Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a615014-es.html

Inhalación de insulina humana

Advertencia:

La inhalación de insulina puede reducir la función pulmonar y puede provocar broncoespasmos (dificultad para respirar). Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias). Su médico le dirá que no use la inhalación de insulina si tiene asma o COPD. Su médico ordenará ciertos exámenes para revisar qué tan bien están funcionando sus pulmones antes de la terapia, 6 meses después de empezar la terapia y cada año mientras esté usando el tratamiento de inhalación de insulina. Si tiene alguno de los síntomas siguientes, informe a su médico: jadeo o dificultad para respirar.

Asista a todas las citas con su médico y el laboratorio.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con inhalación de insulina y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

Hable con su médico sobre los riesgos de usar la inhalación de insulina.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inhalación de insulina se usa en combinación con una insulina de acción prolongada para tratar la diabetes tipo 1 (condición en la que el cuerpo no produce la insulina y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre). También se usa en combinación con otros medicamentos para tratar a las personas con diabetes tipo 2 (condición en la que el cuerpo no usa la insulina normalmente y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre), quienes necesitan insulina para controlar la diabetes. La inhalación de insulina no se utiliza para el tratamiento de la cetoacidosis diabética (una condición grave que puede desarrollarse si no se trata el azúcar alta en la sangre). La inhalación de insulina es una versión de corta acción hecha por el hombre de la insulina humana. La inhalación de insulina funciona mediante la sustitución de la insulina que produce normalmente el cuerpo y ayudando a trasladar el azúcar de la sangre a otros tejidos del cuerpo, donde se utiliza para producir energía. También evita que el hígado produzca más azúcar.

Con el tiempo, las personas que tienen diabetes y azúcar alta en sangre pueden desarrollar complicaciones graves o mortales, incluyendo enfermedad del corazón, apoplejía, problemas renales, daño a los nervios y problemas de la vista. Usar medicamentos, realizar cambios al estilo de vida (por ejemplo, dieta, ejercicios, dejar de fumar) y verificar regularmente su azúcar en la sangre puede ayudarle a controlar su diabetes y mejorar su salud. Esta terapia también puede reducir sus posibilidades de sufrir un infarto, apoplejía u otras complicaciones relacionadas con la diabetes como deficiencia renal, daño a los nervios (entumecimiento, piernas o pies fríos, disminución en la capacidad sexual en hombres y mujeres), problemas de la vista, incluyendo daños o pérdida de la vista o enfermedad de las encías. Su médico y otros proveedores de atención médica hablarán con usted sobre la mejor manera de controlar su diabetes.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La inhalación de insulina viene como polvo para inhalar por la boca usando un inhalador especial. Por lo general se usa al inicio de cada comida. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le expliquen cualquier parte que no comprenda. Use la inhalación de insulina exactamente como se indica. No use una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo use con más frecuencia de lo que su médico indica en la receta.

La inhalación de insulina controla la diabetes, pero no la cura. Continúe usando la inhalación de insulina incluso si se siente bien. No deje de usar la inhalación de insulina sin consultar a su médico. No cambie a otro tipo de insulina sin hablar antes con su médico.

Antes de usar el inhalador oral de insulina por primera vez, lea las instrucciones escritas que vienen en el empaque. Observe los diagramas atentamente y asegúrese de reconocer todas las partes del inhalador. Pida a su médico o farmacéutico que le enseñen cómo usarlo. Practique el uso del inhalador mientras está en su presencia.

El polvo para inhalación de insulina viene como un cartucho de un solo uso. Estos cartuchos se deben de usar únicamente con el inhalador que viene con su receta médica. No trate de abrir el cartucho, no trague el cartucho ni inhale el contenido sin el inhalador que viene con su receta médica.

Después de insertar el cartucho en el inhalador, mantenga el nivel del inhalador con la boquilla blanca arriba y la base de color púrpura hacia abajo. Si el inhalador se sostiene al revés, o si la boquilla está apuntando hacia abajo, se agita, o se cae, puede perder el medicamento. Si esto ocurre, deberá reemplazar el cartucho con uno nuevo antes de usar el inhalador.

Siga las instrucciones del médico acerca de cuántos cartuchos de inhalación de insulina debe usar al día. Cuando empieza a usar la inhalación de insulina, su médico puede tener que ajustar las dosis de sus otros medicamentos para la diabetes, tales como la insulina de acción prolongada y los medicamentos orales para la diabetes. Es posible que su médico también deba ajustar su dosis de inhalación de insulina durante su tratamiento. Siga estas instrucciones atentamente y pregunte a su médico si tiene alguna duda. No cambie la dosis de inhalación de insulina u otro medicamento para la diabetes sin hablar con su médico.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar la inhalación de insulina,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a la insulina (Apidra, Humulin, Lantus, Levemir, Novolog, otros), a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes inactivos que contienen la inhalación de insulina. Pregúntele a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener la lista de ingredientes.
  • informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: albuterol (Proair HFA, Proventil, Ventolin, otros); enzima (IECA) convertidora de la angiotensina como benazepril (Lotensin, en Lotrel), enalapril (Vasotec, en Vaseretic), fosinopril, lisinopril (Prinivil, Zestril, en Prinzide, en Zestoretic), quinapril (Accupril, en Quinaretic) y ramipril (Altace); antagonistas de la angiotensina II (antagonistas del receptor de la angiotensina; BRA) tales como azilsartán (Edarbi), candesartán (Atacand y Atacand HCT), eprosartán (Teveten, en Teveten HCT), irbesartán (Avapro, en Avalide), losartan (Cozaar, en Hyzaar) , olmesartán (Benicar, en Azor, en Benicar HCT, en Tribenzor), telmisartán (Micardis, en Micardis HCT, en TWYNSTA) y valsartán (Diovan, en Diovan HCT, en Exforge HCT, otros); beta-bloqueadores como atenolol (Tenormin, en Tenoretic), labetalol (Trandate), metoprolol (Lopressor, Toprol XL, en Dutoprol, otros), nadolol (Corgard, en Corzide) y propranolol (Hemangeol, Inderal, Innopran XL); clonidina (Catapres, Catapres-TTS, Kapvay, otros); clozapina (Clozaril; Fazaclo ODT, Versacloz); danazol; disopiramida (Norpace, Norpace CR); diuréticos; fenofibrato (Lipofen, TriCor, Triglide); fluoxetina (Prozac, Sarafem, Selfemra, en Symbyax); gemfibrozil (Lopid); inhibidores de la proteasa del VIH incluyendo atazanavir (Reyataz), indinavir (Crixivan), lopinavir (en Kaletra), nelfinavir (Viracept), ritonavir (Norvir en Kaletra, en Viekira Pak), y saquinavir (Invirase); terapia de reemplazo hormonal, isoniacida (Laniazid, en Rifamate, en Rifater); litio (Lithobid); medicamentos para asma, resfríos, enfermedades mentales y náuseas; inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO), incluyen isocarboxazid (Marplan), fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar); niacina, anticonceptivos orales (píldoras para evitar embarazos); medicamentos orales para la diabetes como pioglitazona (Actos, en Actoplus Met, en Duetact, en Oseni) o rosiglitazona (Avandia, en Avandamet, en Avandaryl); esteroides orales como dexametasona, metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Rayos); octreotide (Sandostatin); olanzapina (Zyprexa, Zydis, en Symbyax); otros medicamentos inhalados; pentamidina (NebuPent, Pentam); pentoxifilina (Pentoxil); pramlintida (Symlin); propoxifeno; reserpina; analgésico de salicilato como aspirina; somatropina (Genotropin, Humatrope, Nutropin, otros); sulfa antibióticos; terbutalina; y medicamentos para la tiroides. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • informe a su médico si tiene síntomas de hipoglucemia (azúcar baja en la sangre). Su médico probablemente le indicará que no tome la inhalación de insulina si tiene esta condición.
  • informe a su médico si tiene una infección o si fuma o dejó de fumar dentro de los últimos 6 meses. También informe a su médico si sufre o alguna vez sufrió de cáncer de pulmón, daño a los nervios causado por la diabetes, insuficiencia cardiaca, o enfermedad de los riñones o del hígado.
  • informe a su médico si está embarazada, tiene planificado embarazarse o está amamantando. Si queda embarazada mientras usa la inhalación de insulina, llame a su médico.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está usando inhalación de insulina.
  • pregunte a su médico con qué frecuencia debería verificar su azúcar en sangre. Tenga en cuenta que la azúcar baja en la sangre puede afectar su capacidad de realizar tareas como conducir y preguntar a su médico si necesita verificar su azúcar en sangre antes de conducir u operar maquinaria.
  • el alcohol puede ocasionar un cambio en el azúcar en sangre. Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma inhalación de insulina.
  • pregunte a su médico qué hacer si se enferma, sube o baja de peso, experimenta tensión inusual, planifica viajar a otra zona horaria o cambiar su nivel de ejercicios o programa de actividades. Estos cambios pueden afectar su programa de dosificación y la cantidad de insulina que necesitará.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Asegúrese de seguir todas las recomendaciones de ejercicios y dieta que le haga su médico o nutricionista. Es importante comer una dieta saludable y comer casi las mismas cantidades de las mismas clases de alimentos en aproximadamente las mismas horas todos los días. Omitir o retrasar las comidas o cambiar la cantidad o clase de alimentos que consume puede ocasionar problemas para controlar su azúcar en sangre.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Cuando empiece a usar la inhalación de insulina, pregunte a su médico qué debe hacer si olvida inhalar una dosis a la hora correcta. Escriba estas indicaciones para que pueda consultarlas posteriormente.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Este medicamento puede ocasionar cambios en el azúcar en la sangre. Deberá conocer cuáles son los síntomas del azúcar alta o baja en la sangre y qué hacer si tiene estos síntomas.

La inhalación de insulina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • tos
  • dolor o irritación de garganta
  • cansancio
  • diarrea
  • náuseas
  • dolor de cabeza
  • ardor y dolor al orinar
  • aumento de peso

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se enumeran en la sección ADVERTENCIAS IMPORTANTES, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • sarpullido o picazón
  • urticaria
  • ritmo cardiaco rápido
  • sudoración
  • dificultad para tragar
  • dificultad para respirar
  • inflamación de los brazos, manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas
  • aumento de peso repentino
  • somnolencia extrema
  • confusión
  • mareos

La inhalación de insulina puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Hable con su médico sobre los riesgos de usar la inhalación de insulina.

La inhalación de insulina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en el refrigerador, en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Antes de su uso, retire los cartuchos del refrigerador y guárdelo a temperatura ambiente durante 10 minutos. El medicamento sin abrir se puede almacenar a temperatura ambiente hasta por 10 días. Una vez abierto, utilice las tiras de blíster del cartucho dentro de 3 días cuando se almacena a temperatura ambiente. Use el inhalador hasta por 15 días desde el primer uso y luego deséchelo y reemplácelo por un inhalador nuevo. No lave nunca el inhalador; manténgalo seco.

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (http://goo.gl/c4Rm4p) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

La sobredosis por inhalación de insulina puede ocurrir si toma mucha inhalación de insulina o si toma la cantidad correcta de inhalación de insulina, pero come y hace ejercicio menos de lo normal. La sobredosis de inhalación de insulina puede ocasionar hipoglucemia. Si tiene cualquiera de los síntomas de hipoglucemia, siga las instrucciones de su médico para lo que debería de hacer si desarrolla hipoglucemia. Otros síntomas de sobredosis:

  • pérdida del conocimiento
  • convulsiones

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Su azúcar en sangre y hemoglobina glicosilada (HbA1c) deberán verificarse regularmente para determinar su respuesta a la inhalación de insulina. Su médico también le indicará cómo verificar su respuesta a la insulina al medir en casa sus niveles de azúcar en sangre u orina. Siga estas instrucciones atentamente.

No deje que nadie más use su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Afrezza®
Documento actualizado - 15/03/2017