Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169318.html

Cómo hacer que su hijo adolescente siga centrado en la carretera cuando maneje

Las distracciones al volante son una causa importante de tragedias innecesarias, afirman los expertos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 23/01/2018) Traducido del inglés: miércoles, 25 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 24 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Un adolescente de 17 años de Minnesota se salta un semáforo en rojo y mata a un padre y a su hija de 10 años.

Una chica de 16 años de Missouri (con una licencia de conducir de apenas unos días) fallece cuando gira en una carretera y se estrella contra un tráiler.

Un adolescente de 16 años de Maine se rompe el cuello tras estrellar su vehículo.

¿Qué tienen todas estas tragedias recientes en común? Se sospechó que todos los conductores jóvenes habían estado enviando o leyendo mensajes de texto mientras manejaban. El problema de los adolescentes que manejan distraídos continúa, y hay campañas de servicios públicos dirigidas a centrar la atención en este problema para aumentar la concienciación entre los adolescentes y sus padres.

"Que haya distracciones es algo que realmente no sorprende, dado que los adolescentes están conectados a sus teléfonos celulares", dijo Rich Romer, jefe de relaciones estatales de la Asociación Americana de Automóviles (American Automobile Association, AAA) en Washington, D.C.

"Pero hemos visto que aunque solo el 6 por ciento de los adolescentes de 16 a 18 años de edad afirman que es aceptable enviar o leer mensajes de texto o correos electrónicos mientras se maneja... el 34 por ciento han enviado uno mientras manejaban el mes pasado", añadió Romer. "Esta cultura del 'haz lo que digo, no lo que hago' se extiende hasta nuestros jóvenes".

Los accidentes de vehículos con motor son la causa principal de mortalidad entre los adolescentes en Estados Unidos, según la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de EE. UU. Manejar de forma distraída acabó con 3,450 vidas solo en 2016, y los conductores adolescentes conformaron el porcentaje más alto de todos los conductores de los que se reportó que estaban distraídos en el momento del accidente mortal. Otras 400,000 personas resultaron heridas en accidentes en los que se manejó de forma distraída en 2015.

Otras estadísticas alarmantes: Según TeenSafe, un servicio de control y monitorización del smartphone para los padres, enviar y leer mensajes de texto al manejar aumenta el riesgo de un adolescente de tener un accidente de coche en un 400 por ciento. Y el 40 por ciento de los adolescentes dijeron que habían sido pasajeros en un coche en que el conductor (que podría incluir a alguno de sus padres) usaba su smartphone.

Pero un estudio realizado en 2016 por la AAA Foundation for Traffic Safety reveló que la mayor distracción de los conductores adolescentes no es su teléfono celular, sino la presencia de otros pasajeros, que con frecuencia son sus amigos adolescentes. Otros pasajeros conformaron el 15 por ciento de los accidentes en los que el conductor era un adolescente, según la investigación, mientras que un 12 por ciento se produjeron por enviar o leer mensajes o por hablar con el smartphone.

"No todas las distracciones son electrónicas", dijo Russ Martin, director de relaciones gubernamentales de la Asociación de Seguridad Vial de los Gobernadores (Governors Highway Safety Association), en Washington D.C. "Las distracciones aparecen de muchas formas".

Se considera que leer y enviar mensajes de texto es especialmente peligroso porque implica que se usen los ojos, las manos y el cerebro al mismo tiempo. Los conductores que envían y leen mensajes de texto apartan los ojos de la carretera durante unos 5 segundos. A 55 millas (88.5 km) por hora, eso equivale a manejar la longitud de un campo de fútbol americano con los ojos cerrados, según la NHTSA.

"Tenemos que imaginar que la cantidad de atención que estamos trayendo a este problema está llegando a algunos adolescentes, [pero] el problema es que es difícil de medirlo con precisión", lamentó Martin. "Es muy difícil obtener los datos. Los conductores no siempre admiten que están distraídos, quizá no haya testigos, y a veces no hay evidencias para informar a la policía".

Una medida contra las distracciones que emplean algunos padres incluye el uso de aplicaciones de pago por servicio que ayudan a monitorizar las actividades del conductor adolescente o a apagar el teléfono celular mientras maneja. TeenSafe produjo la iPhone TeenSafe Control App, que pausa y programa las aplicaciones, los datos y el uso del teléfono celular a fin de proteger a los adolescentes del manejo de forma distraída.

Algunas aplicaciones de smartphone parecidas son Canary, que informa a los padres de las prácticas de manejo no seguras; DriveSmart, que silencia los mensajes de texto entrantes y envía las llamadas directamente al buzón de voz, y DriveScribe, que monitoriza el manejo del adolescente y premia los hábitos de manejo seguro.

Pero Romer advirtió a los padres que no confiaran solo en las aplicaciones o en otras soluciones tecnológicas para proteger a sus hijos. "Puede ser de alguna ayuda, pero en realidad la mejor contramedida que recomendaríamos es que los padres se involucren", afirmó.

"La investigación ha mostrado que los padres involucrados que supervisan las prácticas de manejo, que firman un contrato entre padre e hijo adolescente [en el que se detallan las normas de manejo], y los padres que dan buenos ejemplos pueden realmente reducir los casos de accidentes e infracciones de los conductores adolescentes", añadió Romer.

Romer, Martin, la NHTSA y TeenSafe ofrecieron estos consejos a los padres para ayudar a los conductores adolescentes a evitar las distracciones:

  • Hable con su hijo adolescente sobre la responsabilidad del manejo seguro, haciéndole llegar la idea de que lo más probable es que los adolescentes que tienen un accidente cuando están distraídos no sobrevivan.
  • No use su teléfono celular cuando maneje, especialmente si su hijo adolescente está en el coche y le está viendo.
  • Apague la radio cuando los adolescentes estén aprendiendo a manejar por primera vez. La música alta puede distraer mucho cuando se está aprendiendo lo básico.
  • Establezca consecuencias específicas si un conductor adolescente no sigue las normas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Rich Romer, state relations manager, American Automobile Association, Washington, D.C.; Russ Martin, director, government relations, Governors Highway Safety Association, Washington, D.C.

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Salud de los adolescentes
Seguridad al conducir
Últimas noticias de salud