Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a601242-es.html

Meloxicam

Advertencia:

Las personas que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) (aparte de la aspirina) como meloxicam, pueden tener un riesgo más alto de sufrir un ataque cardíaco o una apoplejía que las personas que no toman estos medicamentos. Estos eventos podrían suceder sin advertencia y causar la muerte. Este riesgo puede ser mayor para las personas que toman AINE por un período prolongado. No use un AINE como meloxicam si sufrió un ataque cardíaco recientemente, a menos que se lo indique su médico. Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o alguna vez ha tenido una enfermedad cardíaca, un ataque cardíaco, una apoplejía, si fuma y si tiene o alguna vez ha tenido colesterol alto, presión arterial alta o diabetes. Busque inmediatamente ayuda médica de emergencia si experimenta cualquiera de los síntomas siguientes: dolor de pecho, dificultad para respirar, debilidad en una parte o lado del cuerpo, o dificultad para hablar.

Si se someterá a un injerto de derivación de la arteria coronaria (coronary artery bypass graft, CABG; un tipo de cirugía del corazón), no debe tomar meloxicam justo antes o justo después de la cirugía.

Los AINE como el meloxicam pueden causar úlceras, sangrado o agujeros en el estómago o los intestinos. Estos problemas pueden desarrollarse en cualquier momento durante el tratamiento, pueden ocurrir sin síntomas de advertencia y podrían causar la muerte. El riesgo puede ser mayor para las personas que toman AINE por un período prolongado, son adultos mayores, tienen una mala salud o beben grandes cantidades de alcohol mientras toman meloxicam. Informe a su médico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos: anticoagulantes ('adelgazantes de la sangre') como warfarina (Coumadin, Jantoven); aspirina; otros AINE como ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn); esteroides orales como dexametasona; metilprednisolona (Medrol); y prednisona (Rayos); inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), fluoxetina (Prozac, Sarafem, Selfemra, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Paxil, Pexeva) y sertralina (Zoloft); o inhibidores de recaptación de la serotonina y norepinefrina (IRSN) como desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), duloxetina (Cymbalta) y venlafaxina (Effexor XR). También informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido úlceras o hemorragia en el estómago o intestinos u otros trastornos de sangrado. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, deje de usar meloxicam y llame a su médico: dolor de estómago, acidez, vómito con sangre o que se ve como café molido, sangre en las heces, o heces negras y alquitranadas.

Asista a todas las citas con su médico y del laboratorio. Su médico supervisará atentamente sus síntomas y probablemente ordenará algunas pruebas para verificar la respuesta de su cuerpo al meloxicam. Asegúrese de informar a su médico cómo se siente, de manera que pueda recetarle la cantidad correcta de medicamento para tratar su condición, con el menor riesgo de tener efectos secundarios graves.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con meloxicam y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El meloxicam se usa para aliviar el dolor, la sensibilidad, la inflamación y la rigidez causadas por la osteoartritis (artritis causada por una ruptura en el revestimiento de las articulaciones) y artritis reumatoide (artritis causada por la inflamación del revestimiento de las articulaciones). El meloxicam también se usa para aliviar el dolor, la sensibilidad, la inflamación y la rigidez causadas por la artritis reumatoide juvenil (un tipo de artritis que afecta a los niños) en niños mayores de 2 años de edad. El meloxicam pertenece a una clase de medicamentos conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Funciona al detener la producción del cuerpo de una sustancia que causa dolor, fiebree inflamación.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

El meloxicam se presenta en tabletas y en suspensión (líquido) para administración oral. Usualmente se toma una vez al día, con o sin alimentos. Tome meloxicam a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome meloxicam exactamente como se le indica. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

Agite bien la suspensión antes de cada uso para mezclar el medicamento de forma uniforme.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

El meloxicam también se usa algunas veces para tratar la espondilitis anquilosante (artritis que afecta principalmente la columna vertebral). Hable con su médico acerca de los posibles riesgos de usar este medicamento para tratar su condición.

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar meloxicam,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al meloxicam, sorbitol, aspirina u otros AINE como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn), cualquier otro medicamento o cualquiera de los ingredientes en las tabletas y la suspensión de meloxicam. Pida a su médico o farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualquiera de los siguientes: inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) como benazepril (Lotensin, en Lotrel), captopril, enalapril (Vasotec, en Vaseretic), fosinopril, lisinopril (en Zestoretic) y quinapril (Accupril, en Accuretic, en Quinaretic); antagonistas del receptor de la angiotensina, tales como azilsartán (Edarbi, En Edarbyclor), candesartán (Atacand, en Atacand HCT), eprosartán (Teveten), irbesartán (Avapro, en Avalide), losartán (Cozaar, en Hyzaar) , olmesartán (Benicar, en Azor, en Benicar HCT, en Tribenzor), telmisartán (Micardis, en Micardis HCT, en Twynsta); beta-bloqueadores como atenolol (Tenormin, en Tenoretic), labetalol (Trandate), metoprolol (Lopressor, Toprol XL, en Dutoprol), nadolol (Corgard, en Corzide) y propranolol (Hemangeol, Inderal, Innopran); colestiramina (Prevalite); ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina); litio (Lithobid); metotrexato (Otrexup, Rasuvo, Trexall); pemetrexed (Alimta) y productos de sulfonato sódico de poliestireno (Kayexalate). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si tiene efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido asma, especialmente si frecuentemente tiene la nariz tapada o secreción nasal, o bien, pólipos nasales (inflamación del recubrimiento de la nariz); insuficiencia cardíaca; hinchazón de las manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas; o enfermedad renal o hepática.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo, si planea quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma meloxicam, llame a su médico.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando meloxicam.
  • Si usted tiene intolerancia a la fructosa (una condición hereditaria en la que al cuerpo le falta la proteína necesaria para descomponer la fructosa [una azúcar de la fruta que se encuentra en algunos endulzantes como el sorbitol]), debe saber que la suspensión oral se endulza con sorbitol. Informe a su médico si padece de intolerancia a la fructosa.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

El meloxicam puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • diarrea,
  • estreñimiento,
  • gases,
  • dolor de garganta.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente. No tome más meloxicam hasta que hable con su médico:

  • fiebre;
  • ampollas;
  • sarpullido;
  • ampollas en la piel o piel que se pela;
  • urticaria;
  • picazón;
  • inflamación de los ojos, el rostro, la lengua, los labios o la garganta;
  • dificultad para respirar o tragar;
  • ronquera;
  • piel pálida;
  • ritmo cardíaco rápido;
  • falta de aliento o dificultad para respirar;
  • aumento de peso sin explicación;
  • hinchazón en el abdomen, tobillos, pies o piernas;
  • náusea;
  • cansancio excesivo;
  • falta de energía;
  • ictericia en la piel u ojos;
  • dolor en la parte superior derecha del estómago;
  • síntomas como de influenza;
  • orina turbia, decolorada o con sangre;
  • dolor de espalda;
  • micción difícil o dolorosa.

El meloxicam puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (http://goo.gl/c4Rm4p) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • falta de energía;
  • somnolencia;
  • náusea;
  • vómitos;
  • dolor de estómago;
  • heces con sangre, negras o alquitranadas;
  • vómito con sangre o que se ve como café molido;
  • dificultad para respirar;
  • convulsiones;
  • coma.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No deje que nadie más tome su medicamento. Pregunte a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Mobic®
Documento revisado - 15/07/2016