Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a618008-es.html

Inyección de semaglutida

Advertencia:

La inyección de semaglutida puede aumentar el riesgo de desarrollar tumores de la glándula tiroidea, incluyendo carcinoma medular tiroideo (MTC; un tipo de cáncer de la tiroides). Los animales de laboratorio a los que se les dio semaglutida desarrollaron tumores, pero se desconoce si este medicamento aumenta el riesgo de tumores en humanos. Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido alguna vez MTC o síndrome de Neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN 2; una enfermedad que ocasiona tumores en más de una glándula del cuerpo). Si es así, su médico podría indicarle que no use la inyección de semaglutida. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico de inmediato: una masa o inflamación en el cuello; ronquera; dificultad para tragar o dificultad para respirar.

Asista a todas las citas con su médico y en el laboratorio. Su médico podría ordenar algunas pruebas para comprobar la respuesta del cuerpo a la inyección de semaglutida.

El médico o el farmacéutico le dará la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie el tratamiento con la inyección de semaglutida y también se la dará cada vez que vuelva a surtir la receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

Hable con su médico acerca de los riesgos de usar la inyección de semaglutida.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de semaglutida se usa junto con una dieta y un programa de ejercicios para controlar los niveles de azúcar en la sangre en adultos con la diabetes tipo 2 (afección en la que el cuerpo no usa la insulina normalmente y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) cuando otros medicamentos no controlaron los niveles de azúcar lo suficientemente bien. La inyección de semaglutida no se utiliza para tratar la diabetes tipo 1 (afección en la que el cuerpo no produce la insulina y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) o cetoacidosis diabética (una afección grave que puede desarrollarse si no se trata el azúcar alta en sangre). La inyección de semaglutida no se usa en lugar de la insulina para tratar a las personas que tienen diabetes y que necesitan insulina. La inyección de semaglutida pertenece a una clase de medicamentos llamados miméticos de la incretina. Funciona al ayudar al páncreas a liberar la cantidad correcta de insulina cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos. La insulina ayuda trasladar el azúcar de la sangre a otros tejidos del cuerpo en donde se usa para obtener energía. La inyección de semaglutida también funciona al desacelerar el movimiento de la comida a través del estómago.

Con el tiempo, las personas que tienen diabetes y azúcar alta en la sangre pueden desarrollar complicaciones graves o mortales, incluyendo enfermedades del corazón, apoplejías, problemas renales, daño a los nervios y problemas de la vista. Usar medicamentos, realizar cambios al estilo de vida (por ejemplo, dieta, ejercicios, dejar de fumar) y verificar regularmente su azúcar en sangre puede ayudarle a controlar su diabetes y mejorar su salud. Esta terapia también puede reducir las posibilidades de sufrir un infarto, apoplejía u otras complicaciones relacionadas con la diabetes como insuficiencia renal, daño a los nervios (entumecimiento, piernas o pies fríos, disminución en la capacidad sexual en hombres y mujeres), problemas de la vista, incluyendo daños o pérdida de la vista o enfermedad de las encías. Su médico y otros proveedores de cuidado de salud hablarán con usted sobre la mejor manera para controlar la diabetes.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la inyección de semaglutida es como una solución (líquido) en una dosis prellenada para inyectar de forma subcutánea (debajo de la piel). Por lo general se inyecta una vez a la semana, sin tomar en cuenta las comidas. Use la inyección de semaglutida el mismo día cada semana a cualquier hora del día. Puede cambiar el día de la semana en la que usa semaglutida siempre y cuando hayan sido 2 días o más (48 horas o más) desde que usó la última dosis. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de la receta médica y pida al médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Use la inyección de semaglutida exactamente como se le indique. No use una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo use con más frecuencia de la que el médico le recete.

Su médico probablemente le dirá que inicie con una dosis baja de la inyección de semaglutida y aumentará su dosis después de 4 semanas. Es posible que su médico aumente la dosis de nuevo después de otras 4 semanas según la respuesta de su cuerpo al medicamento.

La inyección de semaglutida controla la diabetes, pero no la cura. Continúe usando la inyección de semaglutida incluso si se siente bien. No deje de usar la inyección de semaglutida sin hablar antes con su médico.

Lea atentamente las instrucciones de uso del fabricante que vienen con el medicamento. Estas instrucciones describen cómo inyectar una dosis de la inyección de semaglutida. Si tiene alguna pregunta acerca de cómo inyectar este medicamento, asegúrese de preguntarle a su farmacéutico o médico.

Siempre observe la solución de semaglutida antes de inyectarla. Debe estar clara, incolora y sin partículas. No utilice la semaglutida si tiene algún color, está turbia, espesa o contiene partículas sólidas o si ya pasó la fecha de vencimiento en el frasco.

Nunca vuelva a utilizar las agujas o inyectores y nunca los comparta. Siempre redeseche la aguja inmediatamente después de inyectar su dosis. Deseche las agujas en un recipiente resistente a las perforaciones. Pregunte a su médico o farmacéutico cómo deshacerse del recipiente resistente a perforaciones.

Puede inyectarse la semaglutida en la parte superior del brazo, la cadera o el área del estómago. Cambie (rote) el sitio de la inyección cada vez que se inyecte. Puede inyectarse la semaglutida y la insulina en la misma área del cuerpo, pero no debe ponerse las inyecciones una al lado de la otra. Si el inyector está almacenado en el refrigerador, permita que el inyector se caliente a temperatura ambiente antes de usarlo.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información hable con su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar la inyección de semaglutida,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la semaglutida, albiglutida (Tanzeum), diraglutida (Trulicity), exenatida (Bydureon, Byetta), liraglutida (Saxenda, Victoza), lixisenatida (Adlyxin, en Soliqua), a cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes que contiene la inyección de semaglutida. Pregunte a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Es particularmente importante decirle a su médico todos los medicamentos que toma por vía oral, ya que la semaglutida puede cambiar la manera en que su cuerpo absorbe estos medicamentos. También, asegúrese de mencionar la insulina y sulfonilureas, tales como clorpropamida (Diabinese, Glucamide), glimepirida (Amaryl, en Duetact), glipizida (Glucotrol), gliburida (DiaBeta, Glynase); tolazamida, y tolbutamida. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido pancreatitis (inflamación del páncreas), retinopatía diabética (daño en los ojos provocado por la diabetes), o enfermedades renales. También informe a su médico si recientemente tuvo diarrea, náusea o vómitos o si no puede ingerir líquidos por vía oral, lo cual puede provocar deshidratación (pérdida de una gran cantidad de líquidos corporales).
  • Informe a su médico si está planeando quedar embarazada. Su médico podría decirle que deje de usar la inyección de semaglutida durante 2 meses antes de un embarazo planificado.
  • Informe a su médico si está embarazada o está amamantando. Llame a su médico si queda embarazada mientras usa la inyección de semaglutida.
  • Pregunte a su médico qué hacer si hay un gran cambio en su dieta, ejercicio o peso, o si se enferma, tiene una infección o fiebre, experimenta estrés inusual o se lesiona. Estos cambios y condiciones pueden afectar el azúcar en la sangre y la cantidad de la inyección de semaglutida que pueda necesitar.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Asegúrese de seguir todas las recomendaciones de ejercicios y dieta que le haga su médico o nutricionista.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Inyecte la dosis que olvidó tan pronto como la recuerde. Sin embargo, si han pasado más de 5 días de la hora a la que debía tomar la dosis que omitió, omita la dosis que no tomó y continúe con el programa de dosificación. No inyecte una dosis doble para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La inyección de semaglutida puede causar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • náuseas,
  • vómitos,
  • diarrea,
  • dolor abdominal,
  • estreñimiento,
  • acidez,
  • eructos.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • dolor continuo que empieza en la parte superior izquierda o en el centro del estómago, pero que puede extenderse a la espalda, con o sin vómitos;
  • sarpullido, picazón, inflamación de los ojos, el rostro, la boca, la lengua o la garganta, dificultad para respirar o tragar,
  • micción menos frecuente, inflamación de las piernas, los tobillos o los pies,
  • cambios en la vista.

La inyección de semaglutida puede causar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original y fuera del alcance de los niños. Guárdela lejos de la luz y del calor, con la tapa puesta. Almacene los inyectores de semaglutida en el refrigerador (36 °F a 46 °F [2 °C a 8 °C]), pero no los coloque cerca del elemento de enfriamiento del refrigerador. Una vez se use un inyector de semaglutida, puede almacenarlo a temperatura ambiente (59 °F a 86 °F [15 °C a 30° C]) o en el refrigerador. No lo congele. No use la semaglutida si se ha congelado.

Cuando viaje, los inyectores que están en uso se pueden guardar a temperatura ambiente hasta (59 °F a 86 °F [15 °C a 30 °C]) (no en la guantera del carro ni en otro lugar caliente).

Anote el día de su primer uso de un inyector de semaglutida, y deséchelo después de 56 días, incluso si queda algo de solución en el inyector.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No deje que nadie más use su medicamento. Hable con su farmacéutico sobre cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Ozempic®
Documento actualizado - 15/02/2018