Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169735.html

Los nuevos cigarrillos sin combustión dañan a los vasos sanguíneos, según un estudio

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 13/02/2018) Traducido del inglés: miércoles, 15 de noviembre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 14 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Los "cigarrillos" sin combustión podrían ser igual de dañinos para los vasos sanguíneos que los tradicionales, sugiere un nuevo estudio con animales.

El gigante tabacalero Philip Morris busca aprobación en EE. UU. para uno de esos productos alternativos para fumar, llamado iQOS. La compañía afirma que es más seguro que los cigarrillos regulares.

Pero las ratas expuestas al vapor del dispositivo experimentaron la misma reducción en la función de los vasos sanguíneos que las expuestas al humo de cigarrillos, apuntó el investigador principal del estudio, Matthew Springer.

El deterioro de la función de los vasos sanguíneos aumenta el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular, y puede contribuir al endurecimiento de las arterias a largo plazo, apuntó Springer, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Francisco.

"Francamente me sorprendería que esos productos fueran igual de nocivos que los cigarrillos en todos los aspectos, pero menos nocivo no equivale a inocuos", planteó Springer.

En varios países se están haciendo pruebas de mercadeo del iQOS. También se solicitó su aprobación a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

La idea es que calentar el tabaco es más seguro para los usuarios que quemarlo. Los cigarrillos arden a una temperatura de 1,112 ºF (600 ºC), creando un humo de tabaco que contiene sustancias nocivas. El iQOS calienta varitas de tabaco a una temperatura mucho más baja, de hasta 662 ºF (350 ºC), liberando un aerosol de nicotina, pero sin que en realidad provoque una combustión, según Philip Morris.

El equipo de investigación decidió evaluar las afirmaciones de que el dispositivo es una forma menos nociva de disfrutar del tabaco. ¿Cómo? Exponiendo a ratas de laboratorio al vapor del iQOS y midiendo la función de sus vasos sanguíneos.

Los vasos sanguíneos normalmente pueden responder y abrirse ampliamente cuando el cuerpo necesita un mayor flujo sanguíneo, por ejemplo en momentos de gran esfuerzo, dijo Springer.

"El deterioro de la función de los vasos sanguíneos significa que los vasos sanguíneos no poseen su capacidad natural de expandirse y contraerse", dijo la Dra. Nieca Goldberg, cardióloga y directora médica del Centro de Salud de las Mujeres Langone de la NYU.

A los investigadores les "sorprendió" encontrar que la exposición al vapor sin combustión redujo la función de los vasos sanguíneos de la misma forma que el humo de los cigarrillos, dijo Springer.

En concreto, encontraron que diez exposiciones de 15 segundos a lo largo de cinco minutos al vapor redujeron la función de los vasos sanguíneos en un 58 por ciento, en comparación con un 57 por ciento con el humo de cigarrillo.

Y 10 exposiciones de cinco segundos a lo largo de cinco minutos redujeron la función de los vasos sanguíneos en un 60 por ciento, frente a un 62 por ciento con el humo de cigarrillo.

Se ha mostrado que los sistemas circulatorios de las ratas y de los humanos responden de forma muy similar al humo del tabaco, lo que significa que es probable que estos hallazgos apliquen a las personas, dijo Springer.

Las personas que utilizan dispositivos de tabaco sin combustión de cualquier forma podrían enfrentarse al mismo tipo de problemas de la salud cardiaca que se vinculan con los cigarrillos, concluyeron los investigadores.

Aunque no hay humo, el vapor producido por estos dispositivos contiene muchas sustancias que podrían afectar a la salud de los vasos sanguíneos, explicó Springer.

"En realidad no está claro cuál de esas sustancias causa el problema", dijo Springer. "Diría que la nicotina no es el culpable principal", añadió, y anotó que su investigación de la marihuana y las ratas ha mostrado un efecto similar en los vasos sanguíneos.

Tal vez respirar cualquier tipo de aerosol que contenga partículas minúsculas provoca esa reacción en los vasos sanguíneos, planteó Springer.

Springer y Goldberg dijeron que esperan que este nuevo estudio sea sopesado como parte del proceso de aprobación del iQOS.

"Para mí, lo más importante es que cualquier decisión se base en estudios con validación independiente, y que cualquier afirmación respecto a una reducción en el daño se confirme", dijo Springer. "No deben hacer afirmaciones de una reducción en el daño que no estén respaldadas por los hechos".

Mientras tanto, la gente que quiera dejar de fumar debe usar métodos comprobados, dijo Goldberg. Los métodos comprobados incluyen consejería para dejar de fumar y el uso de productos de reemplazo de la nicotina bajo supervisión.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. y la FDA. Los hallazgos se presentaron el martes en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en Anaheim, California. Las investigaciones presentadas en reuniones normalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Matthew Springer, Ph.D., professor, cardiology, University of California, San Francisco School of Medicine; Nieca Goldberg, M.D., cardiologist and medical director, NYU Langone Joan H. Tisch Center for Women's Health, New York City; Nov. 14, 2017, presentation, American Heart Association annual meeting, Annaheim, Calif.

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Cigarrillo electrónico
Fumar
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados