Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169325.html

Los californianos están contaminados con la sustancia herbicida 'Roundup'

Los niveles en la orina están en aumento, pero los efectos para la salud siguen sin estar claros
(*estas noticias no estarán disponibles después del 23/01/2018) Traducido del inglés: miércoles, 25 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 24 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Los niveles del herbicida Roundup en la orina humana han aumentado de forma dramática en los residentes de California en las dos últimas décadas, informa un nuevo estudio.

El Roundup (glifosato) se usa para proteger las cosechas de maíz y soya genéticamente modificadas de las malezas, y también se utiliza en el trigo y la avena, señaló el autor del estudio, Paul Mills, profesor de medicina familiar y salud pública en la Universidad de California, en San Diego.

La orina recolectada de 100 californianos entre 1993 y 2016 muestra que los niveles de glifosato han aumentado con la llegada de las cosechas genéticamente modificadas, dijo Mills.

En las primeras muestras, "había niveles muy bajos, solo eran detectables en 12 de cada 100 personas", señaló Mills. "Entonces, a lo largo de los 22 años siguientes, encontramos un aumento más o menos del 1,000 por ciento en los niveles encontrados en las 100 personas, en promedio".

Pero el estudio no muestra que la exposición al glifosato provocara directamente algún problema de salud en esas personas, anotó el Dr. Nima Majlesi, director de toxicología médica en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"Creo que esos estudios tienen un fallo inmenso, dado que en realidad no muestran ningún resultado adverso en los seres humanos", comentó Majlesi. "Lo único que se ve son cifras".

Algunas cepas de maíz y soya se han alterado genéticamente para hacerlas inmunes al Roundup, lo que permite a los granjeros administrar el herbicida sin el temor de dañar sus cosechas. Pero hay cierta controversia científica respecto al daño potencial que el Roundup podría causar a los humanos.

En 2016, la Organización Mundial de la Salud concluyó que "es poco probable que el glifosato plantee un riesgo carcinogénico a los humanos a partir de la exposición en la dieta". Pero en julio California se convirtió en el primer estado de EE. UU. en añadir el glifosato a su lista de carcinógenos conocidos.

En el estudio, Mills y sus colaboradores utilizaron muestras de orina que se habían recolectado y conservado durante años como parte de un estudio a largo plazo sobre el envejecimiento saludable. Las evaluaron junto con muestras frescas de 100 personas para detectar la presencia tanto del glifosato como del ácido aminometilfosfónico (AMPA), una sustancia orgánica que se produce cuando el cuerpo procesa el glifosato.

Los niveles promedio de glifosato en la orina aumentaron de 0.024 partes por mil millones en las muestras de 1993-1996 a 0.314 partes por mil millones en las muestras de 2014-2016, encontraron los investigadores.

Los niveles promedio en las muestras más recientes llegaron incluso a las 0.449 partes por mil millones después de que los investigadores excluyeron a las personas con niveles no detectables de glifosato.

El glifosato, que se usa habitualmente en el paisajismo residencial, se ha encontrado en el agua potable, pero Mills cree que los niveles en la orina humana aumentaron sobre todo a partir del consumo de alimentos expuestos al herbicida.

"Es poco probable que todas esas personas estén rociando esa cantidad de Roundup en sus jardines cada día, para llegar a los niveles que observamos", dijo.

Aunque el estudio se enfocó en los californianos, Mills anotó que el Roundup es "la sustancia herbicida de uso más común en el mundo", y que es probable que se encontraran resultados similares a lo largo y ancho de Estados Unidos.

"Nuestra investigación está mostrando que es probable que muchos en EE. UU. tengamos unos niveles bastante significativos de esos compuestos, a menos que llevemos una dieta orgánica", apuntó.

Mills anotó que los animales a quienes se dio comida con unos niveles bajos de glifosato al final desarrollaron un daño hepático similar a la enfermedad del hígado graso, y añadió que "quizá hayamos encontrado una señal de por qué tanta gente muestra un aumento en la enfermedad del hígado".

Pero Majlesi dijo que los incrementos en los niveles de glifosato detectados en el estudio son minúsculos.

"Aunque han aumentado, se está hablando de cantidades minúsculas en la orina que significan muy poco, a nivel clínico", afirmó. "Hay niveles en aumento, ¿pero qué significan esos niveles? Creo que ahí es donde la gente comienza a interpretar los datos de forma exagerada".

Mills dijo que su equipo sí tiene datos médicos sobre las personas del estudio, y en la próxima fase de investigación los investigadores examinarán si la exposición al Roundup ha provocado algún problema de salud.

Por otra parte, tanto Mills como Majlesi dijeron que las personas a quienes les preocupe la exposición al glifosato deberían pensar en comprar alimentos orgánicos certificados.

"Lave la fruta, y sea consciente del hecho de que si no compra productos orgánicos, es probable que esté protegida por el glifosato", advirtió Majlesi.

El estudio aparece el 24 de octubre en la revista Journal of the American Medical Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Paul Mills, Ph.D., professor, family medicine and public health, University of California, San Diego; Nima Majlesi, D.O., director, medical toxicology, Staten Island University Hospital, New York City

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Pesticidas
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados