Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a601005-es.html

Acetaminofén y Codeína

Advertencia:

La combinación de acetaminofén y codeína puede ser adictiva, especialmente con uso prolongado. Use la combinación de acetaminofén y codeína exactamente según lo indicado. No tome de más, no lo tome con más frecuencia ni lo tome de una manera diferente a la que le indicó su médico. Mientras toma la combinación de acetaminofén y codeína, hable con su proveedor de atención médica de sus objetivos de tratamiento del dolor, duración de tratamiento, y otras formas de controlar su dolor. Informe a su médico si usted o alguien de su familia bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas, o ha abusado de los medicamentos con receta médica, o si tiene o ha tenido depresión u otra enfermedad mental. Existe un mayor riesgo de que usted abuse del acetaminofén y codeína si tiene o ha tenido cualesquiera de estas condiciones. Hable con su proveedor de atención médica de inmediato y pidale consejo si piensa que tiene una adicción a los opiáceos, o llame a la línea de ayuda (National Helpline) de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias de E.E.U.U (SAMHSA, por sus siglas en inglés) a 1-800-662-HELP.

La combinación de acetaminofén y codeína puede ocasionar problemas de respiración graves o que pongan en riesgo la vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. El médico probablemente le dirá que no tome acetaminofén ni codeína. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias), una lesión en la cabeza o cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro. El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o desnutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, pausas prolongadas entre respiraciones o dificultad para respirar.

Cuando se utilizaron medicamentos que contenían codeína en niños, se reportaron casos de problemas respiratorios graves y mortales como respiración lenta o dificultad para respirar y muertes. El acetaminofén y la codeína no se deben utilizar nunca para tratar el dolor o la tos en niños menores de 12 años de edad o para aliviar el dolor después de una cirugía de extirpación de amígdalas o adenoides en niños menores de 18 años. El acetaminofén y la codeína no deben utilizarse en niños de 12 a 18 años que sean obesos o que tengan una enfermedad neuromuscular (enfermedad que afecta los nervios que controlan los músculos voluntariamente), una enfermedad pulmonar o apnea obstructiva del sueño (afección en la cual la vía aérea se bloquea o se estrecha y la respiración se detiene durante períodos cortos durante el sueño) ya que estas condiciones pueden aumentar el riesgo de problemas respiratorios.

Tomar demasiado acetaminofén (el cual se encuentra en esta preparación combinada) puede ocasionar daño hepático, algunas veces lo suficientemente grave para requerir un trasplante de hígado u ocasionar la muerte. Usted podría tomar accidentalmente demasiado acetaminofén si no sigue atentamente las instrucciones en la receta o la etiqueta del paquete, o si toma más de un producto que contenga acetaminofén. Tenga en cuenta que no debe tomar más de 4,000 mg de acetaminofén al día. Informe a su médico si sufre o alguna vez sufrió alguna enfermedad del hígado. Si necesita tomar más de un producto que contenga acetaminofén, es posible que sea difícil para usted calcular la cantidad total de acetaminofén que está tomando. Pida a su médico o farmacéutico que le ayude.

Tomar algunos medicamentos durante el tratamiento con acetaminofén y codeína puede aumentar el riesgo de que experimente problemas de respiración u otros efectos problemas graves para respirar que pongan en peligro su vida, o que causen sedación o coma. Informe a su médico si está tomando o planea tomar alguno de los siguientes medicamentos: algunos medicamentos antimicóticos, incluyendo itraconazol (Onmel, Sporanox), ketoconazol y voriconazol (Vfend); benzodiacepinas como alprazolam (Xanax), diazepam (Diastat, Valium), estazolam, flurazepam, lorazepam (Ativan) y triazolam (Halcion); carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril); eritromicina (Erytab, Erythrocin); ciertos medicamentos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), incluso indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept) y ritonavir (Norvir, en Kaletra); relajantes musculares; otros medicamentos analgésicos; fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate); sedantes, píldoras para dormir, o tranquilizantes. Es posible que su médico necesite cambiar la dosificación de sus medicamentos y que lo supervise atentamente. Si toma acetaminofén y codeína con cualquiera de estos medicamentos y desarrolla cualquiera de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque atención médica de emergencia: mareos inusuales, aturdimiento, somnolencia extrema, respiración difícil o lenta o no tiene capacidad de respuesta. Asegúrese de que su encargado del cuidado o los miembros de su familia conozcan cuáles son los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico o buscar atención médica de emergencia si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Beber alcohol, tomar medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol o usar drogas ilícitas durante su tratamiento con acetaminofén y codeína aumenta el riesgo de que experimente efectos secundarios graves que pongan en riesgo su vida. No beba alcohol ni tome medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol ni use drogas ilícitas durante su tratamiento.

Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si toma acetaminofén y codeína regularmente durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que lo pongan en riesgo después del nacimiento. Informe de inmediato al médico de su bebé si el niño experimenta cualesquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea o no aumenta de peso.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con acetaminofén y codeína y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La combinación de acetaminofén y codeína se usa para aliviar el dolor leve a moderado. El acetaminofén pertenece a una clase de medicamentos denominados analgésicos y antipiréticos (reductores de la fiebre). Funciona al cambiar la manera en que el cuerpo responde al dolor y al enfriar el cuerpo. La codeína pertenece a una clase de medicamentos que se llaman analgésicos opiáceos (narcóticos) y a una clase de medicamentos que se llaman antitusivos. Cuando la codeína se usa para tratar el dolor, funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor. Cuando se usa codeína para reducir la tos, funciona al reducir la actividad en la parte del cerebro que ocasiona la tos.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La combinación de acetaminofén y codeína viene como tabletas, cápsulas y en líquido para tomar por vía oral. Por lo general se toma cada 4 horas, según sea necesario. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de la receta médica y pida al médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome el acetaminofén y la codeína exactamente como se indica.

Si toma acetaminofén y codeína durante varias semanas o más, no deje de tomar el medicamento sin hablar antes con su médico. Es posible que su médico disminuya la dosis gradualmente. Si deja de tomar acetaminofén y codeína repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como inquietud; dilatación de pupilas (círculos negros en el centro de los ojos), ojos llorosos, irritabilidad, ansiedad, secreción nasal, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, bostezos, sudoración, respiración rápida, ritmo cardiaco rápido, escalofríos, náuseas, pérdida de apetito, vómitos, diarrea, calambres estomacales, o dolores musculares.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información hable con su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar acetaminofén y ccodeína,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al acetaminofén, codeína, sulfito, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes en los productos de acetaminofén y codeína. Pida a su médico o farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o recibiendo los siguientes inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO) o si ha dejado de tomarlos durante las últimas dos semanas: isocarboxazida (Marplan); linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar), o tranilcipromina (Parnate). Probablemente su médico le indicará que no tome acetaminofén ni codeína si está tomando uno o más de estos medicamentos o si los ha tomado las últimas dos semanas.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar si está tomando cualquiera de los siguientes, amiodarona (Nexterone, Pacerone); antihistamínicos (que se encuentran en los medicamentos contra los resfriados y las alergias); buprenorfina (Belbuca, Butrans, Probufina); bupropión (Aplenzin, Wellbutrin, Zyban); butorfanol; diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'), medicamentos para migrañas como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex, en Treximet) y zolmitriptán (Zomig); mirtazapina (Remeron), nalbufina; pentazocina (Talwin); inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Brisdelle, Prozac, Pexeva) y sertralina (Zoloft); inhibidores de recaptación de norepinefrina y serotonina (IRSN) como duloxetina (Cymbalta), desvenlafaxina (Khedezla, Pristiq), milnaciprán (Savella) y venlafaxina (Effexor); tramadol (Conzip), trazodona (Oleptro), o antidepresivos tricíclicos (para levantar el ánimo) como amitriptilina, clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Silenor), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil). Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con el acetaminofén y la codeína, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparecen en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene cualesquiera de las enfermedades que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, una obstrucción o estrechamiento en el estómago o intestinos, o bien, íleo paralítico (afección en la que la comida digerida no pasa a través de los intestinos). Su médico podría indicarle que no tome acetaminofén ni codeína si tiene cualquiera de estas condiciones.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido convulsiones, dificultad para orinar, o enfermedad del páncreas, de la vesícula o enfermedad renal.
  • Debe saber que este medicamento puede disminuir la fertilidad en hombres y mujeres. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar acetaminofén y codeína.
  • Informe a su médico si está amamantando. No debe amamantar mientras toma acetaminofén y codeína. La codeína puede ocasionar respiración poco profunda, dificultad para respirar o respiración ruidosa, confusión, más somnolencia de lo usual, problemas para amamantar o debilidad en los niños lactantes.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluida una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando acetaminofén y codeína.
  • Debe saber que este medicamento le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que el acetaminofén y la codeína pueden ocasionar mareo, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido después de estar acostado. Para evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de ponerse de pie.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Este medicamento usualmente se toma según sea necesario. Si su médico le indicó que debe tomar acetaminofén y codeína regularmente, tome la dosis omitida tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la que olvidó y continúe con su programa normal de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

El acetaminofén y la codeína pueden ocasionar efectos secundarios. Informe al médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • estreñimiento,
  • dificultad para orinar.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • náuseas, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos,
  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea;
  • piel roja, que se está pelando o con ampollas,
  • sarpullido,
  • urticaria,
  • picazón,
  • inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas;
  • ronquera,
  • dificultad para respirar o tragar,
  • incapacidad para lograr o mantener una erección,
  • menstruación irregular,
  • disminución en el deseo sexual.

El acetaminofén y la codeína pueden ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y de la humedad (no lo guarde en el baño).

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Mientras toma la combinación de acetaminofén y codeína, es posible se le pida que siempre tenga un medicamento de rescate llamado naloxona (por ejemplo, en su casa o oficina). La naloxona se usa para revertir los efectos de un sobredosis que ponen en riesgo la vida. Trabaja al bloquear los efectos de los opiáceos para aliviar los síntomas peligrosos causados por los altos niveles de opiáceos en la sangre. Usted probablemente no podrá tratarse si experimenta una sobredosis de opiáceos. Debe asegurarse que los miembros de su familia, encargados del cuidado médico de otra persona, o personas que pasan tiempo con usted sepan cómo saber si está experimentando una sobredosis, cómo usar la naloxona, y qué hacer hasta que llegue la ayuda médica de emergencia. Su médico o farmacéutico le demostrarán a usted y a los miembros de su familia cómo usar el medicamento. Pidale a su farmacéutico las instrucciones o visite el sitio web del fabricante para obtener las instrucciones. Si alguien ve que usted está experimentando síntomas de un sobredosis, él o ella debe darle su primera dosis de naloxona, llamar al 911 de inmediato, y quedarse con usted y observarlo atentamente hasta que llegue la ayuda médica. Sus síntomas pueden reaparecer dentro de unos minutos después de recibir la naloxona. Si sus síntomas reaparecen, la persona debe darle una otra dosis de naloxona. Se pueden administrar dosis adicionales cada 2 a 3 minutos si las síntomas reaparecen antes de que llegue la ayuda médica.

Si alguien toma más de la dosis recomendada de acetaminofén y codeína, busque ayuda médica de inmediato, incluso si la persona no presenta ningún síntoma. Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • náuseas,
  • vómitos,
  • pérdida de apetito,
  • sudoración,
  • sangrado o moretones inusuales,
  • dolor en la parte superior derecha del estómago,
  • ictericia en la piel u ojos,
  • dificultad para respirar,
  • somnolencia,
  • pérdida del conocimiento,
  • pérdida del tono muscular,
  • pupilas estrechadas o ensanchadas,
  • piel fría y húmeda,
  • desmayos,
  • ritmo cardiaco lento.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico. Su médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo al acetaminofén y a la codeína.

Antes de hacerse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando acetaminofén y codeína.

No deje que nadie más use su medicamento. El acetaminofén y la codeína son sustancias controladas. Las recetas médicas se pueden volver a surtir solo cierto número de veces; pregunte a su farmacéutico si tiene alguna duda.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales de producto combinados

  • Capital® y codeína (contiene acetaminofén y codeína)
  • Codrix® (contiene acetaminofén y codeína)
  • Empracet® (N.° 3, N.° 4) (contiene acetaminofén y codeína)
  • Fioricet® con codeína (contiene acetaminofén, butalbital, cafeína, codeína)
  • Papa-deine® (N.° 3, N.° 4) (contiene acetaminofén y codeína)
  • Phenaphen® con codeína (N.° 2, N.° 3, N.° 4) (contiene acetaminofén, codeína)
  • Phrenilin® con cafeína, codeína (contiene acetaminofén, butalbital, cafeína, codeína)
  • Proval® (N.° 3) (contiene acetaminofén y codeína)
  • Tylenol® con codeína (N.° 3, N.° 4) (contiene acetaminofén y codeína)

Otros nombres

  • APAP y codeína (contiene acetaminofén y codeína)

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento revisado - 15/03/2018