Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a682065-es.html

Codeína

Aviso:

[Publicado el 11/01/2018]

AUDIENCIA: Medicina familiar, pediatría

PROBLEMA: La FDA está solicitando cambios en las etiquetas de seguridad para los medicamentos para la tos y el resfriado con receta que contengan codeína o hidrocodona para limitar el uso de estos productos a adultos mayores de 18 años debido a que los riesgos de estos medicamentos sobrepasan sus beneficios en niños menores de 18 años. La FDA también requiere agregar información de seguridad sobre los riesgos del mal uso, abuso adicciones, sobredosis, muerte y respiración lenta o difícil en el recuadro de advertencia, la advertencia más prominente de las etiquetas de los medicamentos para la tos y el resfriado con receta que contienen codeína o hidrocodona.

Algunos medicamentos para la tos que contienen codeína están disponibles como productos de venta libre en algunos estados y la FDA también está analizando una acción normativa para estos productos.

La FDA está tomando esta medida después de llevar a cabo una amplia revisión y convocar un panel de expertos externos, disponible en: http://bit.ly/2D5011o. Ambos determinaron que los riesgos de respiración lenta o difícil, mal uso, abuso, adicción, sobredosis y muerte con estos medicamentos superan los beneficios en los pacientes menores de 18 años.

Consulte el Comunicado de la Administración de Medicamentos y Alimentos acerca de la seguridad de los medicamentos, disponible en: http://bit.ly/2EBSDHU, para obtener una lista de los medicamentos con receta para la tos y el resfriado que contienen codeína o hidrocodona

ANTECEDENTES: La codeína y la hidrocodona están disponibles en combinación con otros medicamentos, como los antihistamínicos y descongestionantes, en medicamentos con receta para tratar la tos y los síntomas asociados con alergias o el resfriado común. Otros medicamentos no opioides de venta libre o con receta están disponibles para tratar estos síntomas.

RECOMENDACIONES: Los profesionales de atención médica deben estar enterados de que la FDA está cambiando el rango de edad para el cual se indican los medicamentos opioides con receta para la tos y el resfriado. Estos productos ya no estarán indicados para el uso en niños y su uso en este rango de edad no es recomendado. Los profesionales de atención médica deben asegurar a los padres que la tos relacionada con un resfriado o una infección respiratoria superior es autolimitada y por lo general no requiere tratamiento. Para aquellos niños que necesitan un tratamiento para la tos, hay medicamentos alternativos disponibles. Estos incluyen productos de venta libre (OTC) como dextrometorfano, así como también productos de benzonatato con receta.

Los padres y encargados del cuidado deben saber que los medicamentos opioides con receta para la tos y el resfriado que incluyen codeína o hidrocodona no se deben utilizar en niños. La codeína y la hidrocodona son medicamentos narcóticos llamados opioides y pueden presentar riesgos graves cuando se utilizan en niños. Es importante que los padres y encargados del cuidado comprendan que no es necesario tratar una tos relacionada con un resfriado común con medicamentos. Si se receta un medicamento para la tos, pregunte al profesional de atención médica de su hijo o al farmacéutico si este contiene un opioide como codeína o hidrocodona. Lea siempre las etiquetas en los frascos de los medicamentos con receta. Si el medicamento recetado para su hijo contiene un opioide, hable con el profesional de atención médica de su hijo sobre un medicamento no opioide diferente o si tiene alguna pregunta o inquietud.

Advertencia:

La codeína puede ocasionar problemas de respiración graves o mortales, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. El médico probablemente le dirá que no tome codeína. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias), una lesión en la cabeza o cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro. El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o desnutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, pausas prolongadas entre respiraciones o dificultad para respirar.

Cuando se ha utilizado codeína en niños, se han reportado casos de problemas graves de respiración que ponen en peligro la vida como dificultad para respirar y muerte. La codeína no se debe usar nunca para tratar el dolor ni la tos en niños menores de 12 años o para aliviar el dolor después de una cirugía de extirpación de amígdalas o adenoides en niños menores de 18 años. La codeína no deben utilizarse en niños de 12 a 18 años que sean obesos o que tengan una enfermedad neuromuscular (enfermedad que afecta los nervios que controlan los músculos voluntariamente), una enfermedad pulmonar o apnea obstructiva del sueño (afección en la cual la vía aérea se bloquea o se estrecha y la respiración se detiene durante períodos cortos durante el sueño) ya que estas condiciones pueden aumentar el riesgo de problemas respiratorios.

Tomar algunos medicamentos durante su tratamiento con la codeína puede aumentar el riesgo de que experimente problemas de respiración u otros problemas graves que pongan en peligro su vida, problemas para respirar, sedación o coma. Informe a su médico si está tomando o planea tomar alguno de los siguientes medicamentos: ciertos antibióticos como la eritromicina (Erytab, Erythrocin); determinados medicamentos antimicóticos incluyendo el ketoconazol (Nizoral); benzodiacepinas como alprazolam (Xanax), diazepam (Diastat, Valium), estazolam, flurazepam, lorazepam (Ativan) y triazolam (Halcion); carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril); ciertos medicamentos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), incluso indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept) y ritonavir (Norvir, en Kaletra); medicamentos para enfermedad mental o náusea; otros medicamentos para el dolor; relajantes musculares; fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate); sedantes, píldoras para dormir, o tranquilizantes. Es posible que su médico necesite cambiar la dosificación de sus medicamentos y lo supervise atentamente. Si toma codeína con cualquiera de estos medicamentos y desarrolla cualquiera de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato o busque atención médica de emergencia: mareos inusuales, aturdimiento, somnolencia extrema, respiración difícil o lenta o no tiene capacidad de respuesta. Asegúrese de que su encargado del cuidado o los miembros de su familia conozcan cuáles son los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico o buscar atención médica de emergencia si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

La codeína puede ser adictiva. No tome de más, no lo tome con más frecuencia ni lo tome de una manera diferente a la que le indicó su médico. Informe a su médico si usted o alguien de su familia bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas, o ha abusado de los medicamentos con receta médica o si tiene o ha tenido depresión u otra enfermedad mental. Existe mayor riesgo de que abuse de la codeína si tiene o ha tenido alguna de estas enfermedades.

Beber alcohol o usar drogas ilícitas durante su tratamiento con codeína también aumenta el riesgo de que experimente estos efectos secundarios graves que pongan en riesgo su vida. No beba alcohol ni tome medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol ni use drogas ilícitas durante su tratamiento.

Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si toma codeína regularmente durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que lo pongan en riesgo después del nacimiento. Informe de inmediato al médico de su bebé si el niño experimenta cualquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea o no aumenta de peso.

No permita que nadie más tome su medicamento. La codeína puede dañar u ocasionarles la muerte a otras personas que tomen su medicamento, particularmente a los niños.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con codeína y cada vez que vuela a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La codeína se usa para aliviar el dolor leve a moderado. También se usa, por lo general, en combinación con otros medicamentos para reducir la tos. La codeína ayuda a aliviar los síntomas, pero no trata la causa de los síntomas ni acelera la recuperación. La codeína pertenece a una clase de medicamentos que se llaman analgésicos opiáceos (narcóticos) y a una clase de medicamentos que se llaman antitusivos. Cuando la codeína se usa para tratar el dolor, funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor. Cuando se usa codeína para reducir la tos, funciona al reducir la actividad en la parte del cerebro que ocasiona la tos.

La codeína también está disponible en combinación con el acetaminofeno (Capital y Codeína, Tylenol con Codeína), aspirina, carisoprodol y prometazina y como ingrediente en muchos medicamentos para la tos y el resfriado. Esta monografía solo incluye información acerca del uso de la codeína. Si toma un producto combinado de codeína, asegúrese de leer la información acerca de todos los ingredientes del producto que está tomando y pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La codeína (sola o combinada con otros medicamentos) tiene presentación en tabletas, cápsulas y en solución (líquido) para tomar por vía oral. Por lo general se toma cada 4 a 6 horas, según sea necesario. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la codeína exactamente como se indica.

Si toma codeína durante varias semanas o más, no deje de tomar el medicamento sin hablar antes con su médico. Es posible que su médico disminuya la dosis gradualmente. Si deja de tomar la codeína repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como inquietud; pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos), ojos llorosos, irritabilidad, ansiedad, secreción nasal, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, bostezos, sudoración, respiración rápida, ritmo cardiaco rápido, escalofríos, vello erizado en sus brazos, náuseas, pérdida de apetito, vómitos, diarrea, calambres estomacales, dolores musculares, o dolor de espalda.

Agite bien la suspensión antes de cada uso para mezclar el medicamento de manera uniforme. No use una cuchara doméstica para medir su dosis. Use la taza o la cuchara medidora que viene con el medicamento o use una cuchara fabricada específicamente para medir medicamentos.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento algunas veces se receta para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar codeína,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a la codeína, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contiene el producto de codeína que planee tomar. Pida a su médico o farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o recibiendo los siguientes inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO) o si ha dejado de tomarlos durante las últimas 2 semanas: isocarboxazida (Marplan), linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar), o tranilcipromina (Parnate). Probablemente su médico le indicará que no tome codeína si está tomando uno o más de estos medicamentos o si los ha tomado las últimas 2 semanas.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: bupropión (Aplenzin, Wellbutrin, Zyban); ciclobenzaprina (Amrix); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'), litio (Lithobid), medicamentos para la tos, resfriados o alergias; medicamentos para la ansiedad; medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex, en Treximet) y zolmitriptán (Zomig); mirtazapina (Remeron); bloqueadores dede serotonina5-HT 3 como alosetrón (Lotronex), dolasetrón (Anzemet), granisetrón (Kytril), ondansetrón (Zofran, Zuplenz) o palonosetrón (Aloxi); inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Prozac, Pexeva) y sertralina (Zoloft); inhibidores de recaptación de norepinefrina y serotonina (IRSN) como duloxetina (Cymbalta), desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), milnaciprán (Savella) y venlafaxina (Effexor); tramadol (Conzip), trazodona (Oleptro), y antidepresivos tricíclicos (para levantar el ánimo) como amitriptilina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Silenor), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil). Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con codeína, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico los productos a base de hierbas que esté tomando, especialmente la hierba de San Juan y triptófano.
  • Informe a su médico si tiene cualquiera de las enfermedades que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, una obstrucción o estrechamiento en el estómago o intestinos, o bien, íleo paralítico (afección en la que la comida digerida no pasa a través de los intestinos). Su médico podría indicarle que no tome codeína.
  • informe a su médico si bebe o si ha tenido cirugías abdominales o del tracto urinario recientemente. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido convulsiones, enfermedad mental, hipertrofia prostática (agrandamiento de la glándula reproductiva masculina), problemas urinarios, presión arterial baja, enfermedad de Addison (condición en la que el cuerpo no produce suficiente de ciertas sustancias naturales), o enfermedad de la tiroides, pancreática, de los intestinos, de la vesícula, hepática, o enfermedades renales.
  • Debe saber que este medicamento puede disminuir la fertilidad en hombres y mujeres. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar codeína.
  • Informe a su médico si está amamantando. No debe amamantar mientras toma codeína. La codeína puede ocasionar respiración superficial, dificultad para respirar, respiración ruidosa, confusión, más somnolencia de lo usual, problemas para amamantar o debilidad en los niños lactantes.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluida una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando codeína.
  • Debe saber que este medicamento le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que la codeína puede ocasionar mareo, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido después de estar acostado. Esto es más común al empezar a tomar codeína por primera vez. Para evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de ponerse de pie.
  • Debe saber que la codeína puede ocasionar estreñimiento. Hable con su médico para cambiar su dieta y usar otros medicamentos para tratar o evitar el estreñimiento.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Por lo general, la codeína se toma según sea necesario. Si su médico le indicó que debe tomar codeína regularmente, tome la dosis omitida tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La codeína puede ocasionar efectos secundarios. Informe al médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • dolor de cabeza,
  • dolor de estómago,
  • dificultad para orinar.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas o los que se mencionan en la sección ADVERTENCIAS IMPORTANTES, deje de tomar la codeína y llame a su médico inmediatamente o busque atención médica de emergencia:

  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea;
  • náuseas, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos,
  • incapacidad para lograr o mantener una erección,
  • menstruación irregular,
  • menos deseo sexual,
  • respiración ruidosa o poco profunda,
  • dificultad para respirar o tragar,
  • cambios en el ritmo cardiaco,
  • sarpullido,
  • picazón,
  • urticaria,
  • cambios en la visión,
  • convulsiones.

La codeína puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y de la humedad (no lo guarde en el baño).

It is important to keep all medication out of sight and reach of children as many containers (such as weekly pill minders and those for eye drops, creams, patches, and inhalers) are not child-resistant and young children can open them easily. To protect young children from poisoning, always lock safety caps and immediately place the medication in a safe location – one that is up and away and out of their sight and reach. http://www.upandaway.org

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • dificultad para respirar,
  • somnolencia excesiva,
  • pérdida del conocimiento,
  • pérdida del tono muscular,
  • piel fría y húmeda,
  • desmayos,
  • mareos,
  • ritmo cardiaco lento.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y las del laboratorio. Su médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la codeína.

Antes de hacerse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando codeína.

Vender o regalar este medicamento puede ocasionar la muerte o dañar a otras personas y, es ilegal. Es posible que no pueda volver a surtir su receta. Hable con su farmacéutico sobre cualquier duda que pueda tener sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Tuzistra XR® (como combinación de productos que contiene Clorfeniramina, Codeína)

Marcas comerciales de producto combinados

  • Airacof® (contiene Codeína, Difenhidramina, Fenilefrina)
  • Ala-Hist AC® (contiene Codeína, Fenilefrina)
  • Allfen CD® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Ambenyl® (contiene Bromodifenhidramina, Codeína)
  • Ambophen® (contiene Bromodifenhidramina, Codeína)
  • Antituss AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Bitex® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Bromanyl® (contiene Bromodifenhidramina, Codeína)
  • Bromotuss® con Codeína (contiene Bromodifenhidramina, Codeína)
  • Brontex® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Bron-Tuss® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Brovex CB® (contiene Bromfeniramina, Codeína)
  • Brovex PBC® (contiene Bromfeniramina, Codeína, Fenilefrina)
  • Calcidrine® (contiene Yoduro de calcio anhidro, Codeína)
  • Cheracol® con Codeína (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Cheratussin® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Codafen® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Codimal PH® (contiene Codeína, Fenilefrina, Pirilamina)
  • Cotab A® (contiene Clorfeniramina, Codeína)
  • Demi-Cof® (contiene Clorfeniramina, Codeína, Fenilefrina, Yoduro de potasio)
  • Dex-Tuss® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Diabetic Tussin C® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Dicomal-PH® (contiene Codeína, Fenilefrina, Pirilamina)
  • Duraganidin NR® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • EndaCof AC® (contiene Bromfeniramina, Codeína)
  • Endal CD® (contiene Codeína, Difenhidramina, Fenilefrina)
  • ExeClear-C® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Gani-Tuss NR® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Giltuss Ped-C® (contiene Codeína, Guaifenesina, Fenilefrina)
  • Glydeine® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Guaifen AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Guiatuss AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Guiatussin® con Codeína (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Halotussin AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Iophen® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Mar-cof CG® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Maxiphen CD® (contiene Codeína, Guaifenesina, Fenilefrina)
  • M-Clear WC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • M-End PE® (contiene Bromfeniramina, Codeína, Fenilefrina)
  • Mytussin AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Nalex® AC (contiene Bromfeniramina, Codeína)
  • Notuss AC® (contiene Clorfeniramina, Codeína)
  • Notuss PE® (contiene Codeína, Fenilefrina)
  • Pediacof® (contiene Clorfeniramina, Codeína, Fenilefrina, Yoduro de potasio)
  • Pedituss® (contiene Clorfeniramina, Codeína, Fenilefrina, Yoduro de potasio)
  • Pentazine VC® (contiene Codeína, Fenilefrina, Prometazina)
  • Pentazine® con Codeína (contiene Codeína, Prometazina)
  • Phenergan® VC con Codeína (contiene Codeína, Fenilefrina)
  • Phenergan® con Codeína (contiene Codeína, Prometazina)
  • Poly-Tussin AC® (contiene Bromfeniramina, Codeína, Fenilefrina)
  • Prometh® con Codeína (contiene Codeína, Guaifenesina, Prometazina)
  • Robafen AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Robichem AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Robitussin® AC (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Rolatuss® (contiene Cloruro de amonio, Clorfeniramina, Codeína, Fenilefrina)
  • Romilar AC® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Tusnel C® (contiene Bromfeniramina, Codeína, Guaifenesina)
  • Tussi Organidin® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Tussiden C® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Tussirex® (contiene Cafeína, Codeína, Feniramina, Fenilefrina, Ácido salicílico)
  • Tusso-C® (contiene Codeína, Guaifenesina)
  • Vanacof® (contiene Codeína, Dexclorfeniramina, Fenilefrina)
  • Z Tuss AC® (contiene Clorfeniramina, Codeína)
  • Zodryl AC® (contiene Clorfeniramina, Codeína)
  • Zotex C® (contiene Codeína, Fenilefrina, Pirilamina)

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento revisado - 15/01/2018