Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169606.html

Cuando compran extracto de marihuana medicinal en internet, los consumidores deben tener cuidado

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 06/02/2018) Traducido del inglés: miércoles, 8 de noviembre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 7 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Las personas que compran un extracto de marihuana medicinal en internet con frecuencia no reciben aquello por lo que pagaron, advierte un nuevo estudio.

Casi 7 de cada 10 productos de cannabidiol (CBD) evaluados no contenían la cantidad de extracto de marihuana que prometía la etiqueta, informan unos investigadores.

"Queríamos ver si describían de forma precisa lo que su producto contenía", apuntó el investigador líder, Marcel Bonn-Miller.

"Encontramos que hablando de forma en general no, no era así. Algunas personas lo hacen bien, pero la mayoría de las personas de la industria no", dijo Bonn-Miller, profesor asistente adjunto de psicología en psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania.

Además, 1 de cada 5 productos de CBD también contenían THC, el compuesto activo que intoxica en la marihuana, encontraron los investigadores.

El cannabidiol es una sustancia que no intoxica, que se produce de forma natural y que está presente en la marihuana. La investigación ha mostrado que el CBD puede ayudar a controlar las convulsiones epilépticas y los espasmos relacionados con la esclerosis múltiple. Las personas también lo usan para aliviar la ansiedad o el dolor.

El cannabidiol "no intoxica a las personas, pero según la Administración para el Control de Drogas (de EE. UU.) sigue siendo una sustancia de clasificación I", porque es un extracto de marihuana, explicó Bonn-Miller.

A consecuencia de ello, los productos de CBD caen en un área gris de la regulación. Se pueden comprar en los 29 estados donde la marihuana médica es legal, pero no están siendo regulados por un gobierno federal que los considera una droga ilegal.

Bonn-Miller y sus colaboradores evaluaron 84 productos de CBD comprados en línea para ver si contenían la cantidad de extracto que prometía la etiqueta. Los productos incluían aceites, tinturas y líquidos para vaporizar en los cigarrillos electrónicos.

"Se consideró que la etiqueta era precisa si había un margen de menos o más de un 10 por ciento", dijo Bonn-Miller. "Damos a las personas esencialmente un margen de error de un 10 por ciento, y buscamos a personas que estuvieran fuera del mismo".

Casi un 43 por ciento de los productos contenían demasiado poco CBD, mientras que más o menos un 26 por ciento contenían demasiado, indicó Bonn-Miller.

Los pacientes que compran esos productos de CBD para tratar la epilepsia o la esclerosis múltiple quizá no estén recibiendo una dosis adecuada, advirtió Bonn-Miller, o una insuficiente para que el extracto funcione, o un exceso.

Algo más perturbador es que más o menos un 20 por ciento de los productos también contenían THC, la sustancia de la marihuana que provoca la intoxicación.

"El THC tiene un perfil de efectos secundarios completamente distinto que el CBD", dijo Bonn-Miller. "El THC se ha asociado con el desarrollo de la psicosis y de la esquizofrenia en personas con vulnerabilidades genéticas. Si tuviera un pariente de primer grado con esquizofrenia, la literatura sugeriría que evitara el THC". Un pariente de primer grado es un padre, un hermano o un hijo.

Las personas que compran CBD medicinal también deben tener cuidado, y solo comprar en dispensarios o farmacias aprobados por el estado, aconsejó Yasmin Hurd, directora del Instituto de la Adicción en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Debe asegurarse de investigar de verdad las compañías que venden estas cosas, y si es posible intentar comprarlas en el dispensario o farmacia local", dijo Hurd. "Cíñase a la ley que exista en su estado para así al menos estar más seguro de que consume lo que cree que compró".

Las personas también deben limitarse a marcas que tengan un historial de calidad, dijo Bonn-Miller.

"Hay que identificar esas marcas y respaldar a las marcas que tengan etiquetas precisas en sus productos", planteó Bonn-Miller.

De hecho, sería bueno si los pacientes enviaran sus productos de CBD a un laboratorio para evaluar su calidad, dijo Bonn-Miller. Pero Hurd anotó que mucha gente no tiene los medios para encontrar un laboratorio ni para pagar un análisis.

El mejor escenario implicaría que el gobierno federal reclasificara el CBD como medicamento legal, de forma que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. pudiera regularlo, concluyó Bonn-Miller.

"Sin duda eso ayudaría, porque ahora depende de los estados, y los estados no están equipados para ofrecer la supervisión al nivel que la FDA lo hace", dijo Bonn-Miller.

También debe haber más investigación sobre el cannabidiol para determinar las dosis adecuadas, añadió Hurd.

"La gente lo compra sin saber qué concentraciones son efectivas para sus síntomas particulares", dijo Hurd.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 7 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Marcel Bonn-Miller, Ph.D., adjunct assistant professor, psychology in psychiatry, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine, Philadelphia; Yasmin Hurd, Ph.D., director, Addiction Institute, Mount Sinai, New York City; Nov. 7, 2017, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Marihuana
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados