Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_170012.html

¿Los árboles pueden reducir los ataques de asma en las ciudades con mucha contaminación?

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 26/02/2018)
Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 28 de noviembre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 27 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- La contaminación del aire urbano puede desencadenar el asma. Pero el hecho de haber muchos árboles en las ciudades podría reducir las posibilidades de una exacerbación, según un nuevo estudio británico.

"Queríamos clarificar el modo en que la vegetación urbana podría estar relacionada con la salud respiratoria", planteó el líder del estudio, Ian Alcock, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter.

"Sabemos que los árboles eliminan los contaminantes del aire que pueden desencadenar ataques de asma, pero en algunas situaciones también pueden provocar acumulaciones localizadas de partículas al evitar que el viento las disperse. Y la vegetación también puede producir polen alergénico que exacerbe el asma", añadió Alcock, que es investigador.

Su equipo analizó datos sobre más de 650,000 hospitalizaciones relacionadas con el asma de residentes en zonas urbanas en Inglaterra a lo largo de 15 años.

En los vecindarios con los niveles más altos de contaminación atmosférica, 300 árboles adicionales por kilómetro cuadrado (0.4 millas cuadradas) se asoció con unos 50 casos de emergencia de asma menos por cada 100,000 residentes durante el periodo de estudio.

Los árboles no tuvieron el mismo efecto beneficioso en las áreas relativamente no contaminadas, según el estudio.

Los hallazgos sugieren que plantar árboles podría ayudar a reducir los daños de la contaminación atmosférica y orientar las políticas de planificación y salud pública, concluyeron los investigadores.

"Encontramos que en resumidas cuentas, la vegetación urbana parece hacer significativamente más bien que mal", dijo Alcock en un comunicado de prensa.

Pero los efectos no eran iguales en todas partes, indicó.

"Los espacios verdes y los jardines se asociaron con reducciones en las hospitalizaciones por el asma a unos niveles de contaminantes más bajos, pero no en las áreas urbanas más contaminadas. Con los árboles ocurrió al revés", dijo Alcock.

Quizá, teorizó, los pólenes de las gramíneas se vuelven más alergénicos cuando se combinan con los contaminantes del aire, de modo que los beneficios de los espacios verdes se reducen a medida que la contaminación aumenta.

"Por el contrario, los árboles pueden eliminar de forma efectiva los contaminantes del aire, y esto podría explicar por qué parecen ser más beneficiosos cuando las concentraciones son altas", señaló Alcock.

Los resultados aparecen en la edición de diciembre de la revista Environment International.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: University of Exeter, news release, November 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Asma
Contaminación del aire
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados