Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a615023-es.html

Inyección de haloperidol

Advertencia:

Estudios han demostrado que los adultos mayores que padecen de demencia (un trastorno cerebral que afecta la capacidad de recordar, pensar claramente, comunicarse y realizar las actividades diarias y que puede ocasionar cambios en el estado de ánimo y en la personalidad) que toman antipsicóticos (medicamentos para enfermedad mental) como el haloperidol tienen un mayor riesgo de muerte durante el tratamiento.

La inyección de haloperidol y la inyección de liberación prolongada de haloperidol no están aprobadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) para el tratamiento de trastornos conductuales en adultos mayores que padecen de demencia. Hable con el médico que le recetó este medicamento si usted, un miembro de la familia o alguien que usted cuida, sufren de demencia y están siendo tratados con la inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol. Para obtener más información visite el sitio web de la FDA: http://www.fda.gov/Drugs

Hable con su médico sobre los riesgos de recibir la inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de haloperidol y la inyección de liberación prolongada de haloperidol se usan para tratar la esquizofrenia (una enfermedad mental que ocasiona pensamiento alterado o pensamiento inusual, pérdida de interés en la vida y emociones fuertes o inapropiadas). La inyección de haloperidol también se usa para controlar los tics motores (necesidad incontrolable de repetir ciertos movimientos corporales) y tics verbales (necesidad incontrolable de repetir ciertos sonidos o palabras) en las personas que tienen el trastorno de Tourette (condición que se caracteriza por tics motores o verbales). El haloperidol es una clase de medicamento llamado antipsicótico convencional. Funciona al reducir la exaltación anormal en el cerebro.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La inyección de haloperidol viene como solución para que un proveedor del cuidado de salud se la inyecte en el músculo. La inyección de haloperidol usualmente se administra según sea necesario para la agitación, tics motores o verbales. Si aún tiene los síntomas después de recibir la primera dosis, se le puede administrar una o más dosis adicionales. La inyección de liberación prolongada de haloperidol viene como solución para que un proveedor del cuidado de salud se la inyecte en el músculo. La inyección de liberación prolongada de haloperidol por lo general se administra una vez cada 4 semanas.

La inyección de haloperidol y la inyección de liberación prolongada de haloperidol pueden ayudar a controlar sus síntomas, pero no curarán su condición. Continúe asistiendo a las citas para que le administren haloperidol incluso si se siente bien. Hable con su médico si no siente que esté mejorando durante su tratamiento con la inyección de haloperidol.

Pida a su farmacéutico o médico una copia de la información del fabricante para el paciente.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de recibir la inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico al haloperidol, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contiene la inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: alprazolam (Xanax), amiodarona (Cordarone, Nexterone, Pacerone), anticoagulantes, medicamentos antifúngicos como itraconazol (Onmel, Sporanox) y cetoconazol (Nizoral), antihistamínicos (en medicinas para la tos y el resfriado), medicamentos para la ansiedad, depresión, enfermedad de intestino irritable, enfermedad mental, mareo por el movimiento, enfermedad de Parkinson, convulsiones, úlceras o problemas urinarios; buspirona; carbamazepina (Carbatrol, Tegretol, Teril, otros); clorpromazina; disopiramida (Norpace); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'); epinefrina (Adrenalina, Epipen, Twinject, otros); eritromicina (E.E.S, E-Mycin, Erythrocin); fluoxetina (Prozac, Sarafem, Selfemra); fluvoxamina (Luvox); litio (Lithobid); moxifloxacina (Avelox); medicamentos narcóticos para el dolor; nefazodona; paroxetina (Brisdelle, Paxil, Pexeva); prometazina (Promethegan); quinidina (en Nuedexta); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater); sedantes; sertralina (Zoloft); píldoras para dormir; tranquilizantes y venlafaxina (Effexor XR). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con haloperidol, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista.
  • Informe a su médico si la enfermedad de Parkinson (PD, un trastorno del sistema nervioso que causa dificultades con la movilidad, el control muscular y el equilibrio). Su médico probablemente le indicará que no se administre la inyección de haloperidol.
  • Informe a su médico si tiene un nivel bajo de glóbulos blancos. Además, informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido prolongación de QT (un ritmo cardíaco irregular que puede ocasionar desmayos, pérdida del conocimiento, convulsiones o la muerte repentina); trastorno bipolar (condición que ocasiona episodios de depresión, episodios de manía y otros estados de ánimo anormales); un encefalograma anormal (EEG; una prueba que registra la actividad eléctrica del cerebro); convulsiones; un ritmo cardíaco irregular; niveles bajos de potasio o magnesio en la sangre; o enfermedad de la tiroides o del corazón.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo o si planea quedar embarazada, o bien, si está amamantando. Llame a su médico si queda embarazada mientras recibe tratamiento con haloperidol. El haloperidol puede ocasionar problemas en los recién nacidos después del parto si se administra durante los últimos meses del embarazo.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está recibiendo la inyección de haloperidol.
  • Debe saber que recibir la inyección de haloperidol y la inyección de liberación prolongada de haloperidol le puede ocasionar somnolencia y afectar su habilidad para pensar claramente, tomar decisiones y reaccionar rápidamente. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria después de que se le administre la inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que el alcohol puede aumentar la somnolencia ocasionada por este medicamento. No beba alcohol durante el tratamiento con haloperidol.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Si se le olvida una cita para que se le administre la inyección de liberación prolongada de haloperidol, llame a su médico para programar otra cita tan pronto como sea posible.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • cambios de humor
  • dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido
  • agitación
  • ansiedad
  • agitación grave
  • somnolencia
  • mareos
  • dolor de cabeza
  • boca seca
  • aumento de saliva
  • visión borrosa
  • pérdida de apetito
  • estreñimiento
  • diarrea
  • acidez
  • náuseas
  • vómitos
  • agrandamiento o dolor de los senos
  • producción de leche materna
  • omisión de períodos menstruales
  • menor capacidad sexual en los hombres
  • aumento en el deseo sexual
  • dificultad para orinar

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • fiebre
  • rigidez muscular
  • confusión
  • ritmo cardiaco irregular o rápido
  • sudoración
  • reducción de la sed
  • movimientos involuntarios de la lengua, rostro, boca o mandíbula
  • movimientos incontrolables de los ojos
  • movimientos inusuales, lentos o incontrolables de cualquier parte del cuerpo
  • opresión en la garganta
  • movimientos finos, similares a los de un gusano, de la lengua
  • tensión del cuello
  • dificultad para respirar o tragar
  • lengua que se sale de la boca
  • movimientos incontrolables y rítmicos del rostro, boca o mandíbula
  • dificultad para caminar
  • dificultad para hablar
  • convulsiones
  • ver cosas o escuchar voces que no existen
  • ictericia en piel u ojos
  • una erección que dura varias horas

La inyección de haloperidol o la inyección de liberación prolongada de haloperidol puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame al médico si tiene algún problema inusual mientras recibe este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • movimientos inusuales, lentos o incontrolables de cualquier parte del cuerpo
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • debilidad o tensión muscular
  • sedación

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y el laboratorio. Su médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la inyección de haloperidol y a la inyección de liberación prolongada de haloperidol.

Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre la inyección de haloperidol o a la inyección de liberación prolongada de haloperidol.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Haldol®
  • Haldol® Decanoato
Documento actualizado - 15/06/2015