Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a607018-es.html

Vacuna contra la influenza, intranasal de virus vivos

¿Por qué vacunarse?

La vacuna contra la influenza puede prevenir la influenza (gripe).

La gripe es una enfermedad contagiosa que se propaga por los Estados Unidos cada año, generalmente entre octubre y mayo. Cualquiera puede contraer la gripe, pero es más peligroso para algunas personas. Los bebés y niños pequeños, las personas a partir de los 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con ciertos padecimientos de salud o un sistema inmunitario debilitado tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la gripe.

La neumonía, la bronquitis, las infecciones sinusales y las infecciones del oído son ejemplos de complicaciones relacionadas con la gripe. Si tiene una afección, como una enfermedad del corazón, cáncer o diabetes, la gripe puede empeorarla.

La gripe puede causar fiebre y escalofríos, dolor de garganta, dolores musculares, fatiga, tos, dolor de cabeza y secreción o congestión nasal. Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más frecuente en niños que en adultos.

Cada año, miles de personas en Estados Unidos mueren de gripe, y muchas más son hospitalizadas. La vacuna contra la gripe previene millones de enfermedades y visitas al médico relacionadas con la gripe cada año.

¿Qué es la vacuna contra la influenza compuesta de virus vivos atenuados, LAIV, (aerosol nasal)?

Los CDC recomiendan que todas las personas a partir de los 6 meses de edad se vacunen cada temporada de gripe. Niños de 6 meses a 8 años de edad pueden necesitar 2 dosis durante una sola temporada de gripe. Todos los demás necesitan solo una dosis cada temporada de gripe.

La vacuna con virus vivos atenuada contra la influenza (llamada LAIV [live, attenuated influenza vaccine]) es una vacuna en aerosol nasal que se puede administrar a niños a partir de los 2 años y mujeres embarazadas de hasta 49 años.

La protección tarda aproximadamente 2 semanas en desarrollarse después de la vacunación.

Existen muchos virus de influenza, y siempre están cambiando. Cada año se fabrica una nueva vacuna contra la gripe para proteger contra tres o cuatro virus que probablemente causen enfermedades en la próxima temporada de gripe. Incluso cuando la vacuna no coincide exactamente con estos virus, aún puede brindar cierta protección.

La vacuna contra la influenza no causa gripe.

La vacuna contra la influenza puede ser administrada al mismo tiempo que otras vacunas.

¿Quiénes no deberían recibir o deberían esperar para recibir la LAIV?

Informe a su proveedor de vacunas si la persona que va a recibir la vacuna:

  • Es menor de 2 años o mayor de 49 años.
  • Está embarazada. La vacuna con virus vivos atenuada contra la influenza no se recomienda para mujeres embarazadas.
  • Ha tenido una reacción alérgica a una dosis anterior de la vacuna contra la influenza, o tiene alguna alergia grave o que amenaza su vida.
  • Es un niño o adolescente de 2 a 17 años que recibe aspirina o productos que contienen aspirina.
  • Tiene un sistema inmunitario debilitado.
  • Es un niño de 2 a 4 años que ha tenido asma, o antecedentes de sibilancia en los últimos 12 meses.
  • Ha tomado medicamentos antivíricos contra la influenza en las 3 semanas previas.
  • Cuida de personas gravemente inmunocomprometidas que requieran un ambiente protegido.
  • Tiene 5 años o más y tiene asma.
  • Tiene otras enfermedades subyacentes que pueden poner a las personas en mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe (como enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, nefropatía, trastorno renal o hepático, trastornos neurológicos o neuromusculares o metabólicos).
  • No tiene bazo, o tiene un bazo que no funciona.
  • Tienen un implante coclear.
  • Tiene una fuga de líquido cefalorraquídeo (una fuga del líquido que rodea el cerebro hasta la nariz, la garganta, el oído o alguna otra ubicación en la cabeza).
  • Ha tenido el síndrome de Guillain-Barré dentro de las 6 semanas posteriores a una dosis previa de la vacuna contra la influenza.

En algunos casos, su proveedor de atención médica podría decidir que se posponga la vacunación contra la influenza para una consulta futura.

Para algunos pacientes, podría ser más apropiado un tipo diferente de vacuna contra la influenza (vacuna contra la influenza inactiva o recombinante) que la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuada.

Los personas que tengan enfermedades menores, como una gripe, pueden vacunarse. Personas con enfermedades moderadas o graves usualmente deben esperar hasta recuperarse para recibir la vacuna contra la influenza.

Su proveedor de atención médica puede darle más información.

¿Cuáles son los riesgos de la LAIV?

  • Después de recibir la LAIV, pueden presentarse secreción o congestión nasal, sibilancias y dolor de cabeza.
  • Otros posibles efectos secundarios son vómitos, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta y tos.

Si estos problemas ocurren, por lo general comienzan poco después de la vacunación, y son leves y de corta duración.

Al igual que con cualquier medicamento, hay probabilidades muy remotas de que una vacuna cause una reacción alérgica grave, otra lesión grave o la muerte.

¿Qué sucede si se presenta una reacción grave?

Una reacción alérgica podría ocurrir después de que la persona deje la clínica. Si observa señales de una reacción alérgica grave (urticaria, hinchazón de la cara y garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco acelerado, mareo o debilidad), llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano.

Llame a su proveedor de atención médica si hay otras señales que le preocupan.

Las reacciones adversas deben reportarse al Sistema para Reportar Eventos Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés). Su proveedor de atención médica generalmente presentará este informe, o puede hacerlo usted mismo. Visite el sitio web de VAERS en http://www.vaers.hhs.gov o llame al 1-800-822-7967. El VAERS es solo para informar sobre reacciones, y el personal de VAERS no proporciona consejos médicos.

Programa Nacional de Indemnización de Daños Derivados de Vacunas

El Programa Nacional de Indemnización de Daños Derivados de Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés) es un sistema federal creado para compensar a las personas que sufrieron lesiones derivadas de ciertas vacunas. Las reclamaciones relacionadas con presuntas lesiones o muerte a causa de alguna vacuna tienen un tiempo límite para ser ingresadas, que puede ser tan breve como dos años. Visite el sitio web de VICP en http://www.hrsa.gov/vaccinecompensation o llame al 1-800-338-2382 para saber más sobre el programa, y sobre cómo presentar una reclamación.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica.
  • Llame a su departamento de salud estatal o local.
  • Visite el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para obtener los prospectos de las vacunas e información adicional en www.fda.gov/vaccines-blood-biologics/vaccines.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (Disease Control and Prevention, CDC): Llame al 1-800-232-4636 ( 1-800-CDC-INFO), o visite el sitio web de los CDC en http://www.cdc.gov/flu

Declaración de la información de la vacuna contra la influenza compuesta de virus vivos atenuados Programa Nacional de Vacunación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos/Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 6 de agosto de 2021.

Marcas comerciales

  • FluMist®
Documento actualizado - 15/09/2021