Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_168079.html

Un tratamiento común para el cáncer de próstata en etapa inicial podría conllevar un riesgo para el corazón

El régimen de supresión hormonal podría aumentar las probabilidades de insuficiencia cardiaca, pero también ofrece beneficios, según los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 26/11/2017)
Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: lunes, 28 de agosto, 2017

VIERNES, 25 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Dado que la testosterona puede ayudar a crecer a los tumores de la próstata, los hombres con cáncer de próstata a menudo reciben un tratamiento de supresión hormonal.

Pero una nueva investigación sugiere que administrar el tratamiento en las etapas iniciales del cáncer de próstata podría, a su vez, aumentar las probabilidades de que un hombre sufra otra enfermedad: la insuficiencia cardiaca.

El tratamiento en cuestión es conocido como terapia de privación de andrógenos.

La moraleja del nuevo estudio es que "los pacientes con un cáncer de próstata localizado deberían recibir un seguimiento para minimizar los efectos de la terapia de privación de andrógenos en la salud del sistema cardiovascular", dijo la autora del estudio, Reina Haque, investigadora del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente del Sur de California.

El consejo de Haque es que "los pacientes deberían pensar en realizar cambios en el estilo de vida [saludables para el corazón], y los médicos deberían monitorizar activamente la salud del paciente respecto a las señales tempranas de enfermedad cardiaca", dijo en un comunicado de prensa de Kaiser Permanente.

Una experta en el cáncer de próstata que revisó el estudio se mostró de acuerdo.

"Estos datos nuevos son importantes a la hora de decidir qué tratamiento se debe realizar, si es que se debe hacer alguno, para la enfermedad en etapa inicial", comentó la Dra. Elizabeth Kavaler, especialista en urología del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

El equipo de investigación de Haque anotó que, en los últimos años, ha habido una expansión del uso del tratamiento de privación de andrógenos para el cáncer de próstata. El tratamiento estaba restringido previamente a los tumores de próstata avanzados, pero ahora se está administrando a una cantidad cada vez mayor de hombres con un cáncer de próstata en etapa inicial que no se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Pero no se han investigado la seguridad y la efectividad de la terapia de privación de andrógenos para estos hombres, dijeron los autores del estudio.

En el nuevo estudio, Haque y sus colaboradores evaluaron los resultados de más de 7,600 hombres con un cáncer de próstata en etapa inicial. Los investigadores dieron seguimiento a los hombres durante hasta 12 años, desde el momento en que recibieron el diagnóstico entre 1998 y 2008. Tuvieron en cuenta ciertos factores de riesgo cardiaco, como el sobrepeso/la obesidad, el historial de tabaquismo, la diabetes, la hipertensión o si requerían medicamentos para el corazón.

Inicialmente, los hombres del estudio no estaban realizando ningún tipo de tratamiento, sino que estaban siendo observados de cerca por su médico para monitorizar la progresión de su enfermedad. Pero casi el 30 por ciento de los hombres acabaron recibiendo la terapia de privación de andrógenos, afirmaron los investigadores. Muchos de estos hombres eran menores de 60 años.

El estudio encontró que los hombres con un cáncer de próstata en etapa inicial que no tenían ya una enfermedad cardiaca, pero que recibieron tratamientos que reducen los niveles de hormonas, tenían un riesgo un 81 por ciento más alto de insuficiencia cardiaca.

Por otra parte, los que ya tenían una enfermedad cardiaca cuando recibieron el tratamiento antihormonal también tenían un riesgo más alto de sufrir problemas del ritmo cardiaco, incluyendo un riesgo un 44 por ciento más alto de un latido cardiaco irregular.

Estos hombres también tenían tres veces más probabilidades de desarrollar un "trastorno de la conducción", que se produce cuando se interrumpen los impulsos eléctricos del corazón.

Un urólogo con experiencia en el tratamiento del cáncer de próstata dijo que "hay dos cuestiones que debemos tener en cuenta para comprender este estudio adecuadamente".

El Dr. Nachum Katlowitz dirige el departamento de urología del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Dijo que, en primer lugar, es importante recordar que "todos los tratamientos conllevan un riesgo".

"Si la terapia de privación de andrógenos aumenta el riesgo de fallecer por una enfermedad cardiovascular, pero reduce el riesgo de morir por el cáncer de próstata, entonces la usamos", explicó. "Estamos atentos a los posibles efectos secundarios. Y en ocasiones, en algunos pacientes seleccionados, el riesgo es mayor que el beneficio, de modo que no [aconsejamos esta terapia]".

En segundo lugar, dijo Katlowitz, los hallazgos no son demasiado sorprendentes, dado que los médicos saben desde hace mucho que la supresión de la testosterona puede aumentar las probabilidades de un hombre de presentar los factores de riesgo comunes de la enfermedad cardiaca.

"En resumen, sí, la terapia de privación de andrógenos conlleva un riesgo" comentó, pero la opción de no dar un tratamiento a los hombres con un cáncer de próstata también. "Depende del médico, trabajando con el paciente, decidir si los beneficios superan a los riesgos y efectos secundarios", concluyó Katlowitz.

Haque, autora del estudio, se mostró de acuerdo.

"Los hallazgos permiten a los hombres con un cáncer de próstata localizado tener en cuenta los efectos positivos y negativos de la terapia de privación de andrógenos y hablar de ello con sus médicos", dijo. "Si siguen con el tratamiento, los pacientes deberían trabajar junto con sus médicos para ajustar su estilo de vida, a fin de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular".

El estudio aparece en la edición del 24 de agosto de la revista British Journal of Cancer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Elizabeth Kavaler, M.D., urology specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Nachum Katlowitz, M.D., director of urology and male infertility, Staten Island University Hospital, New York City; Kaiser Permanente, news release, Aug. 24, 2017

HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en
Cáncer de próstata
Fallo cardíaco
Hormonas
Últimas noticias de salud

Temas de salud relacionados