Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_168864.html

El sarampión vuelve a Estados Unidos

Aunque la tasa sigue siendo baja, un estudio muestra que se duplicó entre 2001 y 2015
(*estas noticias no estarán disponibles después del 02/01/2018) Traducido del inglés: miércoles, 4 de octubre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 3 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- Hace menos de 20 años, los expertos en la salud pensaban que era solo cuestión de tiempo que el sarampión se erradicara del todo en Estados Unidos. Pero en los últimos 15 años, la enfermedad ha echado nuevas raíces en Estados Unidos, probablemente debido a que los padres deciden no vacunar a sus hijos, sugiere un nuevo estudio.

Entre 2001 y 2015, los casos de sarampión en Estados Unidos siguieron siendo muy pocos (menos de 1 caso por cada millón de personas), pero de cualquier forma ha habido un aumento significativo, encontró el estudio.

En general, la incidencia del sarampión se duplicó: de 0.28 por millón en 2001 a 0.56 por millón en 2015. Los bebés y los niños pequeños fueron los más afectados, y la mayoría de casos fueron entre los que no estaban vacunados, mostró la investigación.

Los hallazgos sugieren que "no estar vacunado, en lugar del fracaso de la vacuna, es el principal motivo de la propagación del sarampión", comentó la investigadora líder, Nakia Clemmons, epidemióloga en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La buena noticia es que la mayoría de los padres siguen protegiendo a sus hijos del sarampión al administrarles la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR), indicó.

"Gracias a las altas tasas de vacunación, los casos de sarampión han seguido siendo raros entre los estadounidenses desde que se eliminó la enfermedad", dijo Clemmons.

Pero todavía pueden ocurrir, y ocurren, brotes de sarampión en Estados Unidos, advirtió.

"El sarampión todavía es de transmisión común en muchas partes del mundo. Los residentes de EE. UU. sin vacunar que vuelven de viajes al extranjero, y los visitantes extranjeros que llegan a EE. UU., podrían desarrollar sarampión y exponer a las personas en Estados Unidos. Cuando el sarampión entra en comunidades de personas sin vacunar, es más probable que ocurran brotes", aseguró Clemmons.

La mejor forma de proteger a los niños del sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante vacunas es asegurarse que sus vacunas estén al día, enfatizó.

"Vacunarse a las edades recomendadas protege a los niños a la edad más temprana posible de enfermedades graves que las vacunas pueden prevenir", dijo Clemmons.

El Dr. Paul Offit es director del Centro de Educación sobre las Vacunas en el Hospital Pediátrico de Filadelfia.

"El motivo por el que el sarampión ha vuelto no es que el virus haya mutado. No es que la vacuna sea poco efectiva. Es que una cantidad crítica de padres han decidido no vacunar a sus hijos", lamentó Offit, que no participó en el estudio.

Ahora el sarampión es endémico en Estados Unidos, a un nivel muy bajo, dijo. "Ahora pasa de un estadounidense a otro".

Pero Offit no anticipa que el sarampión llegue a la proporción epidémica que tuvo antes. "Teníamos de 3 a 4 millones de casos al año, 48,000 hospitalizaciones y 500 muertes anuales", dijo. "El sarampión era un azote en este país".

Como el sarampión es la más contagiosa de todas las enfermedades prevenibles mediante vacunas, tiene sentido que sea la primera enfermedad en volver. Podría ser un presagio del regreso de otras enfermedades, advirtió Offit. "Es el canario en la mina", afirmó.

Usando datos de los CDC, los investigadores observaron la cantidad de casos de sarampión en Estados Unidos que ocurrió después que la enfermedad casi se erradicara.

Entre 2001 y 2015, se reportaron casi 1,800 casos de sarampión. La gente que sufrió de la enfermedad tenía una edad promedio de 15 años, y casi la mitad eran chicas, encontraron los investigadores.

Casi un 70 por ciento de los que contrajeron sarampión no estaban vacunados. No se sabe si otro 18 por ciento de los que contrajeron sarampión se habían vacunado o no, dijo Clemmons.

Más o menos un 27 por ciento de los casos de sarampión se importaron de otros países; los demás se adquirieron en Estados Unidos.

Los que tienen más probabilidades de verse afectados por el sarampión son los bebés de 6 a 11 meses de edad, y los niños pequeños de 12 a 15 meses. La tasa de sarampión comenzó a reducirse a los 16 meses, dijeron los investigadores.

La cantidad de casos de sarampión al año varió entre 24 y 658, mostró el estudio.

Offit dijo que no es inusual que los padres no confíen en las vacunas.

Los niños se someten a 26 vacunas distintas y a hasta cinco inyecciones a la vez para prevenir enfermedades que la mayoría de personas no ven, y usando fluidos biológicos que la mayoría de las personas no comprenden, comentó.

"No es sorprendente que haya habido un retroceso. Las vacunas son víctimas de su propio éxito", señaló Offit.

El informe aparece como carta en la edición del 3 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Nakia Clemmons, MPH, epidemiologist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Paul Offit, M.D., director, Vaccine Education Center, Children's Hospital of Philadelphia; Oct. 3, 2017, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Inmunización del niño
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados