Omita y vaya al Contenido

Los sitios web oficiales usan .gov
Un sitio web .gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Los sitios web seguros .gov usan HTTPS
Un candado ( ) o https:// significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web .gov. Comparta información sensible sólo en sitios web oficiales y seguros.

Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a600032-es.html

Leflunomida

Advertencia:

No tome leflunomida si está embarazada o planea quedar embarazada. La leflunomida puede dañar al feto. No debe comenzar a tomar leflunomida hasta que se haya realizado una prueba de embarazo con resultado negativo y que su médico le informe que no está embarazada. Debe utilizar un método anticonceptivo eficaz antes de empezar a tomar leflunomida, durante su tratamiento con leflunomida y durante 2 años después del tratamiento. Si su periodo se retrasa o no le viene el periodo durante el tratamiento con leflunomida, llame a su médico de inmediato. Hable con su médico si planea quedar embarazada dentro de los 2 años después de terminar el tratamiento con leflunomida. Su médico puede prescribirle un tratamiento que le ayudará a eliminar este medicamento más rápidamente de su organismo.

La leflunomida puede causar lesiones hepáticas que pueden poner en peligro la vida e incluso provocar la muerte. El riesgo de daño hepático es mayor en las personas que toman otros medicamentos que se sabe que causan daño al hígado y en las personas que ya padezcan de enfermedad hepática. Informe a su médico si tiene o alguna vez tuvo hepatitis o cualquier otro tipo de enfermedad hepática y si bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol. Informe a su médico y farmacéutico si está tomando acetaminofén (Tylenol, en otros productos de venta libre), aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE como ibuprofeno [Advil, Motrin] y naproxeno [Aleve, Naprosyn], medicamentos para reducir el colesterol (estatinas), hidroxicloroquina, productos de hierro, isoniazida (Laniazid, en Rifamate, en Rifater), metotrexato (Trexall), niacina (ácido nicotínico) o rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater). Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente: náusea, cansancio extremo, moretones o sangrado inusual, falta de energía, pérdida de apetito, dolor en la parte superior derecha del estómago, ictericia en piel u ojos, orina oscura o síntomas similares a los de la influenza.

Asista a todas las citas con su médico y a las de laboratorio. Su médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la leflunomida.

Hable con su médico sobre los riesgos de tomar leflunomida.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La leflunomida se usa sola o en combinación con otros medicamentos para el tratamiento de la artritis reumatoide (una afección en la que el cuerpo ataca las articulaciones, causando dolor, hinchazón y pérdida de funcionalidad). La leflunomida pertenece a una clase de medicamentos denominados fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME). Su acción consiste en disminuir la inflamación y retrasar el avance de la enfermedad, lo que puede ayudar a mejorar la actividad física de las personas con artritis reumatoide.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la leflunomida es en tabletas para tomar por vía oral. Por lo general, se toma una vez al día. Su médico puede indicarle que tome una dosis mayor de leflunomida durante los 3 primeros días de tratamiento. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su medicamento, y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la leflunomida exactamente como se lo indicaron. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

Su médico podría tener que disminuir su dosis o suspender el tratamiento si usted experimenta ciertos efectos secundarios graves. Asegúrese de informarle a su médico cómo se siente durante el tratamiento.

La leflunomida puede ayudar a controlar los síntomas de la artritis reumatoide, pero no la cura. Continúe tomando leflunomida incluso si se siente bien, y no interrumpa su uso sin consultarlo antes con su médico.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídale más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar leflunomida,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a la leflunomida, teriflunomida (Aubagio), a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes de las tabletas de leflunomida. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Algunos medicamentos no deben tomarse con leflunomida. Otros medicamentos pueden causar cambios en la dosis o requerir control adicional cuando se toman con leflunomida. Asegúrese de haberle informado a su médico y farmacéutico qué medicamentos está tomando o piensa tomar antes de empezar su tratamiento con leflunomida. Antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier medicamento mientras toma leflunomida, consúltelo con su médico o farmacéutico.
  • El siguiente producto de venta libre puede interactuar con la leflunomida: cimetidina (Tagamet). Asegúrese de informar a su médico y farmacéutico que está tomando este medicamento antes de empezar a tomar leflunomida. No empiece a tomar estos medicamentos mientras toma leflunomida sin consultarlo antes con su médico.
  • informe a su médico si tiene o alguna vez tuvo infecciones graves o si desarrolla infecciones con frecuencia, cáncer u otras enfermedades que afecten la médula ósea o al sistema inmunitario (incluido el virus de la inmunodeficiencia humana [VIH] y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]), diabetes o enfermedades renales.
  • informe a su médico si está amamantando. No amamante mientras esté tomando leflunomida.
  • Si planea quedar embarazada, debe hablar con su médico acerca de dejar de tomar leflunomida y recibir un tratamiento para ayudar a eliminar este medicamento de su organismo más rápidamente.
  • consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras usa leflunomida.
  • Tomar leflunomida puede disminuir la capacidad de su cuerpo para combatir las infecciones. Informe a su médico si tiene una infección ahora, o si tiene cualquier señal de infección, como fiebre, tos o síntomas similares a los de la gripe. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas durante el tratamiento con leflunomida, llame a su médico: fiebre; dolor de garganta; tos; síntomas parecidos a los de la gripe; zona de la piel caliente, enrojecida, hinchada o dolorida; micción dolorosa, difícil o frecuente; u otras señales de infección. Puede ser necesario interrumpir su tratamiento con leflunomida si tiene una infección.
  • Es posible que ya esté infectado de tuberculosis (TB; una infección pulmonar grave) pero que no presente ningún síntoma de la enfermedad. En este caso, tomar leflunomida puede agravar la infección y hacer que desarrolle síntomas. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido TB, si ha vivido o visitado un país donde la TB sea común o si ha estado cerca de alguien que tenga o alguna vez ha tenido TB. Antes de comenzar su tratamiento con leflunomida, su médico le hará una prueba en la piel para determinar si tiene TB. Si tiene TB, su médico tratará esta infección con antibióticos antes que comience a tomar leflunomida.
  • No reciba ninguna vacuna sin consultarlo antes con su médico.
  • debe saber que la leflunomida puede causar presión arterial alta. Es necesario revisar su presión arterial antes de iniciar el tratamiento, y de manera regular mientras toma este medicamento.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si se acerca la hora de su próxima dosis, omita la dosis que olvidó y continúe con su dosis normal. No tome una dosis doble para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La leflunomida puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • diarrea
  • vómitos
  • acidez estomacal
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • pérdida de peso
  • dolor de espalda
  • dolor muscular o debilidad
  • dolor, ardor, entumecimiento u hormigueo en las manos o pies
  • pérdida del cabello
  • calambres en las piernas
  • piel seca

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, o los que se enumeran en las secciones ADVERTENCIA IMPORTANTE o PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • sarpullido con o sin fiebre
  • urticaria
  • ampollas o descamación de la piel
  • aftas en la boca
  • picazón
  • falta de aliento
  • tos nueva o que empeora
  • dolor en el pecho
  • piel pálida

Recibir medicamentos que suprimen el sistema inmunitario puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. En los estudios clínicos realizados hasta la fecha con leflunomida no se ha notificado un aumento en la aparición de cánceres. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar leflunomida.

La leflunomida puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si experimenta algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su empaque original, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Guárdelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el cuarto de baño) y de la luz.

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • diarrea
  • dolor de estómago
  • cansancio extremo
  • debilidad
  • piel pálida
  • ritmo cardíaco acelerado
  • falta de aliento

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No deje que nadie más tome su medicamento. Pregúntele a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Arava®
Documento actualizado - 20/06/2024