Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169677.html

¿El sexo de verdad provoca paro cardiaco?

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 11/02/2018) Traducido del inglés: lunes, 13 de noviembre, 2017

DOMINGO, 12 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Es un tópico de Hollywood: un hombre mayor tiene un sexo entusiasta con una chica de la mitad de su edad, y de repente cae muerto.

Pero en la vida real, la actividad sexual raras veces provoca un paro cardiaco, informa un nuevo estudio de forma tranquilizadora.

El sexo se vinculó con apenas 34 de más de 4,500 paros cardiacos que ocurrieron en el área metropolitana de Portland, Oregón, entre 2002 y 2015. Eso equivale a una tasa de apenas un 0.7 por ciento, anotaron los investigadores.

De esos casos, 18 ocurrieron durante una relación sexual, y 15 inmediatamente después. No se pudo determinar la hora en que ocurrió el último caso.

"La minúscula cifra me sorprendió un poco", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Sumeet Chugh, director médico del Centro del Ritmo Cardiaco del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles. "Pero sobre todo creo que son datos tranquilizadores".

Los que más se alegran por la noticia son los pacientes con problemas cardiacos que no están seguros de si el sexo podría ser peligroso, afirmó Chugh.

"Antes podíamos decir que el riesgo probablemente era bajo, pero no sabíamos qué tan bajo", anotó Chugh. "Ahora tenemos datos y podemos decirles que el riesgo es muy bajo".

Los nuevos hallazgos forman parte de un estudio de 16 años sobre factores de riesgo cardiacos en que participó un millón de personas que vivían en y cerca de Portland.

"La actividad sexual es solo una variable de la ecuación general" de los riesgos cardiacos, pero una que no se ha estudiado en profundidad, añadió Chugh.

Los hombres son más propensos que las mujeres a que su corazón se detenga como resultado del sexo. Solo dos de los 34 pacientes de paro cardiaco fueron mujeres, mostraron los hallazgos.

Pero en general, el sexo se vinculó con apenas un 1 por ciento de todos los paros cardiacos que ocurrieron en los hombres.

Los resultados no sorprendieron a otros expertos del corazón.

El sexo simplemente no es tan extenuante como la gente cree. La actividad aeróbica asociada con el sexo es equivalente a subir dos tramos de escaleras, explicó la Dra. Nieca Goldberg, directora del Centro de Salud de las Mujeres de la NYU y vocera de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

La Dra. Martha Gulati, jefa de cardiología en el Colegio de Medicina de la Universidad de Arizona, dijo que "aunque muchos pensamos que el sexo requiere de un nivel intenso de actividad, incluso en las situaciones más extremas no es tan intenso como la gente piensa".

La seguridad del sexo es un tema que sale de vez en cuando con los pacientes que han sufrido un ataque cardiaco o a quienes se ha diagnosticado un problema del corazón, dijeron Goldberg y Gulati.

En general el sexo es seguro para la mayoría de los pacientes cardiacos, a menos que no puedan mantener ni siquiera unos niveles bajos de actividad o tengan síntomas que les impidan realizar tareas cotidianas como hacer la cama o limpiar la casa, anotaron las expertas del corazón.

Goldberg sugiere que "los médicos de verdad deben discutir esta información con sus pacientes para aliviar sus temores de que podrían sufrir un paro cardiaco tras un diagnóstico cardiaco: la mayoría de las personas vuelven a tener actividad sexual de forma segura".

Las personas que sufren un paro cardiaco por el sexo tienen una sola ventaja: tienen el doble de probabilidades de sobrevivir, afirmó Chugh.

Más o menos un 19 por ciento de los pacientes de casos de paros cardiacos relacionados con el sexo sobrevivieron a su calvario, en comparación con una tasa promedio nacional de supervivencia de alrededor de un 10 por ciento, señaló.

"Ya mucha investigación ha reconocido que si hay alguien cerca cuando se sufre un paro cardiaco y ofrece una RCP mientras llega la ambulancia, puede salvar esa vida", dijo Chugh. "Si hay actividad sexual implicada es casi seguro que haya un testigo".

Pero solo un tercio de dichos testigos en el estudio intentaron administrar la RCP, lo que sugiere una necesidad continua de educación pública sobre la importancia de la RCP, anotaron los autores del estudio.

El estudio fue presentado el domingo en la reunión anual de la AHA en Anaheim, California. Se publicó de forma simultánea en la revista Journal of the American College of Cardiology.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Sumeet Chugh, M.D., medical director, Heart Rhythm Center, Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles; Nieca Goldberg, M.D., director, NYU Center for Women's Health, New York City; Martha Gulati, M.D., chief of cardiology, University of Arizona College of Medicine, Phoenix; Nov. 12, 2017, presentation, American Heart Association annual meeting, Anaheim, Calif.; Nov. 12, 2017, Journal of the American College of Cardiology

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Paro cardíaco
Salud sexual
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados