Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169795.html

Los CDC quieren que los estadounidenses se coman sus frutas y sus verduras

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 15/02/2018)
Margaret Farley Steele
Traducido del inglés: viernes, 17 de noviembre, 2017

JUEVES, 16 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Las frutas y las verduras pueden ser deliciosas y nutritivas, pero demasiados estadounidenses no les hacen caso, encuentra un nuevo informe.

Apenas un 9 por ciento de los adultos comen suficientes verduras, y solo un 12 por ciento consumen la cantidad de fruta recomendada a diario, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las vitaminas, los minerales, la fibra y otras cosas buenas de las frutas y las verduras pueden ayudar a evitar la enfermedad cardiaca, la diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y la obesidad.

Pero solo uno de cada 10 adultos come más frutas y verduras que las recomendadas por las directrices dietéticas del gobierno de 2015-2020.

¿Cuánto es suficiente? De una taza y media a dos tazas de fruta, o su equivalente, y de dos a tres tazas de verduras a diario.

A los hombres les va peor que a las mujeres respecto a la tarjeta de calificaciones de las frutas y las verduras. Y según la edad, los adultos jóvenes (de 18 a 30 años) tienen menos inclinación a comer verduras de hojas, brócoli y plátanos que las personas con más edad.

"Se necesitan esfuerzos continuos por identificar y abordar las barreras para el consumo de frutas y verduras", escribieron los investigadores dirigidos por Seung Hee Lee-Kwan, del Centro Nacional de Prevención de la Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.

El alto costo y la disponibilidad limitada podrían evitar que algunos estadounidenses sigan las directrices. Además, la percepción errónea de que las verduras y las frutas requieren de un tiempo adicional de preparación podría disuadir a algunas personas, según los autores del estudio.

En realidad, para las verduras, la preparación más sencilla con frecuencia es la mejor, aseguró una dietista registrada de Nueva York.

"Hay pocas verduras que no pueda cortar, echarles un poco de aceite de oliva, sazonar con un poco de sal e hierbas, y asar en el horno", planteó Stephanie Schiff, del Hospital de Huntington de Northwell Health. "Estarán deliciosas".

En el nuevo informe, los CDC usaron datos de una encuesta nacional de 2015 para actualizar hallazgos de 2013. Se preguntó a los participantes cuántas veces en el mes anterior habían consumido jugo 100 por ciento de fruta, fruta entera, frijoles secos, verduras de color verde oscuro, verduras de color naranja y otras verduras.

Los estados reportaron unas diferencias significativas: la ingesta de fruta mínima fue de casi un 7 por ciento en Virginia Occidental, y la máxima de casi un 16 por ciento en Washington, D.C. El consumo de verduras fue incluso más bajo: de más o menos un 6 por ciento en Virginia Occidental a un 12 por ciento en Alaska.

Todos los grupos socioeconómicos tuvieron una puntuación baja. Pero los estadounidenses más ricos eran más propensos que los demás a cumplir con los requisitos de las verduras, encontraron los investigadores.

Schiff dijo que comprar las frutas y las verduras de temporada (por ejemplo, manzanas en otoño) puede reducir los costos. "Y si no hay frutas y verduras frescas disponibles, las congeladas o enlatadas pueden ser igual de buenas", afirmó.

"Las verduras congeladas se cosechan en su mejor punto de madurez, y son una opción maravillosa", dijo Schiff, que no participó en la investigación.

Al comer frutas y verduras de distintos colores, sobre todo de colores oscuros, puede aprovechar al máximo los antioxidantes que ofrecen las plantas, anotó. Los antioxidantes pueden proteger a las células y evitar afecciones como la enfermedad cardiaca y el cáncer, añadió.

Heather Seid, gerente de nutrición clínica en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, dijo que las frutas y las verduras son "alimentos milagrosos que impactan al cuerpo desde dentro hacia afuera". Además de proteger de la enfermedad, contribuyen a la salud de la piel, el pelo y las uñas, explicó.

"Las frutas y las verduras son increíblemente versátiles", aseguró Seid. "No tiene que comer verduras al vapor o fruta cruda para obtener los beneficios. ¡Sea creativo!".

Por ejemplo, pruebe a hornear una manzana con canela y nuez moscada, un postre dulce y delicioso, o haga un puré de coliflor con leche baja en grasa y aceite de oliva para obtener un sabroso sustituto del puré de papas, sugirió.

Schiff y Seid ofrecieron otras sugerencias:

  • Tenga frutas y verduras cortadas en la nevera, en el estante del medio, no en el cajón de verduras, donde con frecuencia caen en el olvido.
  • Coma verduras crudas con una salsa de yogurt, y verduras calientes con un poco de queso.
  • Cocine las verduras a la plancha, hornéelas o sofríalas con adobo para averiguar cuáles son sus favoritas.
  • Pruebe manzanas o apio con mantequilla de cacahuate.
  • Mezcle la fruta en una ensalada, aderécela con yogurt o inclúyala en un batido.
  • Mantenga un bol de fruta en la encimera de la cocina, donde pueda verla.

Los hallazgos aparecen en la edición del 17 de noviembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Stephanie Schiff, RDN, Northwell Health's Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Heather Seid, R.D., clinical nutrition manager, Lenox Hill Hospital, New York City; Nov. 17, 2017, Morbidity and Mortality Weekly Report

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Nutrición
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados