Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a609016-es.html

Milnaciprán

Advertencia:

El milnaciprán no se usa para tratar la depresión, pero pertenece a la misma clase de medicamentos que muchos antidepresivos. Antes de tomar milnaciprán, debe conocer los riesgos de tomar antidepresivos dado que tomar milnaciprán puede conllevar riesgos similares. Durante los estudios clínicos, este tipo de antidepresivo ("elevador del estado de ánimo") provocó que un pequeño número de niños, adolescentes y adultos jóvenes (de hasta 24 años) tuvieran tendencias suicidas (pensar en hacerse daño o quitarse la vida, o planear o intentar hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales pueden ser más propensos a desarrollar tendencias suicidas que aquellos que no toman antidepresivos para tratar dichos trastornos. Sin embargo, los expertos no están seguros de la magnitud de este riesgo y de hasta qué punto debe considerarse a la hora de decidir si un niño o adolescente debe ser tratado con un antidepresivo o un medicamento similar. Normalmente, los menores de 18 años no deben tomar milnaciprán, pero en algunos casos el médico puede decidir que el milnaciprán es el mejor medicamento para tratar la enfermedad del niño.

Debe saber que su salud mental puede cambiar de forma inesperada cuando toma milnaciprán, incluso si es un adulto mayor de 24 años. Es posible que desarrolle tendencias suicidas, sobre todo al comienzo del tratamiento, y cada vez que la dosis aumente o disminuya. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si usted experimenta alguno de los síntomas siguientes: depresión nueva o que empeora, pensar en lastimarse o quitarse la vida o planificar o intentar hacerlo, preocupación extrema, agitación, ataques de pánico, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, comportamiento agresivo, irritabilidad, actuar sin pensar, agitación severa y excitación frenética , anormal. Asegúrese de que su familia o el cargado de su cuidado conozcan los síntomas que pudieran ser graves para que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Su proveedor de atención médica deseará verle con más frecuencia mientras toma milnaciprán, especialmente al inicio de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con todas las citas en el consultorio de su médico.

El médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con milnaciprán. Lea la información atentamente, y si tiene alguna duda pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede obtener la Guía del medicamento del sitio web de la FDA: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm.

Independientemente de su edad, antes de tomar un antidepresivo, usted o la persona encargada de su cuidado deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de tratar su afección con milnaciprán o con otros tratamientos. También deben hablar sobre los riesgos y los beneficios de no tratar su afección. Aunque tomar milnacipran o medicamentos similares puede aumentar el riesgo de que desarrolle tendencias suicidas, debe saber que hay otras cosas que también aumentan este riesgo. Si usted tiene depresión u otra enfermedad mental, hay un riesgo mucho mayor de que desarrolle tendencias suicidas. Este riesgo es mayor si usted o alguien de su familia tiene o alguna vez ha tenido trastorno bipolar (ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado), manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado) o si ha pensado o ha intentado suicidarse. Hable con el médico sobre su afección, los síntomas y sus antecedentes médicos personales y familiares. Usted y su médico decidirán qué tipo de tratamiento es el indicado en su caso.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El milnaciprán se usa para tratar la fibromialgia (una enfermedad de larga duración que puede causar dolor, rigidez y sensibilidad muscular, cansancio y dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido). La milnaciprán pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN). Su acción consiste en aumentar la cantidad de serotonina y norepinefrina, sustancias naturales que ayudan a detener el movimiento de las señales de dolor en el cerebro.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de milnaciprán es en tabletas para tomar por vía oral. La primera dosis de milnaciprán generalmente se toma una vez el día 1 de la terapia. Después, generalmente se toma dos veces al día. El milnaciprán puede tomarse con o sin alimentos, pero si se toma con alimentos disminuirá la posibilidad de que el medicamentos le produzca malestar estomacal. Tome el milnaciprán aproximadamente a las mismas horas todos los días. Siga atentamente las instrucciones de la etiqueta de su medicamento recetado, y pídale a su médico o a su farmacéutico que le explique cualquier cosa que no entienda. Tome el milnaciprán exactamente como se lo indicaron. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

Su médico le dará una dosis baja de milnaciprán, y la aumentará gradualmente durante la primera semana de tratamiento.

El milnaciprán puede ayudar a controlar los síntomas de la fibromialgia, pero no la cura. No deje de tomar milnaciprán sin hablar con su médico. Es probable que su médico disminuya su dosis gradualmente. Si deja de tomar milnaciprán de forma repentina, puede experimentar síntomas de abstinencia como cambios de humor, irritabilidad, agitación, mareos, entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies, ansiedad, confusión, dolor de cabeza, cansancio, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, zumbido en los oídos, excitación anormal o convulsiones. Informe a su médico si experimenta alguno de estos síntomas al disminuir su dosis de milnaciprán.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar milnaciprán,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al milnaciprán a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas de milnaciprán. Pregúntele a su farmacéutico o consulte la Guía del medicamento para obtener una lista de los ingredientes.
  • informe a su médico si está tomando un inhibidor de la monoaminooxidasa (MAO) como isocarboxazida (Marplan), linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate), o si ha dejado de tomar un inhibidor de la MAO en los últimos 14 días. Su médico probablemente le indicará que no tome milnaciprán. Si deja de tomar milnaciprán, su médico podría indicarle que debe esperar al menos 5 días antes de empezar a tomar un inhibidor de la MAO.
  • informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas o productos a base hierbas toma o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anfetaminas como anfetamina (en Adderall, en Mydayis), dextroanfetamina (Dexedrine, en Adderall) y metanfetamina (Desoxyn); anticoagulantes ("diluyentes de la sangre") como warfarina (Coumadin, Jantoven); aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn); buspirona; clonidina (Catapres); digoxina (Lanoxin); diuréticos ("píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina"); epinefrina (Epipen, Primatene Mist); fentanilo (Actiq, Duragesic, Fentora, Subsys); litio (Lithobid); medicamentos para la ansiedad, enfermedad mental, dolor o convulsiones; medicamentos para las migrañas como almotriptán, eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex) y zolmitriptán (Zomig); sedantes; inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft); píldoras para dormir; tramadol (Conzip, Qdola, Ultram, en Ultracet); tranquilizantes; inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina/norepinefrina (IRSN) como duloxetina (Cymbalta), desvenlafaxina (Pristiq) y venlafaxina (Effexor); y antidepresivos tricíclicos como amitriptilina, amoxapina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Silenor), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina y trimipramina. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos, o monitorearlo de cerca para saber si experimenta efectos secundarios.
  • informe a su médico qué suplementos nutricionales y productos a base de plantas toma actualmente, en especial la hierba de San Juan y triptófano.
  • informe a su médico si bebe o ha bebido alguna vez grandes cantidades de alcohol, y si tiene o ha tenido presión arterial alta; convulsiones; ritmo cardíaco irregular; agrandamiento o inflamación de la próstata (una glándula reproductora masculina); dificultad para orinar; problemas de hemorragia; niveles bajos de sodio en la sangre; o enfermedades cardíacas, hepáticas o renales.
  • informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo o si planea quedar embarazada, o bien, si está amamantando. Llame a su médico si queda embarazada mientras toma milnaciprán. El milnaciprán puede ocasionar problemas en los recién nacidos después del parto si lo toma durante los últimos meses del embarazo.
  • si se someterá a una cirugía, incluida una cirugía dental, informe a su médico o dentista que actualmente toma milnaciprán.
  • debe saber que el milnaciprán puede causarle somnolencia, y puede afectar su juicio, pensamiento y movimientos. No conduzca ningún vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • hable con su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras esté tomando milnaciprán.
  • debe saber que el milnaciprán puede causar presión arterial alta. Debe controlarse la presión arterial y el pulso (frecuencia cardíaca) antes de iniciar el tratamiento y regularmente mientras esté recibiendo milnaciprán.
  • debe saber que el milnaciprán puede ocasionar glaucoma de ángulo cerrado (una afección en la que el líquido se bloquea repentinamente y no puede fluir fuera del ojo, lo que causa un aumento rápido y grave en la presión ocular, lo que puede llevar a la pérdida de la visión). Hable con su médico sobre hacerse un examen de la vista antes de empezar a tomar este medicamento. Si tiene náusea, dolor de ojos, cambios en la visión como ver aros de color alrededor de luces e inflamación o enrojecimiento en o alrededor del ojo, llame a su médico o busque inmediatamente tratamiento médico de emergencia.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A no ser que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si se acerca la hora de su próxima dosis, omita la dosis que no tomó, y siga con su horario normal de medicación. No duplique la dosis para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

El milnaciprán puede causar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • náusea
  • vómitos
  • estreñimiento
  • dolor de estómago
  • pérdida de peso
  • boca seca
  • sensación de calor extremo en la cara y/o enrojecimiento
  • dolor de cabeza
  • visión borrosa
  • cansancio extremo
  • falta de energía
  • pérdida de apetito
  • problemas sexuales en los varones; disminución del deseo sexual, incapacidad de lograr o mantener una erección, o retraso o ausencia de eyaculación
  • problemas sexuales en las mujeres; disminución del deseo sexual, o retraso del orgasmo o incapacidad de tenerlo
  • dolor o hinchazón de los testículos
  • dificultad para orinar
  • sarpullido
  • picazón

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta cualquiera de estos síntomas o los que se indican en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE o PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardíaco rápido o irregular, rigidez muscular severa o espasmos, náuseas, vómitos o diarrea
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • confusión
  • dificultad para concentrarse
  • problemas de memoria
  • sudoración o fiebre
  • diarrea
  • mareos
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • rigidez muscular intensa
  • debilidad
  • caminar de forma inestable que puede provocar caídas
  • convulsiones
  • desmayos
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo)
  • ritmo cardíaco irregular o acelerado
  • dificultad para respirar
  • dolor en la parte superior derecha del estómago
  • ictericia en la piel o los ojos
  • orina de color oscuro
  • sangrado o moretones inusuales
  • sangrado de nariz
  • pequeñas manchas rojas directamente bajo la piel

El milnaciprán puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si experimenta algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Guárdelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir:

  • somnolencia extrema,
  • confusión
  • mareos
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo)
  • ritmo cardíaco y respiración lentos o detenidos

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico.

No deje que nadie más tome su medicamento. Pregúntele a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Savella®
Documento revisado - 15/01/2022