Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169289.html

¿Tener un bebé en verano aumenta las probabilidades de depresión postparto?

La estación del nacimiento y otros factores podrían influir en el riesgo, encuentra un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 22/01/2018) Traducido del inglés: martes, 24 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 23 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Ciertos factores relacionados con el embarazo y el parto podrían afectar al riesgo de una mujer de sufrir depresión postparto, sugiere un nuevo estudio.

El estudio mostró que dar a luz en invierno o primavera se vinculaba con un riesgo más bajo de desarrollar depresión postparto, al igual que dar a luz a un bebé de término completo. Usar anestesia durante el parto también pareció reducir el riesgo de depresión postparto.

"Deseábamos averiguar si hay ciertos factores que incluyen en el riesgo de desarrollar depresión posparto, y que podrían evitarse para mejorar la salud tanto física como mental de las mujeres", comentó en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists) el autor del estudio, el Dr. Jie Zhou. Zhou trabaja en el Hospital Brigham and Women's de Boston.

Más o menos un 10 por ciento de las mujeres sufren de ansiedad o depresión tras el parto, dijeron los investigadores. Los síntomas de la depresión postparto incluyen tristeza, inquietud, agitación y una reducción de la concentración.

El Dr. Mitchell Kramer, presidente de obstetricia y ginecología en el Hospital de Huntington en Huntington, Nueva York, dijo que las mujeres que tienen un riesgo alto de depresión postparto incluyen a las que tienen antecedentes de depresión o ansiedad, las que han sufrido de la afección tras un parto anterior, o las que tienen antecedentes familiares de problemas mentales.

Si no se trata, la depresión postparto puede interferir en la vinculación entre madre e hijo, señala el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.

La Dra. Margaret Seide es psiquiatra en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Apuntó que es más probable que las madres que sufren de depresión postparto descuiden a su bebé o abusen de él.

"La ansiedad excesiva que no se alivia con las visitas al pediatra, y no lograr vincularse o alegrarse con el bebé son señales de la afección", dijo Seide.

Hay tratamiento disponible para las mujeres que sufren de depresión postparto, anotó Seide. Esas terapias incluyen antidepresivos y consejería psicológica.

En el estudio, Zhou y sus colaboradores revisaron los expedientes médicos de más de 20,000 mujeres. Todas habían dado a luz a bebés entre junio de 2015 y agosto de 2017. Poco más de 800 (el 4 por ciento) de las mujeres experimentaron una depresión postparto.

Los investigadores encontraron que tener sobrepeso o ser obesa se vinculó con un mayor riesgo de depresión postparto.

El estudio no se diseñó para probar relaciones causales. Pero los autores tienen algunas teorías sobre por qué ciertos factores podrían influir en el desarrollo de la depresión postparto.

Por ejemplo, las madres de los bebés nacidos con una mayor edad gestacional tienen un riesgo más bajo de depresión. Esto podría deberse a que el bebé es más maduro, dijeron los investigadores.

"Se prevé que a la madre le vaya mejor y tenga menos estrés mental al dar a luz a un bebé maduro y sano", apuntó Zhou.

Las mujeres blancas tenían un riesgo más bajo de depresión postparto que las mujeres de otras razas/etnias, lo que podría deberse al estatus socioeconómico, sugirió Zhou.

Las mujeres con sobrepeso u obesas con frecuencia tienen más complicaciones durante el embarazo, y necesitan más seguimiento tras el nacimiento, y esto podría explicar el aumento en su riesgo de depresión postparto, planteó Zhou.

Las mujeres que prescinden de la anestesia podrían tener un mayor riesgo de depresión postparto, porque el dolor del parto podría resultar traumático, o las mujeres que no desean anestesia podrían tener características que las hacen más vulnerables a la afección, añadieron los investigadores.

Según Kramer, recibir o no anestesia durante el parto podría ser un factor importante, sobre todo en las mujeres que ya tienen un riesgo alto de depresión postparto.

"No es poco razonable aconsejar a las mujeres que tienen un riesgo alto que minimicen el trauma y el dolor durante el parto", señaló.

Kramer dijo que no cree que la estación en que el bebé nace sea un factor significativo con respecto a si la madre experimenta o no depresión postparto.

"No creo que sea algo tan significativo como para aconsejar a mis pacientes que no tengan bebés en verano u otoño", anotó.

Los investigadores sugirieron que el riesgo más bajo de depresión postparto cuando los bebés nacen en invierno y primavera quizá se deba a que las madres disfrutan de las actividades bajo techo con sus bebés.

El informe se presentó el domingo en la reunión de la Sociedad Americana de Anestesiólogos, en Boston. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Margaret Seide, M.D., psychiatrist, Staten Island University Hospital, New York City; Mitchell Kramer, M.D., chairman, obstetrics and gynecology, Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Oct. 22, 2017, presentation, American Society of Anesthesiologists meeting, Boston

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Depresión posparto
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados