Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169792.html

Un tipo de dieta puede añadir años a su vida

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 15/02/2018) Traducido del inglés: viernes, 17 de noviembre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 16 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Las personas obesas que siguen un plan para perder peso podrían añadir años a su vida, sugiere una nueva revisión de las evidencias médicas.

Esas dietas parecen ayudar a reducir el riesgo de muerte prematura en general en un 18 por ciento en las personas con obesidad, lo que equivale a seis muertes menos por cada mil personas, concluyeron los investigadores.

"Perder peso al reducir las calorías con dietas bajas en grasa (unas dietas que también son bajas en azúcar y carbohidratos refinados) parece reducir la mortalidad prematura en las personas obesas", dijo la coautora del estudio, la Dra. Alison Avenell, presidenta clínica de investigación en servicios de salud de la Universidad de Aberdeen, en Escocia.

Pero la revisión no pudo determinar si esas dietas reducían de forma específica el riesgo de enfermedad cardiaca o cáncer.

Los investigadores tampoco pudieron decir si añadir ejercicio a la dieta produjo algún beneficio adicional.

"Las dietas para perder peso sin duda son mejor para proveer una pérdida de peso que el ejercicio solo", indicó Avenell. "El ejercicio ayuda, sobre todo para evitar recuperar el peso a largo plazo, y tiene muchos beneficios más para la salud. Simplemente no contamos con suficientes datos para encontrar una diferencia entre los estudios que incluyeron ejercicio y los que no".

La obesidad es un desastre para el cuerpo, aumentando el riesgo de muchas enfermedades y factores de riesgo que conducen a una muerte prematura. Éstos incluyen a la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiaca, la hipertensión y el colesterol alto, dijo Avenell.

"La obesidad afecta a todos los sistemas del cuerpo", advirtió.

Avenell y su equipo realizaron una revisión de la literatura para ver si hacer dieta ayuda a aminorar el impacto de la obesidad.

Reunieron datos de 54 ensayos clínicos en que participó un total de más de 30,000 adultos. Los ensayos se hicieron entre 1966 y 2016, con un seguimiento mínimo de un año. Aunque a veces escaseaban los detalles, todos los ensayos menos uno fueron sobre dietas para perder peso que requerían una ingesta reducida de grasa.

Los investigadores encontraron evidencias de alta calidad de 34 ensayos que mostraban que las dietas para perder peso redujeron el riesgo de mortalidad temprana en los adultos con obesidad.

Pero menos estudios siguieron de forma específica las muertes por problemas cardiacos y cáncer, lo que dificultó que los investigadores determinaran si hacer dieta ayudaría a contener esas causas específicas de mortalidad.

"Muy pocos ensayos de los que observamos proveyeron datos sobre los resultados del cáncer, pero hubo más datos sobre los resultados cardiacos", dijo Avenell. "Aún así, es probable que simplemente no contáramos con suficientes estudios que reportaran esos datos para examinar también a la enfermedad cardiaca y el cáncer".

El Dr. Andrew Freeman, un cardiólogo, dijo que aunque este estudio no pudo mostrarlo, la reducción general en el riesgo de muerte probablemente estuviera vinculada con una reducción en el riesgo de cáncer y enfermedad cardiaca.

"Creo que en algún lugar de la reducción general en la mortalidad se encuentra una reducción en las muertes por enfermedad cardiovascular y cáncer", planteó Freeman, de National Jewish Health, en Denver.

Freeman, que no participó en el estudio, cree que investigaciones posteriores concluirán que no hay una única panacea para reducir el exceso de peso y mejorar la salud.

"Al final de todo este trabajo no saldrá una sola cosa. No es solo la pérdida de peso, ni la dieta, ni reducir el estrés ni el respaldo social, sino una combinación de muchas cosas al mismo tiempo", señaló Freeman. "Ahí están los mejores resultados, y no se ha observado en detalle porque capturarlo es muy difícil".

El nuevo estudio aparece en la edición del 14 de noviembre de la revista BMJ.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Alison Avenell, M.D., clinical chair, health services research, University of Aberdeen, Scotland; Andrew Freeman, M.D., cardiologist, National Jewish Health, Denver, and member, American College of Cardiology's Prevention of Cardiovascular Diseases Council; Nov. 14, 2017, BMJ

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Dietas
Obesidad
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados