Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169059.html

El tai chi: un ejercicio más ligero para los corazones enfermos

Los movimientos suaves podrían ser un trampolín al ejercicio tradicional
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/01/2018)
Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: jueves, 12 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 11 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Las personas con enfermedad cardiaca que evitan la rehabilitación cardiaca tradicional quizá se beneficien del tai chi.

Un pequeño estudio encontró que los movimientos lentos y suaves de esta práctica china tradicional podrían ayudar a aumentar la actividad física entre los que son renuentes a hacer ejercicio.

Más de un 60 por ciento de los supervivientes a un ataque cardiaco eligen no realizar la rehabilitación cardiaca, con frecuencia debido a una percepción de que el ejercicio implicado será desagradable o doloroso, según los autores del estudio.

"Pensamos que el tai chi podría ser una buena opción para esas personas, porque se puede comenzar de forma muy lenta y sencilla y, a medida que su confianza aumenta, se puede modificar el ritmo y los movimientos para aumentar la intensidad", planteó la autora del estudio, la Dra. Elena Salmoirago-Blotcher, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown.

"El ejercicio de tai chi puede llegar a niveles de intensidad de baja a moderada", explicó en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association). "El énfasis en la respiración y la relajación también puede ayudar con la reducción del estrés y del distrés psicológico".

En el estudio participaron 29 personas con una edad promedio de 68 años que habían sufrido un ataque cardiaco o se habían sometido a un procedimiento para abrir una arteria obstruida. Todos eran sedentarios, y la mayoría tenían factores de riesgo de problemas del corazón, como sobrepeso, tabaquismo, diabetes o colesterol alto. Todos también se habían negado a participar en rehabilitación cardiaca.

En el estudio, participaron en un programa corto (24 clases en 12 semanas) o más largo (52 clases en 24 semanas). A todos se les ofreció un DVD para que pudieran practicar tai chi en casa.

Se encontró que el tai chi era seguro para los participantes con enfermedad cardiaca; el único efecto negativo fue un dolor muscular menor muy al principio. A los participantes también les gustó mucho el tai chi; todos reportaron que lo recomendarían a un amigo. Los investigadores dijeron que los participantes asistieron a un 66 por ciento de las clases, lo que sugiere que es una rutina manejable.

El tai chi no mejoró los niveles de aptitud aeróbica de los participantes tras tres meses. Pero los que completaron el programa más largo sí realizaban más actividad física entre moderada y vigorosa semanalmente, reportó el estudio.

Los hallazgos aparecen en la edición del 11 de octubre de la revista Journal of the American Heart Association.

"Por sí mismo, obviamente el tai chi no reemplazaría otros componentes de la rehabilitación cardiaca tradicional, como la educación sobre los factores de riesgo, la dieta y la fidelidad con los medicamentos necesarios", señaló Salmoirago-Blotcher.

"Si estudios más grandes prueban que es efectivo, quizá sea posible ofrecerlo como una opción de ejercicio dentro de un centro de rehabilitación, como puente a un ejercicio más arduo, o en un ámbito comunitario y que los componentes educativos de la rehabilitación se administren fuera de un ámbito médico", comentó.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: American Heart Association, news release, Oct. 11, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Enfermedades del corazón
Medicina complementaria e integral
Últimas noticias de salud