Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_168887.html

Los 'posicionadores para dormir' son un peligro para el bebé, según la FDA

Siempre se debe poner a los bebés a dormir de espaldas en una superficie firme y despejada
(*estas noticias no estarán disponibles después del 03/01/2018)
Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: jueves, 5 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 4 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Los bebés se deben poner a dormir de espaldas en una superficie firme y vacía, y nunca colocarse en un posicionador para dormir, afirma la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

La agencia advirtió a los padres y cuidadores que esos productos, también llamados "nidos" y respaldos "contra vuelcos", pueden hacer que los bebés no puedan respirar.

Los dos posicionadores para dormir más comunes incluían dos almohadas o "apoyos" levantados y pegados a una alfombrilla. Los bebés menores de 6 meses de edad se colocan en la alfombrilla entre las almohadas para mantenerlos en una posición específica mientras duermen.

Pero poner a los bebés a dormir en o cerca de objetos blandos, como los posicionadores, juguetes, almohadas y ropa de cama suelta, aumenta el riesgo de ahogamiento accidental y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), señala la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Algunos bebés se han encontrado en posiciones peligrosas al lado de un posicionador en que los habían colocado para dormir. Las autoridades federales también reportaron que hay bebés que han muerto tras ser colocados en uno de esos productos. En la mayoría de los casos, los bebés se salieron de la posición, se colocaron boca abajo y se asfixiaron, explicó la FDA.

La agencia instó a los padres y cuidadores a poner siempre a los bebés de espaldas para tomar la siesta y para dormir de noche.

Los bebés nunca deben dormir con un posicionador, almohada, manta, sábanas, un edredón o una colcha, aconsejó la FDA.

Las superficies en que los bebés duermen deben estar despejadas y libres de cualquier artículo suelto. Una ropa adecuada mantiene a los bebés suficientemente calientes mientras duermen.

La FDA regula los productos para bebés que afirman que curan, tratan, previenen o reducen una enfermedad o afección. Algunas compañías de posicionadores para el sueño afirman que sus productos previenen el SMSL. Pero la FDA anotó que nunca ha autorizado un posicionador para dormir para bebés que prometa prevenir o reducir el riesgo de SMSL, dado que no hay evidencias científicas que respalden dicha afirmación.

Algunas compañías mercadean sus productos como si fueran útiles para aliviar la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), una afección que hace que los ácidos estomacales se devuelvan al esófago. Otras sugieren que los posicionadores para el sueño previenen el síndrome de la cabeza plana (plagiocefalia), una deformación provocada por la presión en una parte del cráneo.

Pero aunque algunos productos fueron aprobados anteriormente para el ERGE y el síndrome de la cabeza plana, la FDA pidió a esas compañías que dejaran de mercadear esos artículos, dado que los riesgos asociados con su uso superaban a cualquier beneficio posible.

Cada año, unos 4,000 bebés mueren de forma inesperada mientras duermen, debido a la asfixia, el SMSL u otra causa desconocida, según el Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud Infantil y Desarrollo Humano.

La FDA instó a los padres y cuidadores a hablar con el médico de su hijo si tienen preguntas sobre cómo poner a los bebés a dormir de forma segura.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release, Oct. 3, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Cuidado del recién nacido y del bebé
Síndrome de muerte infantil súbita
Últimas noticias de salud