamento y siga estas instrucciones atentamente.

Si está tomando la solución concentrada, su médico le puede indicar que mezcle el medicamento en una pequeña cantidad de jugo o alimentos semisólidos como pudín o puré de manzana. Siga estas instrucciones atentamente. Trague la mezcla de inmediato; no la guarde para usarla después.

Es probable que su médico le indique que empiece a tomar una dosis baja de oxicodona y le aumente la dosis con el tiempo si no se controla su dolor. Después de tomar oxicodona por un período de tiempo, su cuerpo podría acostumbrarse al medicamento. Si esto sucede, es posible que su médico necesite aumentar su dosis para controlar el dolor. Es posible que su médico disminuya su dosis si experimenta efectos secundarios. Informe al médico cómo se siente durante su tratamiento con oxicodona.

No deje de tomar oxicodona sin hablar con su médico. Si deja de tomar este medicamento repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como nerviosismo, ojos llorosos, secreción nasal, estornudos, bostezos, sudoración, escalofríos, dolores de músculos o articulaciones, debilidad, irritabilidad, ansiedad, depresión, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, calambres, náusea, vómitos, diarrea, pérdida del apetito, ritmo cardíaco rápido y respiración rápida. Probablemente su médico disminuirá su dosis gradualmente.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar oxicodona,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la oxicodona, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contiene el producto de oxicodona que planea tomar. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualquiera de los siguientes: antihistamínicos (que se encuentran en los medicamentos contra los resfriados y las alergias); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'); buprenorfina (Buprenex, Butrans, en Suboxone, en Zubsolv, otros); butorfanol; ciclobenzaprina (Amrix); medicamentos para glaucoma, enfermedad de intestino irritable, y problemas urinarios; litio (Lithobid); medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Alsuma, Imitrex, en Treximet) y zolmitriptán (Zomig); milnaciprán (Savella); mirtazapina (Remeron); nalbufina; naloxona (Evzio, Narcan, otros); pentazocina (Talwin); antagonistas del receptor 5-HT3 como alosetrón (Lotronex), dolasetrón (Anzemet), granisetrón (Kytril), ondansetrón (Zofran, Zuplenz), o palonosetrón (Aloxi); inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Prozac, Pexeva) y sertralina (Zoloft); serotonina e inhibidores de receptación de norepinefrina como duloxetina (Cymbalta), desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), y venlafaxina (Effexor); tramadol (Conzip, Ulltram, en Ultracet), trazodona; o antidepresivos tricíclicos (para levantar el ánimo) como amitriptilina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Silenor), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil).Además informe a su médico o farmacéutico si está tomando o recibiendo los siguientes inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO) o si ha dejado de tomarlos durante las últimas dos semanas: isocarboxazida (Marplan), linezolid (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) o tranilcipromina (Parnate). Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con la oxicodona, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparezcan en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si tiene efectos secundarios.
  • Informe a su médico qué productos a base de hierbas está tomando, especialmente la hierba de San Juan.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido cualquiera de las condiciones que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE o íleo paralítico (condición en la que la comida digerida no pasa a través de los intestinos). Su médico podría indicarle que no tome oxicodona.
  • Además, informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una obstrucción en el estómago o el intestino; presión sanguínea baja; convulsiones; enfermedad de Addison (condición en la que la glándula adrenal no produce suficiente hormona); convulsiones; estrechamiento de la uretra (bloqueo del tubo que permite que la orina salga del cuerpo), agrandamiento de la próstata (una glándula reproductiva masculina), problemas para orinar; o enfermedad cardíaca, renal, hepática, pancreática, tiroidea, o de la vesícula biliar. Si tomará las tabletas o las cápsulas de liberación prolongada, también informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido dificultad para tragar, diverticulitis (condición en la que se forman pequeñas bolsas en los intestinos y se inflaman e infectan), cáncer de colon (un tipo de cáncer que empieza en el intestino grueso), o cáncer de esófago (cáncer que empieza en el tubo que conecta la boca y el estómago).
  • Informe a su médico si está amamantando.
  • Debe saber que este medicamento puede disminuir la fertilidad en hombres y mujeres. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar oxicodona.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando oxicodona.
  • Debe saber que este medicamento le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo, no opere maquinaria pesada ni participe en otras actividades posiblemente peligrosas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que la oxicodona puede ocasionar vértigo, mareo y desmayo cuando se levanta muy rápido al estar acostado. Para ayudar a evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de levantarse.
  • Debe saber que la oxicodona puede ocasionar estreñimiento. Hable con su médico para cambiar su dieta o usar otros medicamentos para evitar o tratar el estreñimiento mientras esté tomando oxicodona.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Si toma oxicodona en un horario regular, tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida. No tome más de una dosis de las tabletas o cápsulas de liberación prolongada en 12 horas.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La oxicodona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es fuerte o no desaparece:

  • náusea
  • vómitos
  • boca seca
  • mareos
  • dolor de estómago
  • somnolencia
  • rubor
  • sudoración
  • dolor de cabeza
  • cambios de humor

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • cambios en el ritmo cardiaco
  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea
  • náusea, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos
  • incapacidad para lograr o mantener una erección
  • menstruación irregular
  • menos deseo sexual
  • dolor de pecho
  • urticaria
  • picazón
  • sarpullido
  • inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas
  • ronquera
  • dificultad para respirar o tragar
  • convulsiones
  • somnolencia extrema
  • aturdimiento cuando cambia de posición

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

La oxicodona puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos de la luz, del exceso de calor y humedad (no en el baño). Deje ir en el inodoro cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite para que no lo tomen otras personas. Hable con su farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • dificultad para respirar
  • respiración lenta o detenida
  • somnolencia excesiva
  • debilidad muscular o de las extremidades
  • pupilas dilatadas o contraídas (círculos oscuros en los ojos)
  • piel fría y húmeda
  • pérdida del conocimiento o coma

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico. Su médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la oxicodona.

Antes de hacerse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando oxicodona.

Esta receta médica no se puede volver a surtir. Si sigue sintiendo dolor después de terminar de tomar la oxicodona, llame a su médico.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Dazidox®
  • Endocodone®
  • ETH-Oxydose®
  • Oxaydo®
  • Oxecta®
  • Oxycontin®
  • Oxyfast®
  • OxyIR®
  • Percolone®
  • Roxicodone®
  • Xtampza® ER
  • Targiniq® ER (como combinación de productos que contiene naloxona, oxicodona)
  • Xartemis XR® (como combinación de productos que contiene Acetaminofén, Oxicodona)

Marcas comerciales de producto combinados

  • Combunox® (contiene Ibuprofeno, Oxicodona)
  • Endocet® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Endodan® (contiene Aspirina, Oxicodona)
  • Lynox® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Magnacet® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Narvox® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Oxycet® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Percocet® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Percodan® (contiene Aspirina, Oxicodona)
  • Perloxx® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Primlev® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Roxicet® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Roxiprin® (contiene Aspirina, Oxicodona)
  • Taxadone® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Tylox® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)
  • Xolox® (contiene Acetaminofén, Oxicodona)

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento actualizado - 15/06/2016