Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a604020-es.html

Inyección de apomorfina

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de apomorfina se usa para tratar los episodios "inactivos" (momentos en los que al paciente se le dificulta moverse, caminar y hablar, y que podrían pasar al azar o a medida que el efecto del medicamento desaparece) en personas con enfermedad de Parkinson avanzada (EP; un trastorno del sistema nervioso que causa dificultades con la movilidad, el control muscular y el equilibrio) que están tomando otros medicamentos para su afección. La inyección de apomorfina pertenece a una clase de medicamentos llamados agonistas de la dopamina. Su acción consiste en sustituir a la dopamina, una sustancia natural que se produce en el cerebro y que es necesaria para controlar el movimiento.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la apomorfina es en solución para inyectar de forma subcutánea (debajo de la piel). La apomorfina generalmente se inyecta según sea necesario, siguiendo las instrucciones de su médico. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica, y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Use la inyección de apomorfina exactamente como se le indica. No use una cantidad mayor ni menor, ni la use con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

No use una segunda dosis de la inyección de apomorfina para tratar el mismo episodio en que el medicamento no ha hecho efecto. Espere al menos 2 horas entre las dosis.

Su médico le dará otro medicamento denominado trimetobenzamida (Tigan) para que lo tome cuando comience a usar la inyección de apomorfina. Este medicamento ayudará a disminuir la probabilidad de sentir náuseas y vómitos mientras usa la inyección de apomorfina, especialmente al inicio del tratamiento. Es posible que su médico le indique que comience a tomar trimetobenzamida unos cuantos días antes de comenzar a usar la inyección de apomorfina, y que siga tomándola hasta por 2 meses. Debe saber que tomar trimetobenzamida junto con la inyección de apomorfina puede aumentar su riesgo de sufrir somnolencia, mareos y caídas. Sin embargo, no deje de tomar la trimetobenzamida sin antes hablar con su médico.

Su médico probablemente inicie con una dosis baja de la inyección de apomorfina, y puede incrementar gradualmente su dosis, no más de una vez cada varios días. Pregunte a su médico qué debe hacer si no usa la inyección de apomorfina durante más de una semana. Su médico probablemente le dirá que vuelva a tomar esta medicación con una dosis baja, y que la aumente gradualmente.

La presentación de la solución de apomorfina es en cartucho de vidrio para utilizar con una pluma inyectora. Algunas agujas se suministran con la pluma y otras se venden por separado. Pregúntele a su médico o farmacéutico si tiene dudas sobre el tipo de aguja que necesita. Use siempre una aguja nueva y estéril para cada inyección. No reutilice nunca las agujas, y no deje que la aguja toque ninguna superficie, excepto el lugar donde se va a inyectar el medicamento. No guarde ni transporte nunca la pluma inyectora con la aguja puesta. Deseche las agujas en un recipiente resistente a perforaciones, y manténgalo fuera del alcance de los niños. Hable con su médico o farmacéutico sobre cómo desechar el recipiente resistente a perforaciones.

Recibirá su primera dosis de la inyección de apomorfina en una clínica donde su médico podrá controlar de cerca su afección. Después, su médico puede decirle que puede inyectarse apomorfina usted mismo, o pedir a un amigo o familiar que le administre las inyecciones. Antes de administrarse la inyección de apomorfina usted solo por primera vez, lea las instrucciones escritas que se incluyen con ella. Pídale al médico o al farmacéutico que le muestre a usted o a la persona que le va a inyectar el medicamento cómo hacerlo.

Asegúrese de conocer los números de la pluma inyectora que indican su dosis. Es posible que su médico le haya dicho cuántos miligramos debe utilizar, pero el bolígrafo está marcado con mililitros. Pregunte a su médico o farmacéutico si no está seguro de cómo encontrar su dosis en la pluma inyectora.

La pluma inyectora de apomorfina solo debe ser utilizada por una persona. No comparta su pluma con nadie.

Tenga cuidado de que la inyección de apomorfina no entre en contacto con la piel o los ojos. Si la inyección de apomorfina entra en contacto con la piel o los ojos, lávese inmediatamente la piel o lávese los ojos con agua fría.

Puede inyectar apomorfina en la zona del estómago, la parte superior del brazo o la parte superior de la pierna. No se administre la inyección en una vena o en una zona en la que la piel esté dolorida, enrojecida, con hematomas, con cicatrices, infectada o con alguna anormalidad. Use un lugar diferente para cada inyección, eligiendo entre los lugares que le hayan indicado. Lleve un registro de la fecha y la zona en la que colocó la inyección. No use el mismo lugar dos veces seguidas.

Siempre revise la solución de apomorfina antes de inyectarla. Debe estar clara, incolora y sin partículas. No use apomorfina si está turbia, verde, contiene partículas o si ha pasado la fecha de caducidad que figura en la caja.

Lleve un registro de la cantidad de la inyección de apomorfina que usa cada vez que recibe una inyección para saber cuándo debe sustituir el cartucho de medicamento.

Puede limpiar su pluma inyectora de apomorfina con un paño húmedo según sea necesario. No use nunca desinfectantes fuertes ni lave el bolígrafo con agua corriente.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar la inyección de apomorfina,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la apomorfina, a cualquier otro medicamento, a los sulfitos o a cualquier otro ingrediente en la inyección de apomorfina. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Algunos medicamentos no deben tomarse con apomorfina. Asegúrese de haber comentado con su médico y farmacéutico todos los medicamentos, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas, con o sin receta, que esté tomando o piense tomar antes de empezar a tomar apomorfina. Antes de empezar, dejar o cambiar cualquier medicamento mientras esté recibiendo apomorfina, consulte a su médico o farmacéutico.
  • debe saber que si usa nitroglicerina debajo de la lengua mientras usa la inyección de apomorfina, su presión arterial puede disminuir y provocarle mareos. Después de colocar las tabletas de nitroglicerina bajo la lengua, debe acostarse durante al menos 45 minutos y evitar ponerse de pie durante este tiempo.
  • informe a su médico si bebe alcohol o si tiene o ha tenido asma; mareos; desmayos; ritmo cardíaco lento o irregular; presión arterial baja; niveles bajos de potasio o magnesio en la sangre; enfermedades mentales; un trastorno del sueño; un derrame cerebral, un mini derrame cerebral u otros problemas cerebrales; movimientos repentinos e incontrolados y caídas; o enfermedades del corazón, los riñones o del hígado.
  • informe a su médico si está embarazada, tiene planificado embarazarse, o está amamantando. Llame a su médico si queda embarazada mientras usa la inyección de apomorfina.
  • si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está usando la inyección de apomorfina.
  • debe saber que la inyección de apomorfina le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo, ni maneje maquinaria, ni haga nada que pueda ponerle en riesgo de lesionarse hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • debe saber que puede quedarse dormido repentinamente durante sus actividades diarias normales mientras usa la inyección de apomorfina. Es posible que no se sienta somnoliento antes de quedarse dormido. Si se queda dormido de repente mientras realiza una actividad cotidiana como comer, hablar o ver la televisión, llame a su médico. No conduzca un vehículo ni maneje maquinaria hasta que hable con su médico.
  • no debe ingerir alcohol mientras usa la inyección de apomorfina. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de la inyección de apomorfina.
  • debe saber que algunas personas que tomaron medicamentos como la inyección de apomorfina desarrollaron problemas de juego u otros impulsos o comportamientos intensos que eran compulsivos o inusuales para ellos, como un aumento de los impulsos o comportamientos sexuales. No hay suficiente información para saber si las personas desarrollaron estos problemas porque tomaron la medicación o por otras razones. Llame a su médico si tiene una necesidad incontrolable de apostar, si tiene necesidades urgentes o si no puede controlar su conducta. Informe a sus familiares de este riesgo para que puedan llamar al médico aunque usted no se dé cuenta de que sus necesidades de apostar u otras necesidades urgentes o conductas inusuales se han convertido en un problema.
  • debe saber que la inyección de apomorfina puede provocar mareos, aturdimiento, náusea, sudoración y desmayos cuando se levanta muy rápido después de haber estado sentado o acostado. Esto es más común al empezar a usar la inyección de apomorfina, o después de un aumento en la dosis. Para evitar este problema, levántese de la cama o levántese de una posición sentada lentamente, apoyando los pies en el suelo durante unos minutos antes de ponerse de pie.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

En general este medicamento se usa según sea necesario.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La inyección de apomorfina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • náusea
  • vómitos
  • estreñimiento
  • diarrea
  • dolor de cabeza
  • bostezos
  • secreción nasal
  • debilidad
  • dolor en los brazos, las piernas o la espalda
  • dolor o dificultad para orinar
  • dolor, enrojecimiento, dolor, hematomas, hinchazón o picazón en el lugar donde se inyectó la apomorfina

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta algunos de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • sarpullido; urticaria; picazón; hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios u ojos; dificultad para respirar y tragar; falta de aliento; tos o ronquera
  • desmayos
  • ritmo cardíaco rápido o irregular
  • hinchazón de las manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas
  • moretones
  • movimientos inusuales incontrolables
  • caídas
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), comportamiento agresivo, agitación, sentir que las personas están en su contra, o pensamientos desorganizados
  • depresión
  • fiebre
  • confusión
  • erección dolorosa que no desaparece
  • cansancio, dolor en el pecho, dificultad para respirar

Algunos animales de laboratorio que recibieron la inyección de apomorfina desarrollaron enfermedades oculares. No se sabe si la inyección de apomorfina aumenta el riesgo de padecer enfermedades oculares en los humanos. Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento.

La apomorfina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si experimenta algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su cartucho original y fuera del alcance de los niños. Guárdelo en su estuche de transporte a temperatura ambiente y lejos del exceso de luz, exceso de calor y humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • náusea
  • desmayos
  • mareos
  • visión borrosa
  • ritmo cardíaco lento
  • comportamiento anormal
  • alucinaciones
  • movimientos inusuales incontrolables

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico.

Pregúntele a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Apokyn®
Documento actualizado - 15/07/2022