Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169404.html

El fentanilo fomenta un aumento en las sobredosis letales de opiáceos en EE. UU.

None
(*estas noticias no estarán disponibles después del 28/01/2018)
E.J. Mundell
Traducido del inglés: lunes, 30 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

VIERNES, 27 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Los opiáceos sintéticos extremadamente potentes, como el fentanilo o el carfentanil, fueron responsables de forma directa de más de la mitad de las miles de muertes por sobredosis de opiáceos en muchos estados en 2016, encuentra un informe reciente.

Lo más frecuente es que el fentanilo y unos fármacos que son "análogos del fentanilo" incluso más potentes (como el carfentanil) se mezclaran en la heroína que usaban los adictos, muchas veces sin que lo supieran, señalan investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El nuevo informe, basado en datos de 10 estados, sale a la luz un día después de que el Presidente Donald Trump declarara que la epidemia de adicción a los opiáceos es una emergencia nacional de salud pública, lo que podría dirigir más fondos para luchar contra lo que denominó un "flagelo".

El estudio, dirigido por la investigadora de los CDC Julie O'Donnell, observó los informes de toxicología de casi 5,200 sobredosis letales de opiáceos que ocurrieron entre julio y diciembre de 2016 en 10 estados: Maine, Massachusetts, Missouri, New Hampshire, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Rhode Island, Virginia Occidental y Wisconsin.

El equipo de O'Donnell reportó que "se detectó fentanilo en al menos la mitad de las muertes por sobredosis de opiáceos en 7 de los 10 estados", y otras drogas ilícitas, como la heroína, también estuvieron implicadas en un 57 por ciento de esas muertes.

En más o menos un 47 por ciento de las sobredosis en que el fentanilo estaba implicado, las drogas fueron inyectadas, aunque también ocurrieron sobredosis letales cuando las drogas se inhalaron o ingirieron, mostró la investigación.

Las sobredosis letales vinculadas con el fentanilo ocurrieron con la mayor frecuencia en el noreste, donde entre un 60 y un 90 por ciento de las muertes se asociaron con el fentanilo. Era más probable que las víctimas fueran blancos (un 81 por ciento), hombres (un 71 por ciento), y que tuvieran de 25 a 44 años de edad (más o menos un 58 por ciento).

Con frecuencia, los que abusan de las drogas no saben que los traficantes han "cortado" la heroína con fentanilo o sus análogos, y entonces "el fentanilo mezclado con la heroína, con o sin el conocimiento de los usuarios, fomenta muchas sobredosis de fentanilo", según el informe.

Tanto en fentanilo como sus análogos, por ejemplo el carfentanil o el furanilfentanilo, son extremadamente potentes. Según el equipo de O'Donnell, el fentanilo es hasta 100 veces más potente que la morfina, mientras que el carfentanil es 10,000 veces más potente. Sobre todo tras la inyección, la inconsciencia, y luego la muerte, pueden suceder con rapidez.

El Dr. Robert Glatter trabaja en las emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Como médico de emergencias en primera línea de batalla, soy testigo de los devastadores efectos de las sobredosis y la adicción a los opiáceos a diario, y la forma en que destruyen las relaciones y las familias", advirtió.

"El carfentanil es uno de los análogos más potentes que actualmente constituye un problema importante", añadió. "Unas cantidades minúsculas pueden resultar letales". De hecho, apuntó, el carfentanil es tan potente que incluso Narcan (naloxona), el medicamento de "rescate" que se utiliza para revertir las sobredosis de opiáceo, puede resultar inefectivo.

El nuevo informe de los CDC encontró evidencias de que el carfentanil y las letales sustancias de la misma familia se están estableciendo en Estados Unidos. En el nuevo estudio, "los análogos del fentanilo se encontraron en más de un 10 por ciento de las muertes por sobredosis de opiáceos en cuatro estados", anotó el grupo de O'Donnell.

El carfentanil afectó de forma particular a Ohio, ya que se vincularon 350 sobredosis letales con el uso del fármaco, encontró el estudio.

"La dura realidad es que esta crisis se ha estado desarrollando de forma diaria en los departamentos de emergencias y en las UCI de nuestro país durante las últimas décadas, afectando a decenas de millones de familias", afirmó Glatter.

La orden ejecutiva que firmó el jueves Trump promete más financiación federal para combatir la dependencia a los opiáceos. Pero primero el Congreso debe asignar ese dinero. Si llega, el equipo de los CDC cree que se debe destinar a intervenciones que se sabe que funcionan.

Incluyen una mayor disponibilidad del medicamento para revertir las sobredosis, Narcan, pero sobre todo "un mayor acceso al tratamiento asistido con medicamentos" para ayudar a los adictos a desengancharse de los opiáceos, señaló el equipo de O'Donnell.

Glatter se mostró de acuerdo, y dijo que "los métodos que se enfocan en el tratamiento asistido con medicamentos junto con la consejería se han mostrado promisorios recientemente".

El nuevo informe aparece el 27 de octubre en la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Oct. 27, 2017, Morbidity and Mortality Weekly Report

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Abuso de drogas de receta médica
Abuso y adicción de opioides
Últimas noticias de salud