Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a601202-es.html

Parche transdérmico de fentanilo

Aviso:

La siguiente importante información de seguridad, sobre ésta medicina, es proporcionada por el programa Alerta Médica (MedWatch) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Esta información no está disponible en Español, pero la versión en Inglés de la Alerta Médica está incluida para su uso.

[Posted 08/31/2016]

AUDIENCE: Pharmacy, Internal Medicine, Psychiatry, Neurology, Family Practice

ISSUE: FDA review has found that the growing combined use of opioid medicines with benzodiazepines or other drugs that depress the central nervous system (CNS) has resulted in serious side effects, including slowed or difficult breathing and deaths. Opioids are used to treat pain and cough; benzodiazepines are used to treat anxiety, insomnia, and seizures. In an effort to decrease the use of opioids and benzodiazepines, or opioids and other CNS depressants, together, FDA is adding Boxed Warnings, our strongest warnings, to the drug labeling of prescription opioid pain and prescription opioid cough medicines, and benzodiazepines. See the Drug Safety Communication, available at: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm518473.htm, for a listing of all approved prescription opioid pain and cough medicines, and benzodiazepines and other CNS depressants.

FDA conducted and reviewed several studies showing that serious risks are associated with the combined use of opioids and benzodiazepines, other drugs that depress the CNS, or alcohol (see the FDA Drug Safety Communication, available at: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm518473.htm, for a Data Summary). Based on these data, FDA is requiring several changes to reflect these risks in the opioid and benzodiazepine labeling, and new or revised patient Medication Guides. These changes include the new Boxed Warnings and revisions to the Warnings and Precautions, Drug Interactions, and Patient Counseling Information sections of the labeling.

FDA is continuing to evaluate the evidence regarding combined use of benzodiazepines or other CNS depressants with medication-assisted therapy (MAT) drugs used to treat opioid addiction and dependence. FDA is also evaluating whether labeling changes are needed for other CNS depressants, and will update the public when more information is available.

BACKGROUND: Opioids are powerful prescription medicines that can help manage pain when other treatments and medicines cannot be taken or are not able to provide enough pain relief. Benzodiazepines are a class of medicines that are widely used to treat conditions including anxiety, insomnia, and seizures.

RECOMMENDATION: Health care professionalsshould limit prescribing opioid pain medicines with benzodiazepines or other CNS depressants only to patients for whom alternative treatment options are inadequate. If these medicines are prescribed together, limit the dosages and duration of each drug to the minimum possible while achieving the desired clinical effect. Warn patients and caregivers about the risks of slowed or difficult breathing and/or sedation, and the associated signs and symptoms. Avoid prescribing prescription opioid cough medicines for patients taking benzodiazepines or other CNS depressants, including alcohol.

Patients taking opioids with benzodiazepines, other CNS depressant medicines, or alcohol, and caregivers of these patients, should seek medical attention immediately if they or someone they are caring for experiences symptoms of unusual dizziness or lightheadedness, extreme sleepiness, slowed or difficult breathing, or unresponsiveness.

Advertencia:

Los parches de fentanilo pueden ocasionar problemas de respiración graves o que pongan en riesgo su vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará cuidadosamente durante el tratamiento. Debido a este riesgo grave, los parches de fentanilo solo deberían usarse para tratar a las personas que son tolerantes (acostumbradas a los efectos del medicamento) a los medicamentos opioides porque han tomado este tipo de medicamento durante al menos una semana y no se deberían usar para tratar el dolor leve a moderado, dolor a corto plazo, dolor después de una operación o procedimiento médico o dental, o dolor que se puede controlar con medicamento que se toma cuando es necesario. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. Su médico probablemente le dirá que no utilice parches de fentanilo. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias). una lesión en la cabeza, o cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro. El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o desnutrido debido a una enfermedad. Si experimenta cualesquiera de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, largas pausas entre respiraciones, o dificultad para respirar.

Tomar algunos medicamentos con fentanilo puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas respiratorios graves o que pongan en peligro su vida. Informe a su médico y farmacéutico si está tomando o planea tomar cualesquiera de los siguientes medicamentos: amiodarona (Cordarone, Nexterone, Pacerone); aprepitant (Emend); carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril); ciertos medicamentos antimicóticos como fluconazol (Diflucan); itraconazol (Onmel, Sporanox); y cetoconazol (Nizoral); claritromicina (Biaxin, en Prevpac); diltiazem (Cardizem, Cartia, Dilt-CD, Diltzac, Taztia); eritromicina (E-Mycin, Erythrocin); fosamprenavir (Lexiva); nefazodona; nelfinavir (Viracept); fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater); ritonavir (Norvir, en Kaletra); troleandomicina (TAO) (no está disponible en Estados Unidos) y verapamil (Calan, Covera, Verelan). Es posible que su médico necesite cambiar la dosificación de sus medicamentos y lo supervise cuidadosamente.

Los parches de fentanilo pueden ser adictivos. No aplique más parches, ni aplique los parches con más frecuencia, ni use los parches de manera diferente a la que le recetó el médico. Informe a su médico si usted o alguien de su familia bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol; usa o ha abusado de los medicamentos con receta médica; usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas; o si tiene o ha tenido depresión u otra enfermedad mental. Existe un mayor riesgo de que abuse de los parches de fentanilo si tiene o alguna vez ha tenido cualesquiera de estas condiciones.

No permita que nadie más use su medicamento. Los parches de fentanilo pueden dañar u ocasionar la muerte a otros adultos y niños que los usen. Conserve los parches de fentanilo en un lugar seguro de manera que nadie más pueda usarlos accidentalmente o a propósito. Tenga especial cuidado de guardar los parches de fentanilo fuera del alcance de los niños. Cuente siempre cuántos parches quedan para saber si le falta alguno.

Las personas que no reciben tratamiento con los parches de fentanilo pueden sufrir daños graves o pueden morir si el lado adhesivo de un parche tiene contacto con su piel. Tenga cuidado de no permitir que el lado adhesivo del parche tenga contacto con la piel de cualquier persona. Si abraza o carga niños, asegúrese de que no toquen su parche. Si el parche se despega accidentalmente de su cuerpo y se adhiere a la piel de otra persona, retire el parche inmediatamente, lave el área con agua limpia y busque atención médica de emergencia.

Los parches de fentanilo que se han utilizado durante tres días todavía contienen suficiente medicamento como para ocasionar graves daños o la muerte a adultos o niños que no reciben tratamiento con el medicamento. Nunca deseche un parche usado o no usado en la basura ni lo deje en un lugar en donde otras personas lo puedan encontrar, especialmente los niños. Deseche los parches usados y que ya no desee, de acuerdo con las instrucciones. (Consulte ALMACENAMIENTO y DESECHO).

Si su parche de fentanilo está expuesto al calor extremo, puede liberar demasiado medicamento en su cuerpo a la vez. Esto puede ocasionar síntomas graves o que pongan en riesgo la vida. No exponga su parche o la piel alrededor del mismo al calor directo como el de las almohadillas con calefacción, mantas eléctricas, lámparas de calor, saunas, tinas calientes y camas de agua con calefacción. No tome baños prolongados con agua caliente ni tome baños de sol mientras esté usando el parche. Su parche también puede liberar demasiado medicamento si tiene fiebre o si tiene demasiado calor después de la actividad física. Evite actividad física que pudiera ocasionarle demasiado calor. Llame a su médico de inmediato si tiene fiebre. Es posible que su médico necesite ajustar su dosis.

Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si utiliza parches de fentanilo regularmente durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que pongan en riesgo su vida después del nacimiento. Informe al médico de su bebé de inmediato si su bebé experimenta cualquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea, o no aumenta de peso.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie el tratamiento con parches de fentanilo y cada vez que surta su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

Los parches de fentanilo se usan para aliviar el dolor de moderado a fuerte en personas que se espera que necesiten medicamento para el dolor todo el tiempo durante un período prolongado y que no puedan recibir tratamiento con otros medicamentos. El fentanilo pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación del fentanilo transdérmico es como un parche para aplicarse sobre la piel. El parche se aplica usualmente a la piel una vez cada 72 horas. Cada vez que cambie su parche, cámbielo aproximadamente a la misma hora. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Aplique los parches de fentanilo exactamente como se indica.

Es posible que su médico le indique que inicie con una dosis baja del parche de fentanilo y que incremente gradualmente su dosis, no más frecuente de una vez cada tres días al principio y luego, no más frecuente de una vez cada seis días. Es posible que su médico disminuya su dosis si experimenta efectos secundarios. Hable con su médico sobre cómo se siente durante su tratamiento con parches de fentanilo.

Los parches de fentanilo son solo para usarlos sobre la piel. No coloque los parches en su boca ni los mastique ni los trague.

No deje de usar los parches de fentanilo sin consultar a su médico. Probablemente su médico disminuirá su dosis gradualmente. Si deja de usar repentinamente los parches de fentanilo, puede experimentar síntomas de abstinencia. Llame a su médico si experimenta alguno de estos síntomas de abstinencia: inquietud, ojos llorosos, secreción nasal, bostezos, sudoración, escalofríos, dolor muscular, pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos), irritabilidad, ansiedad, dolor de espalda, dolor de las articulaciones, debilidad, calambres estomacales, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, náuseas, pérdida de apetito, vómitos, diarrea, ritmo cardiaco rápido o respiración rápida.

No use un parche de fentanilo que esté cortado, dañado o modificado de alguna manera. Si utiliza parches cortados o dañados, es posible que reciba más o todo el medicamento a la vez, en lugar de lentamente durante tres días. Esto puede causar problemas graves, incluyendo una sobredosis y la muerte.

Puede tomar un baño, nadar o ducharse mientras que esté usando un parche de fentanilo. Si el parche se despega durante estas actividades, deséchelo apropiadamente. Luego, seque su piel totalmente y aplique un nuevo parche. Deje el parche nuevo en su lugar durante 72 horas después de aplicarlo.

Puede aplicar el parche de fentanilo en su pecho, espalda, antebrazos o a los lados de su cintura. Si aplica el parche en un niño o en una persona que no pueda pensar con claridad, elija un área en la espalda alta para que sea más difícil que la persona se lo quite y lo coloque en su boca. Elija un área de la piel que esté lisa y sin vellos. No aplique el parche a partes del cuerpo que se mueven mucho ni a la piel que ha estado expuesta a la radiación o que esté sensible, muy grasosa, desprendida, irritada, agrietada, cortada, o dañada. Si tiene vello en la piel, use tijeras para cortar los vellos lo más cerca de la piel que se pueda. No rasure el área.

Para aplicar el parche, siga estos pasos:

  1. Limpie el área en donde planea aplicar el parche con agua limpia y seque completamente. No use ningún jabón, loción, alcohol o aceite.
  2. Rasgue la bolsa que contiene el parche de fentanilo a lo largo de la línea punteada, empezando en el corte. Saque el parche de la bolsa y despegue ambas partes del recubrimiento de protección de la parte posterior del parche. Trate de no tocar el lado adhesivo del parche.
  3. Presione inmediatamente el lado pegajoso del parche en el área elegida de la piel con la palma de su mano.
  4. Presione el parche firmemente durante al menos 30 segundos. Asegúrese de que el parche se pegue bien a su piel, especialmente alrededor de los bordes.
  5. Si el parche no se adhiere bien o se despega después de aplicarlo, pegue los bordes a su piel con cinta adhesiva de primeros auxilios. Si el parche todavía no se adhiere bien, puede cubrirlo con vendas transparentes de las marcas Bioclusive o Tegaderm. No cubra el parche con ningún otro tipo de vendaje o cinta adhesiva.
  6. Si un parche se despega antes de que sea el momento de retirarlo, deseche el parche adecuadamente y aplique uno nuevo. Deje el parche nuevo en su lugar durante 72 horas.
  7. Cuando termine de aplicar el parche, lave sus manos con agua inmediatamente.
  8. Cuando sea momento de cambiar su parche, despegue el parche anterior y aplique un parche nuevo en un área diferente de la piel.
  9. Después de que retire su parche, dóblelo a la mitad con los lados adhesivos juntos y déjelo ir en el inodoro.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento algunas veces se receta para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar los parches de fentanilo,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al fentanilo, o cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen los parches de fentanilo. Pregunte a su médico o farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas y suplementos nutricionales está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar los medicamentos que aparecen en ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualesquiera de los siguientes medicamentos: antidepresivos; antihistamínicos (que se encuentran en los medicamentos contra la tos, resfriados y alergias); buprenorfina (Buprenex, Subutex, en Suboxone); butorfanol; dextrometorfano (que se encuentra en muchos medicamentos para la tos; en Nuedexta); litio (Lithobid); medicamentos para la ansiedad; medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Alsuma, Imitrex, en Treximet) y zolmitriptán (Zomig); mirtazapina (Remeron); medicamentos para la náusea; relajantes musculares; nalbufina; otros medicamentos para el dolor; pentazocina (Talwin); sedantes; bloqueadores deserotonina de 5-HT 3 como alosetrón (Lotronex), dolasetrón (Anzemet), granisetrón (Kytril), ondansetrón (Zofran, Zuplenz) o palonosetrón (Aloxi); inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Prozac, Pexeva) y sertralina (Zoloft); inhibidores de recaptación de norepinefrina y serotonina (IRSN) como desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), duloxetina (Cymbalta), milnaciprán (Savella) y venlafaxina (Effexor); píldoras para dormir; tranquilizantes; trazodona (Oleptro); o antidepresivos tricíclicos (para levantar el ánimo) como amitriptilina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Silenor), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil). Además, informe a su médico o farmacéutico si está tomando o recibiendo los siguientes medicamentos o si ha dejado de tomarlos durante las últimas 2 semanas: inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO), incluso isocarboxazida (Marplan); linezolid (Zyvox); azul de metileno; fenelzina (Nardil); selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar); y tranilcipromina (Parnate). Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con fentanilo, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparecen en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle cuidadosamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico qué productos a base de hierbas está tomando, especialmente la hierba de San Juan y triptófano.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido íleo paralítico (condición en la que la comida digerida no pasa a través de los intestinos). Su médico podría indicarle que no use los parches de fentanilo.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido convulsiones, ritmo cardiaco lento, dificultad para orinar, presión arterial baja, o enfermedad de la tiroides, cardíaca, hepática, del páncreas, de la vesícula, o enfermedades renales.
  • Informe a su médico si está amamantando.
  • Debe saber que este medicamento puede disminuir la fertilidad en hombres y mujeres. Hable con su médico sobre los riesgos de usar el parche transdérmico de fentanilo.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está usando parches de fentanilo.
  • Debe saber que este medicamento le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo, no opere maquinaria ni realice otras actividades posiblemente peligrosas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que los parches de fentanilo pueden ocasionar mareo, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido después de estar acostado. Esto es más común al empezar a usar los parches de fentanilo por primera vez. Para evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de ponerse de pie.
  • No beba alcohol ni tome medicamentos con receta médica o sin receta médica que contengan alcohol mientras esté usando los parches de fentanilo. El alcohol aumenta la posibilidad de tener efectos secundarios graves por este medicamento.
  • Debe saber que los parches de fentanilo pueden ocasionar estreñimiento. Hable con su médico para cambiar su dieta o usar otros medicamentos para evitar o tratar el estreñimiento mientras esté usando los parches de fentanilo.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Hable con su médico sobre comer y tomar jugo de toronja mientras esté usando este medicamento.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Si olvida aplicar o cambiar un parche de fentanilo, aplique el parche tan pronto como lo recuerde. Asegúrese de retirar su parche usado antes de aplicar un nuevo parche. Utilice el nuevo parche por el período de tiempo que le indique su médico (usualmente 3 días) y luego reemplácelo. No utilice dos parches a la vez a menos que su médico le haya indicado hacerlo.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Los parches de fentanilo pueden ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualesquiera de estos síntomas son intensos o no desaparecen:

  • dolor de cabeza,
  • cambios de humor,
  • sensación de frío,
  • somnolencia,
  • depresión,
  • debilidad,
  • dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido,
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo,
  • dolor, ardor, hormigueo o adormecimiento en las manos o los pies,
  • boca seca,
  • dolor de estómago,
  • indigestión,
  • diarrea,
  • dolor de espalda,
  • dificultad para orinar,
  • picazón,
  • irritación en la piel, enrojecimiento, picazón o hinchazón en el área en donde se colocó el parche.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que figuran en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente:

  • cambios en el ritmo cardiaco,
  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea,
  • náusea, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos,
  • incapacidad para lograr o mantener una erección,
  • menstruación irregular,
  • menos deseo sexual,
  • dolor de pecho,
  • convulsiones,
  • sarpullido,
  • urticaria,
  • inflamación de los ojos, el rostro, la boca, la lengua, la garganta, los brazos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas,
  • ronquera,
  • dificultad para respirar o tragar.

Los parches de fentanilo pueden ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras está usando los parches de fentanilo.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Almacene los parches de fentanilo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Deseche cualquier parche que esté usado, vencido o que ya no necesite retirando cuidadosamente la parte adhesiva, uniendo los lados adhesivos de cada parche para que se peguen y dejándolos ir en el inodoro. Tire las bolsas y forros protectores en la basura. Lave bien sus manos con agua después de desechar los parches de fentanilo. No coloque los parches de fentanilo que no necesita o no usó en el basurero.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir:

  • dificultad para respirar,
  • somnolencia o cansancio extremo,
  • dificultad para pensar, hablar o caminar normalmente,
  • pupilas reducidas o dilatadas (círculos negros en el centro del ojo),
  • desmayos,
  • mareos,
  • confusión,
  • coma (pérdida del conocimiento por un período de tiempo).

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y las del laboratorio. Su médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo al fentanilo.

Antes de hacerse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está usando fentanilo.

Esta receta médica no se puede volver a surtir. Asegúrese de programar sus citas con el médico regularmente, de manera que no se quede sin medicamento si su médico desea que continúe usando parches de fentanilo.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Duragesic®
Documento actualizado - 15/09/2016