Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a616022-es.html

Inyección de dexametasona

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de dexametasona se usa para tratar reacciones alérgicas intensas. Se usa para el control de ciertos tipos de edema (retención de líquidos e inflamación, exceso de líquido retenido en los tejidos corporales); enfermedad gastrointestinaly ciertos tipos de artritis. La inyección de dexametasona también se usa para pruebas de diagnóstico. La inyección de dexametasona también se usa para tratar algunas afecciones que afectan la sangre, la piel, los ojos, la tiroides, los riñones, los pulmones y el sistema nervioso. También se usa en combinación con otros medicamentos para tratar los síntomas de los niveles bajos de corticosteroides (falta de algunas sustancias que son producidas usualmente por el cuerpo y que se necesitan para el funcionamiento normal del cuerpo) y ciertos tipos de shock. La inyección de dexametasona se encuentra en una clase de medicamentos llamados corticosteroides. Funciona para tratar a las personas con niveles bajos de corticosteroides al reemplazar los esteroides que el cuerpo produce naturalmente durante el funcionamiento normal. También funciona al tratar otras condiciones al reducir la inflamación y el enrojecimiento al cambiar la manera en que funciona el sistema inmunológico.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la inyección de dexametasona es en forma de polvo que debe mezclarse con líquido para que se inyecte por vía intramuscular (en el músculo) o intravenoso (en la vena). Su programa de dosificación personal dependerá de su afección y cómo responda al tratamiento.

Usted puede recibir la inyección de dexametasona en un hospital o centro médico o le pueden dar el medicamento para usarlo en casa. Si usará la inyección de dexametasona en casa, su proveedor de cuidado de salud le mostrará cómo inyectar el medicamento. Asegúrese de comprender estas instrucciones y pregúntele a su proveedor de cuidado de salud si tiene alguna duda. Pregúntele a su proveedor de cuidado de salud qué debe hacer si tiene algún problema para usar la inyección de dexametasona.

Su médico podría cambiar su dosis de la inyección de dexametasona durante su tratamiento para asegurarse que siempre esté usando la dosis más baja que funcione para usted. Su médico podría necesitar cambiar su dosis si experimenta tensión inusual en su cuerpo como una cirugía, enfermedad o infección. Informe a su médico si sus síntomas mejoran o empeoran o si se enferma o tiene algún cambio en su salud durante su tratamiento.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

La inyección de dexametasona también se usa para tratar la náusea y los vómitos causados por ciertos tipos de quimioterapia para el cáncer y para prevenir el rechazo al trasplante de órganos. Pregunte a su médico acerca de los riesgos de usar este medicamento para tratar su condición.

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información pregunte a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de recibir la inyección de dexametasona,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la dexametasona, a cualquier otro medicamento, al alcohol bencílico o a alguno de los ingredientes en la inyección de dexametasona. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anfotericina B (Abelcet, Ambisome, Amphotec); anticoagulantes ('diluyentes de la sangre') como warfarina (Coumadin; Jantoven); aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naproxen) e inhibidores de COX-2 selectivos como celecoxib (Celebrex); medicamentos para la diabetes, incluso insulina; diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'); efedrina; fenobarbital; fenitoína (Dilantin, Fhenytek); y rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o monitorearle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene una infección micótica (en otro lado que no sea su piel o sus uñas). Su médico probablemente le dirá que no utilice la inyección de dexametasona.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido tuberculosis (TB; un tipo de infección pulmonar), cataratas (lente del ojo nublado), glaucoma (una enfermedad de los ojos), hipertensión arterial, un infarto reciente, problemas emocionales, depresión u otros tipos de enfermedades mentales, miastenia gravis (una condición en la que los músculos se debilitan), osteoporosis (afección en la que los huesos se debilitan y se vuelven frágiles y pueden quebrarse con facilidad), malaria (una infección grave que se contagia por medio de los mosquitos en algunas partes del mundo y puede causar la muerte), úlceras, o bien, enfermedad hepática, de los riñones, del corazón, de los intestinos, o enfermedad de la tiroides. Indique también a su médico si tiene algún tipo de infección sin tratar, bacteriana, parasítica o viral en cualquier lugar de su cuerpo o una infección por herpes en el ojo (un tipo de infección que causa un dolor en el párpado o la superficie del ojo).
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Llame a su médico si queda embarazada mientras recibe la inyección de dexametasona.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está recibiendo la inyección de dexametasona.
  • No permita que le administren vacunas (inyecciones para prevenir enfermedades) sin hablar con su médico.
  • Debe saber que la inyección de dexametasona puede disminuir su capacidad de combatir las infecciones y puede impedir que desarrolle síntomas si contrae una infección. Manténgase alejado de las personas enfermas y lávese las manos con frecuencia mientras esté usando este medicamento. Asegúrese de evitar a las personas que tienen varicela o sarampión. Llame a su médico de inmediato si considera que pudo haber estado cerca de alguien que tuvo varicela o sarampión.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Su médico podría indicarle que lleve una dieta baja en sal o una dieta alta en potasio o calcio. Su médico también podría recetarle o recomendarle un suplemento de calcio o potasio. Siga estas instrucciones atentamente.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La inyección de dexametasona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • dolor de cabeza,
  • cicatrización lenta de las cortadas y golpes,
  • piel delgada, frágil o seca,
  • manchas de color rojo o púrpura o líneas debajo de la piel,
  • depresiones en la piel en el sitio de la inyección,
  • aumento en la grasa corporal o movimiento a diferentes áreas de su cuerpo,
  • infelicidad inadecuada,
  • dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido,
  • cambios extremos de humor y personalidad,
  • depresión,
  • mayor sudoración,
  • debilidad muscular,
  • dolor de articulaciones,
  • períodos menstruales irregulares o ausentes,
  • hipo,
  • aumento en el apetito,
  • dolor o enrojecimiento en el sitio de la inyección.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • dolor de garganta, fiebre, escalofríos, tos u otros síntomas de infección,
  • convulsiones,
  • problemas de la vista,
  • inflamación de los ojos, el rostro, los labios, la lengua, la garganta, los brazos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas,
  • dificultad para respirar o tragar,
  • dificultad para respirar,
  • aumento de peso repentino,
  • sarpullido,
  • urticaria,
  • picazón.

La inyección de dexametasona puede causar que los niños crezcan más lentamente. El médico de su hijo observará atentamente el crecimiento de su hijo mientras que usa la inyección de dexametasona. Hable con el médico de su hijo sobre los riesgos de administrarle este medicamento.

Las personas que usan la inyección de dexametasona durante un período prolongado pueden desarrollar cataratas o glaucoma. Hable con su médico sobre los riesgos del uso de la inyección de dexametasona y con qué frecuencia debe examinar sus ojos durante el tratamiento.

La inyección de dexametasona puede aumentar su riesgo de desarrollar osteoporosis. Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento.

La inyección de dexametasona puede causar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Su proveedor de cuidado de salud le indicará cómo almacenar su medicamento. Almacene su medicamento solo como se le indica. Asegúrese de comprender cómo almacenar su medicamento adecuadamente.

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (http://goo.gl/c4Rm4p) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y del laboratorio. Su médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la inyección de dexametasona.

Si se realizará alguna prueba en la piel como pruebas de alergia o pruebas de tuberculosis, indique al médico o técnico que está recibiendo la inyección de dexametasona.

Antes de realizarse alguna prueba de laboratorio, informe al médico y al personal del laboratorio que está usando la inyección de dexametasona.

No deje que nadie más use su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Decadron

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento actualizado - 15/05/2016