Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_168510.html

Las sobredosis de opiáceos han reducido la esperanza de vida en EE. UU., según los CDC

Los médicos deben empezar a tratar la adicción, afirma un experto
(*estas noticias no estarán disponibles después del 19/12/2017) Traducido del inglés: miércoles, 20 de septiembre, 2017
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 19 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- El aumento de las tasas de mortalidad por el abuso de opiáceos está reduciendo la esperanza de vida de los estadounidenses, según un estudio del gobierno de EE. UU.

Entre 2000 y 2015, los investigadores encontraron que la esperanza de vida en EE. UU. aumentó en general, de casi 77 años a 79 años.

Pero en ese patrón amplio había ocultas algunas tendencias ominosas. La tasa de mortalidad por sobredosis de drogas y medicamentos aumentó en más del doble, mientras que la de los opiáceos, específicamente, aumentó en más del triple, dijo la investigadora principal, la Dra. Deborah Dowell, de la división de prevención de lesiones involuntarias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En 2015, las muertes relacionadas con las drogas y medicamentos habían reducido en 3.5 meses la esperanza de vida de los estadounidenses, encontró el equipo de Dowell. Y los blancos fueron los más afectados.

La mayor parte de esa pérdida de esperanza de vida se debió a los opiáceos, incluyendo la heroína y los analgésicos recetados como el OxyContin (oxicodona), el Vicodin (hidrocodona) y la codeína.

A principios de este mes, otro estudio gubernamental enfatizó el precio que la heroína se había cobrado por sí sola. Entre 2002 y 2016, las muertes por esta droga aumentaron un 533 por ciento en todo el país, de poco más de 2,100 muertes a más de 13,200.

Así que el hecho de que los opiáceos estén bajando ahora la esperanza de vida no es una sorpresa, dijo el Dr. Adam Bisaga, profesor de psiquiatría en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

"Estos hallazgos ponen lo que ya sabemos en una perspectiva distinta", dijo Bisaga, que no participó en el nuevo estudio.

"Este problema es urgente", añadió Bisaga. "Lo trágico es que tenemos la medicación para tratar la adicción a los opiáceos. Pero las tasas de mortalidad siguen aumentando".

Se pueden usar varios medicamentos (la metadona, la buprenorfina o la naltrexona) para tratar la adicción a los opiáceos. Actúan sobre los mismos lugares del cerebro que los opiáceos, y ayudan a suprimir los síntomas de abstinencia y las ansias.

Los medicamentos son efectivos, dijo Bisaga, pero solo una "pequeña porción" de los médicos estadounidenses los recetan.

Probablemente la falta de capacitación sea un gran factor. Muchos médicos de atención primaria podrían sentir que carecen de experiencia para tratar la adicción a los opiáceos, o estar preocupados por la seguridad de los medicamentos que se usan para tratarla, sugirió Bisaga.

A algunos pacientes les va mejor si reciben una consejería conductual junto con la medicación, añadió.

Pero la consejería no es imprescindible, dijo Bisaga. Así que los médicos no deberían dejar de recetar la medicación porque no pueden ofrecer una terapia conductual.

Los proveedores de atención primaria tienen que implicarse en el tratamiento de la adicción a los opiáceos, según Bisaga. Hay solo unos 5,000 especialistas en adicciones en Estados Unidos.

En contraste con eso, más de 2 millones de estadounidenses abusaron de los opiáceos recetados o de la heroína en 2015, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU.

Los hallazgos actuales se basan en las estadísticas vitales del gobierno para el periodo comprendido entre 2000 y 2015. En la mayor parte de ese periodo, la esperanza de vida promedio de los estadounidenses aumentó, mientras que la cantidad de muertes por las causas principales, como la enfermedad cardiaca y el cáncer, se redujo.

Por otra parte, las muertes por Alzheimer, accidentes, suicidios y la enfermedad hepática crónica aumentaron. Y el año final del estudio, el promedio de la esperanza de vida de los estadounidenses empezó a caer de nuevo.

Y ese, dijo Dowell, es el primer descenso desde 1993, el punto álgido de la epidemia de SIDA.

"La esperanza de vida [en EE. UU.] es ahora más baja que en la mayoría de los países de ingresos altos", señaló Dowell.

Los opiáceos no son la única razón. Pero está claro que la prevención de esas muertes por sobredosis será una parte importante a la hora de revertir esa tendencia en la esperanza de vida, añadió.

"En primer lugar, tenemos que prevenir que haya más personas que se vuelvan adictas a los opiáceos", dijo Dowell. Unas prácticas más inteligentes de emisión de recetas son una parte "crítica" de eso, explicó.

Dichos cambios ya han empezado. Varias organizaciones médicas han publicado nuevas directrices sobre las recetas de analgésicos opiáceos, con la intención de limitar el uso inadecuado de los mismos.

Y la cantidad de muertes por opiáceos recetados se ha quedado estancada en los últimos años, según el NIDA.

El "gran problema" ahora es la heroína y los opiáceos sintéticos producidos de forma ilegal, dijo Bisaga. Los opiáceos sintéticos incluyen la droga fentanilo y los compuestos relacionados, y son extremamente potentes, señaló Bisaga.

Dado que las drogas callejeras son fáciles de conseguir y relativamente baratas, algunas personas adictas a los analgésicos recetados se pasan a ellas. El NIDA afirma que aproximadamente el 80 por ciento de los estadounidenses que abusan de la heroína empezaron con los opiáceos recetados.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 19 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Deborah Dowell, M.D., M.P.H., chief medical officer, division of unintentional injury prevention, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Adam Bisaga, M.D., professor, psychiatry, Columbia University Medical Center, and research scientist, New York State Psychiatric Institute, New York City; Sept. 19, 2017, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Abuso y adicción de opioides
Estadísticas de salud
Últimas noticias de salud