Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a615002-es.html

Metanfetamina

Advertencia:

La metanfetamina puede ser adictiva. No tome una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco lo tome durante un período mayor al que su médico le recetó. La metanfetamina solo se debe tomar por poco tiempo (es decir, unas pocas semanas) cuando se utiliza para perder peso. Sin embargo, si toma demasiado de este medicamento usted puede notar que el medicamento ya no controla sus síntomas, quizá sienta la necesidad de tomar grandes cantidades del medicamento, y puede experimentar síntomas como sarpullido, dificultad para quedarse o permanecer dormido, irritabilidad, hiperactividad, y cambios inusuales en su personalidad o comportamiento. Utilizar metanfetamina en exceso también puede ocasionar problemas cardíacos graves o una muerte súbita.

Informe a su médico si usted o alguien de su familia bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas callejeras o ha abusado de los medicamentos con receta médica. Su médico probablemente no le recetará metanfetamina.

No deje de tomar la metanfetamina sin hablar con su médico, especialmente si ha usado el medicamento en exceso. Probablemente, su médico disminuirá su dosis gradualmente y le supervisará atentamente durante este tiempo. Puede experimentar depresión y cansancio extremo si de pronto deja de tomar la metanfetamina después de haber abusado de ella.

No venda, regale, ni deje que nadie más tome su medicamento. Vender o regalar la metanfetamina puede ocasionar daño a otras personas y es ilegal. Conserve la anfetamina en un lugar seguro de manera que nadie más pueda tomarla accidentalmente o a propósito. Lleve un registro de cuántas tabletas le queda para saber si le falta alguna.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con metanfetamina y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La metanfetamina se usa como parte de un programa de tratamiento para controlar los síntomas del trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH; en los niños que tienen más dificultad para enfocarse, controlar sus acciones y permanecer quietos o en silencio que otras personas de la misma edad). La metanfetamina también se utiliza por un período de tiempo limitado (unas semanas) junto con una dieta baja en calorías y un plan de ejercicios para bajar de peso en las personas obesas que no pueden perder peso. La metanfetamina pertenece a una clase de medicamentos llamados estimulantes del sistema nervioso central (SNC). Funciona al cambiar las cantidades de ciertas sustancias naturales en el cerebro.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de metanfetamina es en tabletas para tomar por vía oral. Si su hijo toma metanfetamina para el TDAH, por lo general se toma una o dos veces al día. Si está tomando metanfetamina para controlar el peso, generalmente se toma 30 minutos antes de las comida(s). Este medicamento puede ocasionar dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido si se toma por la tarde. Tome la metanfetamina aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la metanfetamina exactamente como se lo indicaron. No tome más ni menos cantidad del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

Si su hijo toma metanfetamina para el TDAH, el médico probablemente le dé una dosis baja a su hijo y gradualmente aumente la dosis, no con más frecuencia de una vez por semana. El médico podría suspender el tratamiento con metanfetamina de vez en cuando para ver si aun necesita el medicamento. Siga estas instrucciones atentamente.

Si está tomando metanfetamina para bajar de peso, el médico le mantendrá la dosis más baja posible. La tolerancia al efecto de pérdida de peso se puede desarrollar en algunas semanas, lo cual hace que este medicamento sea menos efectivo. Cuando esto ocurre, el médico puede suspender el medicamento.

La metanfetamina ayuda a controlar el TDAH pero no cura esta condición. Continúe tomando metanfetamina incluso si se siente bien. No deje de tomar metanfetamina sin hablar con su médico.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

La metanfetamina no se debe utilizar para tratar el cansancio excesivo.

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar metanfetamina,

  • dígale a su médico y farmacéutico si es alérgico a la metanfetamina, otro medicamento estimulante como la anfetamina, benzfetamina, dextroanfetamina (Dexedrine, en Adderall), lisdexamfetamina (Vyvanse), cualquier otro medicamento o alguno de los ingredientes que contiene tabletas de metanfetamina, Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando los siguientes medicamentos o si ha dejado de tomarlos en los últimos 14 días: inhibidores de monoamino oxidasa (MAO), incluyendo isocarboxazid (Marplan), linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar), o tranilcipromina (Parnate). Si deja de tomar metanfetamina, debe esperar al menos 14 días antes de empezar a tomar un inhibidor de MAO.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas y productos de hierbas está tomando. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: acetazolamida (Diamox); cloruro de amonio; ácido ascórbico (vitamina C); fentanilo (Actiq, Duragesic, Subsys, otros); medicamentos para hipertensión arterial; metenamina (Hiprex, Urex); medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex, en Treximet) y zolmitriptán (Zomig); omeprazol (Prilosec); medicamentos de fenotiazina para enfermedades mentales o náuseas como clorpromazina, flufenazina, proclorperazina (Compro, Procomp), prometazina (Promethegan), tioridazina, o trifluoperazina; quinidina (en Nuedexta); reserpina; ritonavir (Norvir, en Kaletra); ciertos medicamentos para convulsiones como etosuximida (Zarontin), fenobarbital, y fenitoína (Dilantin, Phenytek), inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Prozac, Pexeva) y sertralina (Zoloft); inhibidores de recaptación de norepinefrina y serotonina (IRSN) como desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), duloxetina (Cymbalta), milnaciprán (Savella) y venlafaxina (Effexor); bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio Arm and Hammer, Soda Mint); fosfato de ácido sódico; tramadol; o antidepresivos tricíclicos como desipramina (Norpramina) y protriptilina (Vivactil). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico qué productos a base de hierbas está tomando, especialmente la hierba de San Juan y triptófano o suplementos nutricionales incluyendo ácido glutámico (L-glutamina).
  • Informe a su médico si tiene glaucoma (presión aumentada en el ojo que puede causar pérdida de la visión), hipertensión (presión arterial alta), hipertiroidismo (condición en la cual hay demasiada hormona tiroidea en el cuerpo); sentimientos de ansiedad, tensión o agitación, o enfermedad cardíaca o de los vasos sanguíneos. Su médico probablemente le indicará que no tome metanfetamina.
  • Informe a su médico si alguien en su familia tiene o ha tenido un ritmo cardiaco irregular o ha fallecido repentinamente. También informe a su médico si recientemente tuvo un infarto y si padece o ha padecido de algún defecto del corazón, ritmo cardíaco irregular, u otros problemas del corazón. Su médico le examinará para ver si su corazón y vasos sanguíneos están saludables. Su médico podría indicarle que no tome metanfetamina si tiene una condición del corazón o si existe un riesgo alto de que pueda desarrollar una condición del corazón.
  • Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido depresión, trastorno bipolar (estado de ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado), o manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado), tics faciales o motores (movimientos incontrolables y repetitivos) tics verbales (repetición de sonidos o palabras que es difícil de controlar) o síndrome de Tourette (una condición caracterizada por la necesidad de realizar movimientos repetitivos o repetir sonidos o palabras), o si ha pensado o intentado suicidarse. Además dígale a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad mental, convulsiones, diabetes o un encefalograma anormal (EEG; una prueba que mide la actividad eléctrica del cerebro). Si su hijo está tomando metanfetamina para tratar el TDAH, informe al médico de su hijo si el niño ha experimentado recientemente un estrés inusual.
  • Informe a su médico si está embarazada, tiene planificado embarazarse o está amamantando. Si queda embarazada mientras toma metanfetamina, llame a su médico. No amamante mientras toma metanfetamina.
  • Debe saber que la metanfetamina le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que la metanfetamina se debe usar como parte de un programa de tratamiento total para TDAH, que puede incluir asesoría y educación especial. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su médico o terapeuta.
  • Debe saber que la metanfetamina puede ocasionar la muerte repentina en los niños y adolescentes, especialmente niños y adolescentes que tienen defectos cardíacos o problemas cardíacos graves. Este medicamento también puede ocasionar la muerte repentina, ataque cardíaco o apoplejía en los adultos, especialmente adultos con defectos cardíacos o problemas cardíacos graves. Llame a su médico o al médico de su hijo de inmediato si usted o su hijo tiene algún indicio de problemas cardíacos mientras toma este medicamento, incluyendo: dolor de pecho, dificultad para respirar o desmayos.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La metanfetamina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • agitación
  • molestias estomacales
  • estreñimiento
  • boca seca
  • sabor desagradable
  • dolor de cabeza
  • pérdida de peso
  • pérdida de apetito
  • picazón
  • cambios en el deseo o capacidad sexual
  • dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se enumeran en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, deje de tomar la metanfetamina y llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • ritmo cardíaco rápido o irregular
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • cansancio excesivo
  • dificultad o lentitud para hablar
  • convulsiones
  • tics motores o verbales
  • creer cosas que no son ciertas
  • sensación inusual de desconfianza de las demás personas
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea
  • manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado)
  • conducta agresiva u hostil
  • cambios en la visión o visión borrosa
  • palidez o color azul en los dedos de las manos o pies
  • dolor, ardor o adormecimiento de las manos o los pies
  • heridas sin explicación que aparecen en los dedos de las manos y de los pies

La metanfetamina puede retrasar el crecimiento o aumento de peso de un niño. El médico de su hijo controlará atentamente su crecimiento. Hable con el médico de su hijo si tiene inquietudes acerca del crecimiento o el aumento de peso de su hijo mientras toma el medicamento. Hable con el médico de su hijo acerca de los riesgos de darle metanfetamina a su hijo.

La metanfetamina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos de la luz, del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (http://goo.gl/c4Rm4p) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • fiebre
  • agitación
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • confusión
  • respiración rápida
  • comportamiento agresivo
  • cansancio
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • pánico
  • depresión
  • ritmo cardiaco irregular
  • vómitos
  • náuseas
  • diarrea
  • calambres estomacales
  • convulsiones
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo)

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico.

Antes de realizarse alguna prueba de laboratorio, informe al médico y al personal del laboratorio que está tomando metanfetamina.

Esta receta médica no se puede volver a surtir. Asegúrese de programar sus citas con el médico regularmente, de manera que no se quede sin medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Desoxyn®
Documento actualizado - 15/05/2017